1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Esopo

Frases de Esopo

Frases de Esopo

Famoso fabulista de la Grecia de la antigüedad. La principal recopilación de sus obras es Augustana, realizada siglos después de su desaparición física y basada en una recopilación anterior que se data como perdida. Su vida permanece oculta tras una serie de historia legendarias acerca de su figura que jamás han podido ser comprobadas.

Nuestro carácter nos hace meternos en problemas, pero es nuestro orgullo el que nos mantiene en ellos.
f t g
Las palabras que no van seguidas de hechos, no valen nada.
f t g
El consejo dado a un necio es como perlas arrojadas al muladar.
f t g
La insignificancia es siempre una garantía de seguridad.
f t g
La unión hace la fuerza y la discordia debilita.
f t g
Una vez llegada la desgracia, de nada sirve quejarse.
f t g
Mejor es morir de una vez que estar siempre temiendo por la vida.
f t g
Cuando se necesitan brazos, el socorro en las palabras no sirve de nada.
f t g
La rueda más estropeada del carro es la que hace más ruido.
f t g
No debemos confiarnos en aquellos que presumen de generosos con el bien ajeno.
f t g
Unidos, nos mantendremos en pie; divididos, nos caeremos.
f t g
Complace a todos y no complacerás a nadie.
f t g
Confórmate con tu suerte, es el secreto de la felicidad.
f t g
Las apariencias, a menudo, engañan.
f t g
No solo las plumas bonitas hacen bello a un pájaro.
f t g
La discordia que divide a los amigos es la mejor arma para los enemigos.
f t g
Solo los cobardes insultan al Rey muerto
f t g
Los Estados que abandonan fácilmente a sus jefes no se dan cuenta que en seguida acaban sometidos por sus enemigos.
f t g
Es fácil ser valiente desde una distancia segura.
f t g
Los verdaderos amigos se encuentran en las desgracias.
f t g
Cualquier excusa sirve a un tirano.
f t g
Compensa estar preparado contra el peligro
f t g
La injuria que hacemos y la que recibimos no se pesan en la misma balanza.
f t g
Los dioses ayudan a los que se ayudan a sí mismos.
f t g
El chico grito: ¡El lobo!, ¡el lobo! y los del pueblo subieron a ayudarle...
f t g
La insignificancia es siempre una garantía de seguridad.
f t g
La rueda más estropeada del carro es la que hace más ruido.
f t g
Cuando se necesitan brazos, el socorro en las palabras no sirve de nada.
f t g
Los malvados suponen que ya os hacen bien con no haceros nada malo
f t g
Confórmate con tu suerte, es el secreto de la dicha.
f t g
La tortuga dice que su propio caparazón es el hogar ideal
f t g
La unión hace la fuerza.
f t g
Ningún acto de amabilidad, no importa si es pequeño, será desperdiciado
f t g
Una vez llegada la desgracia, de nada sirve quejarse.
f t g
Mejor morir de una vez que vivir siempre temiendo por la vida.
f t g
Las uvas están verdes.
f t g
La injuria que hacemos y la que sufrimos no son pesadas en la misma balanza.
f t g
A menudo, lo que nos niega el arte nos lo da gratuitamente el azar.
f t g

Otros autores