1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Cesare Pavese

Frases de Cesare Pavese

Frases de Cesare Pavese

Escritor italiano destacado del siglo XX. Como primer acercamiento tuvo la labor de traducir a su idioma a grandes novelistas norteamericanos, alguna vez reconoció haber encontrado allí una formula para la redacción de novelas. Entre sus propias obras originales se destacan "La casa in collina", "Feria d'agosto", "El bello verano".

Cuando somos jóvenes lamentamos no tener una mujer, cuando nos hacemos viejos lamentamos no tener a la mujer.
f t g
Es verdad que sufriendo se puede aprender muchas cosas. Lo malo es que al haber sufrido hemos perdido fuerzas para servirnos de ellas.
f t g
Si es cierto que nos acostumbramos al dolor, ¿cómo es que con el paso de los años sufrimos cada vez más?
f t g
El futuro vendrá de un largo dolor y un largo silencio.
f t g
La sorpresa es el móvil de cada descubrimiento.
f t g
Hay algo más triste que envejecer, y es seguir siendo niño.
f t g
Es hermoso escribir porque reúne las dos alegrías: hablar uno solo y hablarle a la multitud.
f t g
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
f t g
Escribir poesía es como hacer el amor: nunca se sabrá si la propia alegría es compartida.
f t g
La única alegría en el mundo es comenzar. Es hermoso vivir porque vivir es comenzar, siempre, a cada instante. Cuando falta esa sensación uno quisiera morir.
f t g
Pero la grande, la tremenda verdad es ésta: sufrir no sirve de nada.
f t g
Uno no se mata por el amor de una mujer. Uno se mata porque un amor, cualquier amor, nos revela nuestra desnudez, nuestra miseria, nuestro desamparo, la nada.
f t g
Todos los pecados tienen su origen en el complejo de inferioridad, que otras veces se llama ambición.
f t g
No hay venganza más bella que aquella que infringen los otros a tu enemigo. Tiene hasta la virtud de dejarte la parte del generoso
f t g
Serás amado el día en que podrás mostrar tu debilidad sin que el otro se sirva de esto para afirmar su fuerza.
f t g
No se recuerdan los días, se recuerdan los momentos.
f t g
Si el sexo no fuese la cosa más importante de la vida, el Génesis no empezaría por ahí
f t g
Los problemas que agitan a una generación se extinguen para la generación sucesiva no porque hayan sido resueltos sino porque el interés general los deroga.
f t g
Pero lo grande, la tremenda verdad es ésta: sufrir no sirve de nada
f t g
Los hombres que tienen una tormentosa vida interior y que no buscan desahogo en sus palabras o en sus escritos, son simplemente hombres que no tienen una tormentosa vida interior.
f t g
Sabemos utilizar la estrategia amorosa sólo cuando no estamos enamorados.
f t g
No hay cosa más amarga que la aurora de un día en el que nada ocurrirá
f t g
Los suicidas son homicidas tímidos.
f t g
La lección es siempre una sola: lanzarse de cabeza y saber aguantar el castigo. Es mejor sufrir por haberse atrevido a obrar en serio, que no haberse atrevido
f t g
La he creado del fondo de todas las cosas que me son más queridas, y no llego a entenderla.
f t g
Ninguna mujer contrae matrimonio por interés: todas tienen la astucia, antes de casarse con un millonario, de enamorarse de él
f t g
¿Te asombras de que otros pasen junto a ti y no sepan, cuando tú pasas junto a tantos y no sabes, no te interesa, cuál es su pena, su cáncer secreto?
f t g
Busca en el hombre pobre las virtudes del rico (exquisitez, sentimientos delicados, sociabilidad, etc.) y en el rico las virtudes del pobre (seriedad, pragmatismo sencillo, bondad laboriosa, etc.).
f t g
No se desea poseer a una mujer, se desea poseerla nosotros solos.
f t g
Amor es deseo de conocimiento.
f t g
¡La fuerza de la indiferencia! es la que permitió a las piedras perdurar inmutables durante millones de años
f t g
No recordamos días, recordamos momentos.
f t g
Las cosas se descubren a través de los recuerdos que de ellas se tienen. Recordar una cosa significa verla por primera vez
f t g
El arte de vivir es el arte de aprender a creer en las mentiras.
f t g
El amor es la religión a mejor precio.
f t g
Es pecado lo que inflige remordimiento.
f t g
El amor tiene la virtud de desnudar no a los dos amantes uno frente al otro, sino a cada uno delante de sí.
f t g
He aquí la prueba de que todo en ti es orgullo. Ahora que has reconquistado el permiso de telefonearle y escribirle, no sólo no lo haces, sino que siquiera sientes la necesidad ardiente de hacerlo.
f t g
Con amor o con odio, pero siempre con violencia.
f t g
No recordamos los días: recordamos los instantes
f t g
Hay una cosa más triste que fallar en los propios ideales: haberlos realizado
f t g
¿Qué es la vida eterna sino aceptar el instante que viene y el instante que se va?
f t g
En la inquietud y en el esfuerzo de escribir, lo que sostiene es la certeza de que en la página queda algo de no dicho.
f t g
¡A quien no se salva por sí sólo, nadie lo puede salvar!
f t g
Oh, amada esperanza, aquel día sabremos, también, que eres la vida y eres la nada
f t g
En general está por norma dispuesto a sacrificarse quien de otro modo no sabe darle un sentido a su vida
f t g
La ofensa más atroz que se puede inferir al hombre es negarle que sufra
f t g
Es fácil ser buenos cuando no estamos enamorados
f t g
Tienen sentido del humor quienes tienen sentido práctico
f t g
Todo poeta se ha angustiado, se ha asombrado y ha gozado
f t g
El dolor es una cosa bestial y feroz, trivial y gratuita, natural como el aire
f t g
Hasta sacrificarse o renunciar es un problema de astucia.
f t g
Nadie nos dijo que veniamos a gozar de esta vida.
f t g
Veamos si incluso de esto se puede sacar una lección de técnica.
f t g
Todo lujo hay que pagárselo. Todo es lujo; empezando por estar en el mundo.
f t g
Todos los afectos más sagrados no son más que una perezosa costumbre.
f t g
Las generaciones no envejecen. Todo joven de cualquier época y civilización tiene las mismas posibilidades de siempre.
f t g
Niños o Adultos nacemos, no nos hacemos. Y ahora consuélate.
f t g
Quien tiene una pasión dominante, odia en función de ella al género humano, porque todos le parecen, con relación a su pasión, rivales o, al menos, resistencias.
f t g
Su franco era el mío. Su voz era como abrazarla.
f t g
A un padre siempre hay que ayudarlo. Hace falta enseñarle que la vida es difícil. Si después, como es justo, llegas donde él quería, debes convencerlo de que estaba equivocado y que lo hiciste por su bien.
f t g
Es preciso observar bien esto: en nuestros tiempos el suicidio es un modo de desaparecer, se comete tímidamente, silenciosamente, chatamente. No es ya un hacer, es un padecer.
f t g
La dificultad de cometer suicidio está en esto: es un acto de ambición que se puede cometer sólo cuando se haya superado toda ambición.
f t g

Otros autores