1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Ezra Pound

Frases de Ezra Pound

Frases de Ezra Pound

Poeta, escritor, música, critico estadounidense. Su obra se caracteriza por un fuerte interés por la poesía antigua y medieval en servicio de la modernidad, para entender la modernidad. Polémico antisemita y simpatizante del gobierno de Mussolini y de las ideas de los artistas de la Alemania nazi, su clamor político oscureció su andar artístico.

Gobernar es el arte de crear problemas con cuya solución mantiene a la población en vilo.
f t g
Los buenos escritores son aquellos que conservan la eficiencia del lenguaje. Es decir, lo mantienen preciso, lo mantienen claro.
f t g
Un esclavo es aquel que espera a que alguien venga a liberarlo.
f t g
El hombre que lee debe ser un hombre intensamente vivo. El libro debe ser como una bola de luz en nuestra mano.
f t g
La verdadera educación debe limitarse solo a los individuos que quieren aprender, el resto es mera cría de ovejas.
f t g
Esclavo es aquel que espera por alguien que venga y lo libere
f t g
Si un mecenas le compra a un artista que necesita dinero (necesita dinero para comprar herramientas, tiempo, comida), el mecenas se iguala entonces al artista; introduce arte en el mundo; crea
f t g
Nada hay en la vida que sea mejor que esta hora de limpia frescura, la hora de despertarnos juntos.
f t g
Cuando un hombre traiciona su palabra, no vale nada
f t g
Más grande que el amor a la libertad, es el odio a quien te la quita
f t g
He intentado escribir el Paraíso. Que no os mováis. Dejad hablar al viento ese es el Paraíso.
f t g
Todas las cosas fluyen, dice el sabio Heráclito; pero la vulgaridad barata nos ha de sobrevivir.
f t g
Yo que he sabido verte entre las cosas esenciales. Me enojé cuando pronunciaron tu nombre en lugares comunes.
f t g
La música se empieza a atrofiar cuando se aleja demasiado del baile. La poesía se comienza a atrofiar cuando se aleja demasiado de la música
f t g
El capitalismo coloniza el alma
f t g
El verdadero problema de la guerra (la guerra moderna) es que no le da a nadie la posibilidad de matar a la gente indicada
f t g
El templo es sagrado porque no está en venta
f t g
Salid y desafiad la opinión, id contra este cautiverio vegetal de la sangre. Id contra todas las clases de manos muertas.
f t g
No, nada de los oscuros sueños de la mirada interior. Mejor mentiras que paráfrasis de los clásicos.
f t g
Las guerras se hacen para producir deudas.
f t g
Vamos, amigo, recordemos que los ricos tienen camareros y no amigos
f t g
La genialidad es la capacidad para ver diez cosas donde el hombre ordinario sólo ve una.
f t g
La poesía debe estar tan bien escrita como la prosa
f t g
Y si el viejo frío estrangula tu tienda darás las gracias cuando pase la noche
f t g
Los artistas son las antenas de la raza
f t g
La poesía se debería escribir en prosa también
f t g
No hay ninguna razón para que a un mismo hombre le gusten los mismos libros a los 18 que a los 48 años
f t g
La literatura es una noticia que permanece noticia
f t g
A la gente las ideas le parecen aburridas porque no distinguen entre las ideas vivas y las que están amontonadas en un estante
f t g
La religión, oh, sólo otro de esos numerosos errores que resulta de intentar popularizar el arte
f t g
No hay ninguna razón para que a un mismo hombre le guste los mismos libros a los 18 que a los 48 años.
f t g
Ten más miedo del tiempo que de mis ojos.
f t g
Tenemos la misma savia y la misma raíz, haya comercio, pues, entre nosotros.
f t g
No son nuestras la carne del fauno ni las visiones del santo.
f t g
El hombre es un organismo excesivamente complicado. Si está condenado a la extinción morirá por falta de simplicidad.
f t g
Fresca como las pálidas hojas húmedas de los lirios del valle al alba yace ella junto a mí.
f t g
¡Cómo me gustaría que una ola fresca cubriera mi mente. Que el mundo se trocara en hoja seca, o en un vilano al viento, Para que yo pudiera encontrarte de nuevo Sola!
f t g
Que los dioses olviden lo que he realizado. A aquellos a quienes amo, perdonen lo que he realizado.
f t g
Ha penetrado el árbol en mis manos, la savia por mis brazos ha ascendido el árbol en mi pecho se hizo grande, hacia abajo, salen de mí las ramas como brazos. Árbol eres, musgo eres, eres violeta que acaricia el viento... Mueren los árboles y el sueño permanece.
f t g
Una gran época de literatura tal vez sea siempre una gran época de traducciones.
f t g

Otros autores