1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Alejandro Casona

Frases de Alejandro Casona

Frases de Alejandro Casona

Escritor español íntimamente relacionado con el mundo del drama y el teatro poético. Su obra esta emparentada con la de Rubén Darío y la de Federico García Lorca. Su principal pasión y influencia al escribir era la posibilidad de ver sus obras representadas en el teatro. Los tópicos de preferencia son el amor, el odio y la venganza.

Si eres feliz, escóndete. No se puede andar cargado de joyas por un barrio de mendigos. No se puede pasear una felicidad como la tuya por un mundo de desgraciados.
f t g
En el verdadero amor no manda nadie; obedecen los dos.
f t g
Yo sé que la muerte no resuelve nada, que todos los problemas hay que resolverlos de pie.
f t g
Llorar, sí; pero llorar de pie, trabajando; vale más sembrar una cosecha que llorar por lo que se perdió.
f t g
Un hombre vale por lo que construye.
f t g
No es más fuerte la razón porque se diga a gritos.
f t g
Ella no te necesita. Tiene tu recuerdo, que vale más que tú.
f t g
No basta con ser joven. Es preciso estar borracho de juventud. Con todas sus consecuencias.
f t g
No hay ninguna cosa seria que no pueda decirse con una sonrisa.
f t g
Hablar poco, pero mal, ya es mucho hablar.
f t g
Algunos hay que parecen zurdos de las dos manos.
f t g
El llanto es tan saludable como el sudor y más poético.
f t g
La belleza es la otra forma de la verdad.
f t g
Mejor aplicar el llanto siempre que sea posible, como la medicina antigua aplicaba la sangría.
f t g
Las novelas nunca las han escrito más que los que son incapaces de vivirlas.
f t g
Adiós, mi amor querido. Gracias por todo lo que me diste, y gracias por cada vez que vuelvas a pensar en mí
f t g
Más vale sembrar una cosecha nueva, que llorar la que se perdió
f t g
Juan.-Si eres feliz, escóndete. No se puede andar cargado de joyas por un barrio de mendigos. No se puede pasear una felicidad como la suya por un mundo de desgraciaos.
f t g
Un buen profesor debe parecerse lo más posible a un mal estudiante.
f t g
Javier.- No tengas miedo a la verdad: puede doler mucho, pero es un dolor sano.
f t g
Los peces son los únicos seres que al morir, suben.
f t g
Por ejemplo... A veces, estando conmigo a solas, con tus manos entre las mías... Como ahora... Hemos pasado horas enteras en silencio. Sin decirnos una sola palabra, pero sin sentir el vacío entre nosotros. Y a eso llamo yo cariño, ¿comprendes? A esa plenitud tranquila, que sólo siente uno... Entre los suyos.
f t g
No le pida nunca nada a la vida. Espere... y algún día la vida le dará una sorpresa maravillosa.
f t g
¡Ah, no, así no! Llorar es demasiado fácil. Eso ya lo he hecho yo mil veces y no sirve de nada. ¡No te pido lágrimas! ¡Lo que quiero son árboles!
f t g
Los niños juegan tantas veces con la muerte sin saberlo...
f t g
Perdón es una palabra que no es nada, pero que lleva dentro semillas de milagros
f t g
Jorge.- El matrimonio es el amor domesticado
f t g
Ferán.- Nunca me ha gustado lo que puede hacer todo el mundo.
f t g
Francisco.- Los periodistas sólo acuden donde hay desgracias.
f t g
Doctor Roda.- El llanto es tan saludable como el sudor y más poético.
f t g
Jorge.- A tres mujeres así, tan perfectas, ¿no es una especie de deber nuestro traicionarlas?
f t g
Máximo.- Todas las palabras de un Ferrán, de cien hombres como Ferrán, no valen el silencio de una mujer honrada.
f t g
Fernando.- Las novelas no las han escrito más que los que son incapaces de vivirlas.
f t g
Chole.- La vida no es solamente un derecho. Es, sobre todo un deber.
f t g
Máximo.- Yo creo firmemente que la monogamia es el estado perfecto del hombre civilizado.
f t g
Si perdieras un tesoro y te encontraras otro, no volverías a esconderlo en el mismo sitio.
f t g
Martín.- Tú podrías ser para mí todo lo que ella no fue y no puedo soportar esta casa donde todos la bendicen mientras yo tengo que maldecirla dos veces, por el amor que entonces no me dio y por el que ahora me esta quitando desde lejos.
f t g
Carolina.- El Danubio no es un río; es una melodía de agua.
f t g
No hablar nunca de una cosa no quiere decir que no se sienta.
f t g
Liancourt.- La curiosidad es el pecado original.
f t g
Los perros no piensan y distinguen enseguida a los malos de los buenos.
f t g
No hay nada que un hombre no sea capaz de hacer cuando una mujer le mira.
f t g
Nunca me ha gustado lo que puede hacer todo el mundo.
f t g
El matrimonio es el amor domesticado.
f t g
No tengas miedo a la verdad: puede doler mucho, pero es un dolor sano.
f t g
La vida no es solamente un derecho. Es, sobre todo un deber.
f t g
Los periodistas sólo acuden donde hay desgracias.
f t g

Otros autores