1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Dale Carnegie

Frases de Dale Carnegie

Frases de Dale Carnegie

Empresario, escritor estadounidense. Destacado por su bibliografía referida al genero de la auto-ayuda. Un verdadero líder en ventas que uso su entusiasmo no solo para difundir su obra sino que también se lo considera un propulsor de las ideas de progreso y la búsqueda de un estado de animo saludable.

Acepta los riesgos, toda la vida no es sino una oportunidad. El hombre que llega más lejos es, generalmente, el que quiere y se atreve a serlo.
f t g
Hoy es el mañana por el que te preocupabas ayer.
f t g
Encuéntrate y sé tú mismo; recuerda que no hay nadie como tú.
f t g
La persona que no se interesa por sus semejantes es la que tiene mayores dificultades en la vida y causa las mayores heridas en los demás. De esos individuos surgen todos los fracasos humanos.
f t g
En lugar de censurar a la gente, tratemos de comprenderla. Tratemos de imaginarnos por qué hacen lo que hacen. Eso es mucho más provechoso y más interesante que la crítica; y de ello surge la simpatía, la tolerancia y la bondad.
f t g
Si hay un secreto del éxito, reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista así como del propio.
f t g
Habla de tus propios errores antes de criticar los de los demás.
f t g
Todo el mundo busca la felicidad, y hay un medio seguro para encontrarla. Consiste en controlar nuestros pensamientos. La felicidad no depende de condiciones externas, depende de condiciones internas
f t g
Cuando algo nos desagrada es mucho más fácil criticar y censurar que tratar de comprender el punto de vista del prójimo. Con frecuencia es más fácil encontrar defectos que pronunciar elogios. Es más fácil hablar acerca de lo que uno quiere que de lo que quieren los demás. Y todo es así.
f t g
Recuerde que la persona con quien habla usted está cien veces más interesada en sí misma y en sus necesidades y sus problemas que en usted y sus problemas.
f t g
Recordemos que las críticas injustas son frecuentemente elojios disfrazados. Recordemos que nadie patea a un perro muerto
f t g
Demuestra respeto por las opiniones ajenas, jamas digas a alguien que esta equivocado.
f t g
No critiques, no condenes ni te quejes.
f t g
Si la vida te da un limón, haz limonada.
f t g
La gente rara vez tiene éxito, a menos que se divierta con lo que hace.
f t g
Piensa en lo peor que te podría suceder y después da gracias a Dios por lo bien que estás.
f t g
Hay un cierto grado de satisfacción en tener el valor de admitir los errores propios. No sólo limpia el aire de culpa y actitud defensiva, sino que a menudo ayuda a resolver el problema creado por el error.
f t g
Demuestre respeto por las opiniones ajenas. Jamás diga a una persona que está equivocada.
f t g
Cree en tu propio éxito, y lo tendrás.
f t g
Hoy es el mañana por el que te preocupabas ayer.
f t g
Acepta los riesgos, toda la vida no es sino una oportunidad. El hombre que llega más lejos es, generalmente, el que quiere y se atreve a serlo.
f t g
El único medio de salir ganando de una discusión es evitarla.
f t g
A nadie agrada sentir que se le quiere obligar a que compre o haga una cosa determinada. Todos preferimos creer que compramos lo que se nos antoja y aplicamos nuestras ideas. Nos gusta que se nos consulte acerca de nuestros deseos, nuestras necesidades, nuestras ideas.
f t g
En vez de preocuparse por su forma de expresión, ocúpese de las causas que la producen.
f t g
La manera de dar vale más que lo que se da.
f t g
La crítica es inútil porque pone a la otra persona en la defensiva, y por lo común hace que trate de justificarse
f t g
El genio no es planta que brota únicamente en los centros académicos; es flor salvaje que nace en el bosque por sí sola, sin requerir ayuda ajena
f t g
Aún cuando tengamos razón y la otra persona esté claramente equivocada, sólo haremos daño si le hacemos perder prestigio.
f t g
Permite que la otra persona sienta que la idea es de ella.
f t g
Dar y dar más es la única manera de tener y tener más
f t g
Encuéntrate y sé tú mismo; recuerda que no hay nadie como tú.
f t g
Elogie el más pequeño progreso y cada progreso. Se caluroso en tu aprobación y generoso en tus elogios.
f t g
No calientes tanto el horno de odio que te quemes tú mismo
f t g
Las acciones dicen más que las palabras, y una sonrisa expresa: Me gusta usted. Me causa felicidad. Me alegro tanto de verlo
f t g
Recuerda que para cualquier persona, su nombre es el sonido más dulce e importante en cualquier idioma.
f t g
Si te equivocas, admítelo rápida y rotundamente.
f t g
Hay que despertar en el prójimo un franco deseo. Quien puede hacer que esto lo tenga el mundo entero consigo. Quien no puede hacerlo, marcha solo por el camino.
f t g
Llama la atención sobre los errores de los demás de forma indirecta.
f t g
Se pueden ganar más amigos en dos meses si se interesa uno en los demás, que los que se ganarían en dos años si se hace que los demás se interesen por uno.
f t g
Tratar con la gente es, probablemente, el mayor problema que se afronta, especialmente si se es un hombre de negocios.
f t g
Aquél que se ama a sí mismo, no tiene rival alguno
f t g
La única forma de salir ganando en una discusión es evitándola.
f t g
Demuestra aprecio honrado y sincero.
f t g
Alienta a la otra persona. Haz que los errores parezcan fáciles de corregir.
f t g
Si discute usted, y pelea y contradice, puede lograr a veces un triunfo; pero será un triunfo vacío, porque jamás obtendrá la buena voluntad del contrincante.
f t g
La facultad de escoger los puntos esenciales de los problemas es la diferencia que existe entre los espíritus cultivados y los no cultivados.
f t g
Cuando tenemos una idea brillante, en lugar de hacer que el prójimo piense que es nuestra, ¿por qué no dejarle que prepare esta idea por sí mismo? Entonces considerará que la idea es suya, le gustará y será el primero en defenderla.
f t g
Concede a a alguien lo que te pide y lo tendrás en la palma de tu mano
f t g
El interés, lo mismo que todo lo demás en las relaciones humanas, debe ser sincero. Debe dar dividendos no sólo a la persona que muestra el interés, sino también a la que recibe la atención. Es una vía de dos manos: las dos partes se benefician.
f t g
Mostrar un interés genuino en los demás no sólo le reportará amigos, sino que también puede crear lealtad a la compañía por parte de los clientes.
f t g
Vive en compartimentos estancos.
f t g
Despierta en los demás un deseo vehemente.
f t g
Interesate sinceramente por los demás.
f t g
Empiece en forma amigable.
f t g
Se buen oyente, anima a los demás a hablar de sí mismos.
f t g
Haz que la otra persona se sienta importante, y hazlo sinceramente.
f t g
Habla pensando en lo que interesa a los demás.
f t g
Consigue que la otra persona diga si, si inmediatamente.
f t g
Trata honradamente de ver las cosas desde el punto de vista de la otra persona.
f t g
Permite que sea la otra persona quien hable más.
f t g
Apela a los motivos más nobles.
f t g
Muestra simpatía por las ideas y deseos de la otra persona.
f t g
Dramatiza tus ideas.
f t g
Empieza con elogio y aprecio sincero.
f t g
Ponte a ti mismo en tu discurso
f t g
Haz preguntas en lugar de dar ordenes.
f t g
Dale a la otra persona una buena reputación a la que hacer honor.
f t g
Procura que la otra persona se sienta satisfecha de hacer lo que le sugieres.
f t g
Permite que la otra persona salve su propio prestigio.
f t g
El nombre de una persona es para ella el sonido más dulce e importante que pueda escuchar.
f t g
Mañana querrá usted persuadir a alguien de que haga algo. Antes de hablar, haga una pausa y pregúntese: ¿Cómo puedo lograr que quiera hacerlo?
f t g
La diplomacia es el arte de conseguir que los demás hagan con gusto lo que uno desea que hagan.
f t g

Otros autores