1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Alessandro Manzoni

Frases de Alessandro Manzoni

Frases de Alessandro Manzoni

Escritor, poeta italiano. Su obra más destacada es la novela "Los Novios", la misma sigue siendo actualmente referencia dentro de la literatura italiana. Emigro a otra región de su país en función de aprender un lenguaje más rico del italiano el cual no se hablaba en el norte, donde es oriundo.

Una de las alegrías de la amistad es saber en quien confiar.
f t g
Es menos malo agitarse en la duda que descansar en el error.
f t g
El hombre crece cuando se arrodilla.
f t g
Las injurias tienen una gran ventaja sobre los razonamientos: la de ser admitidas sin pruebas por una multitud de lectores.
f t g
No siempre lo posterior a un momento determinado significa progreso.
f t g
Manda el que puede y obedece el que quiere.
f t g
Uno de los mayores consuelos de ésta vida es la amistad, y uno de los mayores consuelos de la amistad es tener a quien confiar un secreto.
f t g
Si reina la desconfianza entre los hombres, una de las principales causas es la facilidad de criticar.
f t g
Una de las alegrías de la amistad es saber en quien confiar.
f t g
Es de absoluta necesidad decir al abogado toda la verdad franca y claramente, no ocultarle las cosas...Para que él las enrede y embrolle sin pérdida de momento.
f t g
Es menos malo agitarse en la duda que descansar en el error.
f t g
Yo siempre he visto que al que enseña los dientes todos le respetan, y dice bien el refrán que al que se hace miel las moscas se lo comen.
f t g
El pintor de retratos es como el escribano, obligados a copiar lo que otros escriben, sin ser capaces de corregir cuando se equivocan.
f t g
La modestia es una de las cualidades más estimables del hombre superior.
f t g
Dad con cara amiga, con aquel callar púdico que hace agradable el bien.
f t g
Haced el bien a cuantos más podáis, y os sucederá frecuentemente hallaros con caras que os infundan alegría.
f t g
El retorno del error a la ignorancia es un progreso.
f t g
El verdadero mal para el hombre no es el que sufre, es el que hace.
f t g
Los pueblos aprenden más de una derrota que los reyes de la victoria.
f t g
Manda el que puede y obedece el que quiere.
f t g
Se observa comúnmente que la modestia crece en proporción de la superioridad.
f t g
Las injurias tienen una gran ventaja sobre los razonamientos: la de ser admitidas sin pruebas por una multitud de lectores.
f t g
Toda una vida de méritos no basta para cubrir una violencia.
f t g
No existen deberes innobles.
f t g
Dad con cara amiga, con aquel callar púdico que hace agradable el don
f t g
El verdadero mal para el hombre no es el que sufre, sino el que hace
f t g
Ciertamente se hallarán pocas cosas que contribuyan a corromper a un pueblo tanto como la costumbre de odiar.
f t g
No siempre lo posterior a un momento determinado significa progreso.
f t g
Para declarar como virtuoso a un sentimiento, a un acto cualquiera, no basta reconocer en él alguna señal de sacrificio, de austeridad o de bondad; es preciso mirar ante todo si, por ventura, no es opuesto a los deberes de la justicia y de la caridad universal.
f t g
El hombre crece cuando se arrodilla.
f t g
Haced el bien a cuantos podáis, y a menudo hallaréis rostros que os infundirán alegría.
f t g
Todas las cosas contrarias a una ley reconocida, y que, no obstante, se toleran como excepciones a esta regla, son ilícitas. Con el sistema de las excepciones, ocasionado por el cálculo de la utilidad, se destruye toda idea moral.
f t g
Una de las alegrías de la amistad es saber en quien confiar un secreto.
f t g
La más interesante y útil observación que puede hacerse acerca de los errores, y principalmente de los errores comunes a muchos, es el estudio del camino que aquéllos han seguido, las apariencias y los modos por los que aquéllos han podido penetrar en las inteligencias y dominarlas.
f t g
El delito es un amo rígido e inflexible contra quien no se puede ser lo bastante fuerte, a menos que uno se rebele rotundamente.
f t g
El ingenio imprime una forma duradera aún a aquellas cosas que no tendrían por sí mismas razón de permanecer.
f t g
No hay valor alguno si no pueden dar.
f t g
Las palabras producen un efecto en la boca, y otro en las orejas.
f t g
No siempre lo que viene después es un avance.
f t g
El verdadero mal de los seres humanos no es lo que sufren, sino lo que hacen.
f t g

Otros autores