1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Buda

Frases de Buda

Frases de Buda

Hablamos de un sabio, él cual bajo sus enseñanzas se inicio el Budismo. Nació en la antigua república, ya inexistente de Sakia. Sus enseñanzas fueron resumidas después de su muerte y memorizadas por los seguidores de su filosofía.

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.
f t g
El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional.
f t g
El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor.
f t g
Como flores hermosas, con color, pero sin aroma, son las dulces palabras para el que no obra de acuerdo con ellas.
f t g
Ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos.
f t g
Avanzando estos tres pasos, llegarás más cerca de los dioses: Primero: Habla con verdad. Segundo: No te dejes dominar por la cólera. Tercero: Da, aunque no tengas más que muy poco que dar.
f t g
Ni siquiera un dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí mismo.
f t g
Para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo.
f t g
No hay incendio como la pasión: no hay ningún mal como el odio.
f t g
El insensato que reconoce su insensatez es un sabio. Pero un insensato que se cree sabio es, en verdad, un insensato.
f t g
La reflexión es el camino hacia la inmortalidad (nirvana); la falta de reflexión, el camino hacia la muerte.
f t g
Larga es la noche para el que yace despierto; larga es la milla para el que va cansado; larga es la vida para el necio que no conoce la verdadera ley..
f t g
Pocos son entre los hombres los que llegan a la otra orilla; la mayor parte corre de arriba a abajo en estas playas.
f t g
El hombre que hace el mal sufre en este mundo y sufre en el otro. Sufre y se lamenta al ver todo el daño que ha hecho. Sin embargo, el hombre que hace el bien es feliz en este mundo y también lo es en el otro. En ambos mundos se regocija, viendo todo el bien que ha hecho
f t g
No creáis nada por el simple hecho de que muchos lo crean o finjan que lo creen; creedlo después de someterlo al dictamen de la razón y a la voz de la conciencia.
f t g
Tu peor enemigo no te puede dañar tanto como tus propios pensamientos. Ni tu padre, ni tu madre, ni tu amigo más querido, te pueden ayudar tanto como tu propia mente disciplinada
f t g
No busques la amistad, de quienes tienen el alma impura; no busques la compañía de hombres de alma perversa. Asóciate con quienes tienen el alma hermosa y buena.
f t g
El mundo está lleno de sufrimiento. La raíz del sufrimiento es el apego a las cosas. La felicidad consiste precisamente en dejar caer el apego a todo cuanto nos rodea.
f t g
Hay tres cosa que no pasan mucho tiempo ocultas: El sol, la luna y la verdad.
f t g
No te detengas en el pasado, no sueñes con el futuro, concentra la mente en el presente.
f t g
El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.
f t g
El secreto de la salud para la mente y el cuerpo no es lamentarse por el pasado, ni preocuparse acerca del futuro, sino vivir el momento presente sabia y provechosamente.
f t g
Si tiene solución, ¿por qué lloras? Si no tiene solución, ¿por qué lloras?
f t g
Uno mismo hace el mal, uno mismo lo sufre; uno mismo se aparta del mal, uno mismo se purifica. Pureza e impureza son cosas de uno mismo, nadie puede purificar a otro.
f t g
La lengua es como un cuchillo afilado, mata sin extraer sangre.
f t g
Es fácil ver las faltas de los demás, pero ¡qué difícil es ver las nuestras propias! Exhibimos las faltas de los demás como el viento esparce la paja, mientras ocultamos las nuestras como el jugador tramposo esconde sus dados
f t g
El ser mismo de uno mismo es lo más difícil de vencer. Uno mismo es el amo de uno mismo
f t g
El silencio tiene su lenguaje: sabe hacerse entender.
f t g
No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita.
f t g
Ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos.
f t g
La mayoría de los seres humanos, son como hojas que caen de los árboles, que vuelan y revolotean por el aire, vacilan y por último se precipitan en el suelo. Otros, por el contrario, casi son como estrellas; siguen su camino fijo, ningún viento los alcanza, pues llevan en su interior su ley y su meta
f t g
La paz viene de dentro, no la busques fuera.
f t g
Ni tus peores enemigos te pueden hacer tanto daño como tus propios pensamientos.
f t g
No el que vence a miles de enemigos en la batalla, si no el que se vence a sí mismo, es el máximo vencedor.
f t g
Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora
f t g
Cuida el exterior tanto como el interior; porque todo es uno.
f t g
Estamos en este mundo para convivir en armonía. Quienes lo saben no luchan entre sí.
f t g
No trates de cambiar tu deber por el de otro, ni descuides tu trabajo por hacer el de otro. No importa lo noble que éste pueda ser. Estás aquí para descubrir tu propio camino y entregarte a él en cuerpo y alma
f t g
Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.
f t g
Tu trabajo consiste en descubrir cuál es tu trabajo y, entonces, entregarte a él de corazón.
f t g
Hay quienes lamentan su necedad, éste ya no es necio; más necio es aquel que sin conocerse a sí mismo, dice ser inteligente.
f t g
Lo que hoy somos descansa en lo que ayer pensamos, y nuestros actuales pensamientos forjan nuestra vida futura.
f t g
No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo.
f t g
El resentimiento no se calma con el resentimiento, solo con amor paciente deja de existir, ésta es una verdad constante.
f t g
Así como la lluvia penetra en una casa mal techada, la avidez penetra en una mente no desarrollada.
f t g
La máxima victoria es la que se gana sobre uno mismo.
f t g
Para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo.
f t g
... Una mente controlada conduce a la felicidad.
f t g
Hay dos cosas, oh discípulo, que conviene evitar: Una vida de placeres; eso es bajo y vano. Una vida de mortificaciones; eso es inútil y vano.
f t g
Como el viajero que al volver de un largo viaje, es recibido por su familia y amigos, del mismo modo las buenas obras hechas en esta vida, nos recibirán en la otra, con la alegría de dos amigos que se vuelven a encontrar
f t g
Avanzando estos tres pasos, llegarás más cerca de los dioses: Primero: Habla con verdad. Segundo: No te dejes dominar por la cólera. Tercero: Da, aunque no tengas más que muy poco que dar.
f t g
¿Para qué hacer cosas de las que luego tendrás que arrepentirte? No es necesario vivir con tantas lágrimas. Haz sólo lo que esté bien, aquello de lo que no tengas que arrepentirte, aquello cuyos dulces frutos recogerás con alegría
f t g
No ocupéis la mente con necedades y no malgastéis el tiempo en cosas vanas.
f t g
Los buenos pensamientos producirán buenos actos.
f t g
El perfume de las flores no va contra el viento. Ni el del sándalo ni el de la rosa o el jazmín. Sin embargo, el perfume del hombre virtuoso se extiende por todas partes y en todas direcciones
f t g
La mente Universal es como un gran océano, con su superficie ondulada y alterada por las olas pero en su profundidad permanece inamovible
f t g
La vida es un viaje, la muerte es un retorno a la tierra
f t g
La meta principal es la autorrealización intima del Ser, no debe descuidarse por las metas secundarias, y el mejor servicio que puede hacerse a los demás es la liberación de uno mismo
f t g
Ni siquiera un Dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí mismo.
f t g
Somos lo que pensamos. Todo el mundo surge de nuestros pensamientos. Con nuestros pensamientos hacemos el mundo.
f t g
Nunca he conocido a nadie tan ignorante del que no pudiera aprender algo.
f t g
Más vale usar pantunflas que alfombrar al mundo.
f t g
El odio no se acaba por el hecho de odiar en alguna ocasión. Se acaba por medio del amor. Esta es una ley inalterable.
f t g
Duda de todo. Encuentra tu propia luz.
f t g
El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor.
f t g
Todos los caminos de bondad conducen a la iluminación y al despertar
f t g
Larga es la noche para el que yace despierto; larga es la milla para el que va cansado; larga es la vida para el necio que no conoce la verdadera ley..
f t g
Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo.
f t g
Sabios son aquellos que dominan el cuerpo, la palabra y la mente. Ellos son los verdaderos Maestros.
f t g
El odio nunca es vencido por el odio, sino por el amor
f t g
La verdad en si misma solo puede ser alcanzada dentro de uno mediante la más profunda meditación y conciencia.
f t g
El mundo exterior es únicamente una manifestación de la mente en si misma. la mente lo capta como un mundo exterior simplemente por su costumbre de seleccionar y de razonar falsamente. El discípulo debe hacerse el habito de observar la verdadera esencia de las cosas
f t g
El hombre que tiene miedo, busca refugio en los montes, en los bosques sagrados o en los templos. Sin embargo tales refugios no sirven, pues allí donde vaya, sus pasiones y sus sufrimientos lo acompañarán
f t g
El insensato que reconoce su insensatez es un sabio. Pero un insensato que se cree sabio es, en verdad, un insensato.
f t g
Nuestras buenas y nuestras malas acciones nos siguen como una sombra.
f t g
Avanzando estos tres pasos, llegarás más cerca de los Daimones: Primero: Habla con verdad. Segundo: No te dejes dominar por la cólera. Tercero: Da, aunque no tengas más que muy poco que dar.
f t g
Nadie puede corromper ni purificar a otro, somos nosotros mismos responsables de nuestra propia purificación
f t g
Lo que piensas, es en lo que te conviertes, la mente lo es todo
f t g
Mientras un mal acto cometido no da su fruto, durante ese tiempo el necio lo cree tan dulce como la miel, pero cuando el mal acto madura, el necio se enfrenta al dolor.
f t g
Es la propia mente del hombre, no su enemigo o adversario lo que le atrae a los malos caminos.
f t g
Alabanza y culpa, ganancia y pérdida, placer y penas vienen y van igual que el viento. Para ser feliz, permanece como un árbol gigante en medio de todo eso.
f t g
Como flores hermosas, con color, pero sin aroma, son las dulces palabras para el que no obra de acuerdo con ellas.
f t g
Apresuraos en hacer el bien; refrenad vuestra mente hacia el mal, ya que quien quiera que es lento en hacer el bien, se recrea en el mal
f t g
Para vivir una vida desprendida, no debemos considerar nada como de nuestra propiedad.
f t g
No hay incendio como la pasión; no hay ningún mal como el odio.
f t g
La salud es la más alta posesión...
f t g
Pocos son entre los hombres los que llegan a la otra orilla; la mayor parte corre de arriba a abajo en estas playas.
f t g
Es mejor vivir solo; no hay amistad con un necio. Que uno viva solo, evitando todo mal, estando libre de preocupaciones, como un elefante paseándose solo por el bosque.
f t g
Del deseo surge el dolor; del deseo surge el miedo. Para aquel que está libre de deseo ni hay dolor ni mucho menos miedo.
f t g
Del mismo modo que se custodia un pueblo fronterizo, guárdate a ti mismo, por dentro y por fuera. No dejes de vigilar ni un momento, si no quieres que la oscuridad te venza
f t g
Si pudiéramos ver el milagro de una sola flor claramente, nuestra vida entera cambiaría.
f t g
Sé puro, sé noble; surge.
f t g
Por encima de todo está la bondad afectuosa. Así como la luz de la luna ilumina sesenta veces más que la de las estrellas, la bondad afectuosa libera al corazón de una forma sesenta veces más efectiva que todos los demás logros religiosos juntos.
f t g
Un hombre ausente por largo tiempo y que vuelve estando a salvo, recibe la mejor bienvenida de sus parientes y amigos.
f t g
El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional.
f t g
Todos los estados encuentran su origen en la mente. La mente es su fundamento y son creaciones de la mente. Si uno habla o actúa con un pensamiento impuro, entonces el sufrimiento le sigue de la misma manera que la rueda sigue la pezuña del buey
f t g
La reflexión es el camino hacia la inmortalidad (nirvana) ; la falta de reflexión, el camino hacia la muerte.
f t g
¿Eres un ángel? No - respondió -¿Acaso un santo? No - respondió -¿Entonces qué eres? Respondió el Buda - Estoy despierto -
f t g
Al igual que la leche fresca no se vuelve agria de golpe, tampoco los frutos de las malas acciones llegan de repente. Su malicia permanece escondida, como el fuego entre las brasas
f t g
Lo que somos hoy se funda en nuestros pensamientos de ayer, y nuestros pensamientos de hoy construyen la existencia de mañana. La vida es una creación de la mente.
f t g
El que hace acequias controla el agua, el que fabrica flechas las hace derechas, el carpintero domina la madera y el sabio domina su mente
f t g
Es deseable tener amigos cuando surge una necesidad; feliz aquel que está contento con cualquier cosa que haya; el mérito obtenido es agradable (consolador) cuando el fin de la vida se avecina; feliz es el abandono de todos los sufrimientos.
f t g
Tu deber es descubrir tu mundo y después entrégate con todo tu corazón
f t g
Más que mil palabras inútiles, vale una sola que otorgue paz.
f t g
Por pequeño que sea un deseo, te mantiene atado, como el ternero a la vaca
f t g
Puede un mortal hacer mucho bien en esta vida.
f t g
Como la lluvia penetra en una casa con mal tejado, así el deseo penetra en el corazón mal entrenado
f t g
Nuestras buenas y nuestras malas acciones nos siguen casi como una sombra.
f t g
Todas las cosas aparecen y desaparecen por la concurrencia de causas y condiciones. Nada existe completamente solo; todo está en relación con todo lo demás.
f t g
Apresuraos en hacer el bien; refrenad vuestra mente hacia el mal, ya que quienquiera que es lento en hacer el bien, se recrea en el mal.
f t g
La vigilancia y la lucidez son los senderos de la inmortalidad. Los que vigilan no mueren. La negligencia es el sendero de la muerte. Los negligentes son como si ya estuvieran muertos.
f t g
La verdad trae paz a la mente anhelante; conquista el error; apaga las llamas de los deseos.
f t g
Dando nuestra comida, nos hacemos más fuertes, ofreciendo a los demás nuestros vestidos, nos hacemos más bellos, prestando desinteresadamente las moradas de la pureza y la verdad, conseguimos grandes tesoros.
f t g
La falsa imaginación te enseña que cosas tales como la luz y la sombra, el largo y el alto, lo blanco y lo negro son diferentes y tienen que ser discriminadas; pero ellas no son independientes una de la otra; ellas son aspectos diferentes de la misma cosa, ellos son conceptos de relación, no la realidad
f t g
Si algo tiene que hacerse ve a por ello enérgicamente.
f t g
La paz es el resultado de muchas actitudes, todas estas fundamentadas precisamente en la caridad, no entendida como limosna, sino como amor.
f t g
¡Despertaos! Nunca seáis negligentes. Seguid la ley de la virtud. El que practica la virtud vive felizmente en este mundo y en el próximo
f t g
Si cada día coges un puñado de arena, formarás una montaña.
f t g
Todos los estados encuentran su origen en la mente. La mente es su fundamento y son creaciones de la mente.
f t g
El verdadero buscador no se identifica ni con el nombre ni con la forma, no se lamenta por lo que no tiene ni por lo que pudo haber sido.
f t g
Feliz es la virtud milenaria
f t g
Todos los conceptos tales como causalidad, secuencia, átomos y elementos primarios, son todos creaciones de la imaginacióny manifestaciones de la mente
f t g
En verdad que vivimos felices si no odiamos a aquellos que nos odian, si entre hombres que nos odian habitamos libres de rencor
f t g
Trabaja tu salvación con diligencia
f t g
Si hay solamente espacio, sin soles o planetas en él, entonces el espacio pierde su esencia.
f t g
Que no haya de morir el que vive sabiamente.
f t g
Disfruta vigilando, cuida tu propia mente, sácate a ti mismo del camino de la miseria, como se hace con el elefante que se ha metido en el barro
f t g
Satisfaced las necesidades de la vida como la mariposa que liba la flor, sin destruir su fragancia ni su textura.
f t g
La victoria engendra enemistad. Los vencidos viven en la infelicidad.
f t g

Otros autores