1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Fernando Pessoa

Frases de Fernando Pessoa

Frases de Fernando Pessoa

Poeta y escritor portugués. Destacado literario mundial que se gano la vida como traductor del inglés al portugués pero que también publico varios de sus trabajos. Murió dejando una gran obra inedita, y a partir de su muerte muchos de sus textos se hicieron populares en su lengua materna.

Amo como ama el amor. No conozco otra razón para amar que amarte. ¿Qué quieres que te diga además de que te amo, si lo que quiero decirte es que te amo?
f t g
Nunca amamos a nadie: amamos, sólo, la idea que tenemos de alguien. Lo que amamos es un concepto nuestro, es decir, a nosotros mismos.
f t g
Entre la vida y yo hay un cristal tenue. Por más claramente que vea y comprenda la vida, no puedo tocarla.
f t g
Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos.
f t g
El único misterio del universo es que exista un misterio del universo.
f t g
El mundo es de quien nace para conquistarlo y no de quien sueña que puede conquistarlo.
f t g
Por la boca mueren el pez y Oscar Wilde.
f t g
La función última de la crítica es que satisfaga la función natural de desdeñar, lo que conviene a la buena higiene del espíritu.
f t g
No hagas hoy lo que puedas dejar de hacer también mañana.
f t g
Pasar de los fantasmas de la fe a los espectros de la razón no es más que ser cambiado de celda.
f t g
Ser poeta no es una ambición mía, es mi manera de estar sólo.
f t g
Pon todo lo que eres en lo mínimo que hagas
f t g
No saber de uno mismo; eso es vivir. Saber mal de uno mismo, eso es pensar.
f t g
Si después de yo morir quisieran escribir mi biografía, no hay nada más sencillo. Tiene sólo dos fechas -la de mi nacimiento y la de mi muerte. Entre una y otra todos los días son míos
f t g
No siente la libertad quien nunca vivió oprimido.
f t g
El cero es la mayor metáfora. El infinito la mayor analogía. La existencia el mayor símbolo.
f t g
No hay normas. Todos los hombres son excepciones a una regla que no existe.
f t g
Leo y soy liberado. Adquiero objetividad
f t g
La conciencia de la inconsciencia de la vida es el más antiguo impuesto que recae sobre la inteligencia.
f t g
Nací en un tiempo en que la mayoría de los jóvenes habían de dejado de creer en Dios por la misma razón que sus mayores habían creído en Él - sin saber por qué.
f t g
Aquello que, creo, produce en mí el sentimiento profundo, en que vivo, de incongruencia con los demás, es que la mayoría piensa con la sensibilidad y yo siento con el pensamiento.
f t g
El poeta es un fingidor. Finge tan completamente Que llega a fingir que es dolor El dolor que de veras siente.
f t g
Soy como alguien que busca a ciegas, sin saber dónde ocultaron el objeto que no le dijeron qué es. Jugamos a las escondidas con nadie.
f t g
El amor es una muestra mortal de la inmortalidad.
f t g
Para comprender, me destruí. Comprender es olvidarse de amar. No conozco nada más al mismo tiempo falso y significativo que aquel dicho de Leonardo da Vinci de que no se puede amar u odiar una cosa sino después de haberla comprendido.
f t g
Solo esta libertad nos conceden Los dioses: someternos A su dominio por voluntad nuestra. Más vale que así lo hagamos Porque solo en la ilusión de la libertad La libertad existe
f t g
Primero sé libre; después pide la libertad.
f t g
Nos basta, si pensamos, la incomprensibilidad del universo; querer comprenderlo es ser menos que hombres, porque ser hombre es saber que no se comprende.
f t g
Me maravillo de lo que he conseguido no ver
f t g
Porque yo soy del tamaño de lo que veo, y no del tamaño de mi estatura
f t g
La vida (mía) es como si me golpeasen con ella.
f t g
La Decadencia es la pérdida total de inconsciencia; porque la inconsciencia es el fundamento de la vida.
f t g
Nos convertimos en esfinges, aunque falsas, hasta el punto de no saber ya quiénes somos. Porque, por lo demás, lo que somos es esfinges falsas y no sabemos lo que realmente somos. El único modo de que estemos de acuerdo con la vida es que estemos en desacuerdo con nosotros. Lo absurdo es lo divino.
f t g
La única actitud digna de un hombre superior es el persistir tenaz en una actividad que se reconoce inútil, el hábito de una disciplina que se sabe estéril, y el uso fijo de normas de pensamiento filosófico y metafísico cuya importancia se siente como nula.
f t g
Quien vive como yo no muere: se acaba, se marchita, se desvegeta. El sitio donde estuvo sigue sin él estar allí, la calle por donde caminaba sigue sin que él sea visto en ella, la casa que habitaba es habitada por no él.
f t g
Todas las cartas de amor son ridículas. No serían cartas de amor si no fuesen ridículas.
f t g
Corté la naranja en dos, y las dos partes no podían quedar iguales. ¿Para cuál fui injusto -yo, que las voy a comer a ambas?
f t g
Escribo estas líneas, realmente mal anotadas, no para decir esto, ni para decir cualquier cosa, sino para ocupar en algo mi desatención.
f t g
El arte es la expresión de sí mismo luchando por ser absoluto.
f t g
Vivir es ser otro.
f t g
Pero el sentido oculto de la vida es que la vida no tiene ningún sentido oculto.
f t g
El hombre es un egoísmo mitigado por una indolencia.
f t g
Los portugueses somos tiernos y poco intensos, al contrario que los españoles -nuestros contrarios absolutos-, que son apasionados y fríos.
f t g
Todas las frases en el libro de la vida, si son leídas hasta el final, van a terminar en una interrogación.
f t g
Sentir es un pensamiento extravagante.
f t g
El universo es el sueño de sí mismo.
f t g
Si tienen la verdad, ¡guárdensela!
f t g
Tengo que escoger lo que detesto: o el sueño, que mi inteligencia odia, o la acción, que a mi sensibilidad repugna; o la acción para la que no nací, o el sueño para el que no ha nacido nadie. Resulta que como detesto a ambos, no escojo ninguno, pero, como alguna vez tengo que soñar o actuar, mezclo una cosa con la otra.
f t g
No me remuerde la conciencia, sino estar conciente.
f t g
A falta de saber, escribo
f t g
Para mí, la vida es como una posada del camino, donde debo demorarme hasta que llegue la diligencia del abismo.
f t g
Me siento tan aislado que puedo palpar la distancia entre mí y mi presencia.
f t g
¿Me quieren casado, fútil y tributable?.
f t g
El desdoblamiento del yo es un fenómeno en gran número de casos de masturbación.
f t g
Que no haya dioses es un dios también.
f t g
El bien es un mal necesario.
f t g
Odiamos lo que casi somos.
f t g
A mí, cuando veo un muerto, la muerte me parece una partida. El cadáver me da la impresión de un traje abandonado. Alguien se fue y no necesitó llevar aquel traje único que había vestido.
f t g
Creo que decir una cosa significa conservarle la virtud y despojarla del terror. Los campos son más verdes en el decirlos que en su verdor. Las flores, si se describen con frases que las definan en el aire de la imaginación, tendrán colores de una permanencia que la vida celular no permite.
f t g
Amamos siempre en lo que tenemos Lo que no tenemos cuando amamos.
f t g
Hay bastante metafísica en no pensar en nada.
f t g
El único misterio es que exista quien piense en el misterio.
f t g
Lo que nosotros vemos de las cosas son las cosas.
f t g
El único sentido oculto de las cosas es que ellas no tienen sentido oculto alguno.
f t g
Quiero de los dioses sólo que no me recuerden.
f t g
Las cosas no tienen significación: tienen existencia. Las cosas son el único sentido oculto de las cosas.
f t g
Tengo el deber de encerrarme en la casa de mi espíritu y trabajar cuanto pueda y en todo cuanto pueda para el progreso de la civilización y el ensanchamiento de la conciencia de la humanidad
f t g
Con una falta tal de gente con la que coexistir, como hay hoy, ¿qué puede un hombre de sensibilidad hacer, sino inventar sus amigos, o cuando menos, sus compañeros de espíritu?
f t g
Soy dos, y entre ambos la distancia - ¡hermanos siameses que no están pegados!
f t g
Haya o no dioses, de ellos somos siervos.
f t g
Dios es que existamos y que eso no sea todo.
f t g
La civilización consiste en dar a algo un nombre que no le compete, y después soñar sobre el resultado.
f t g
La artificialidad garantiza el goce de la naturalidad.
f t g
Los Dioses son una función del estilo.
f t g
Vivir me parece un error metafísico de la materia, un descuido de la inacción.
f t g
Los dioses son la encarnación de lo que nunca podremos ser.
f t g
Todo cuanto el hombre expone o expresa es una nota al margen de un texto totalmente apagado. Más o menos, por el sentido de la nota, extraemos el sentido que iba a ser el del texto; pero queda siempre una duda, y los sentidos posibles son muchos.
f t g
Somos avatares de la estupidez pasada.
f t g
La alegría es la forma comunicativa de la estupidez.
f t g
El deleite del odio no puede compararse al deleite de ser odiado.
f t g
El misticismo es tan sólo la más compleja forma de ser afeminado y decadente. El único lado útil de la inutilidad.
f t g
La visión es el tacto del espíritu.
f t g
Dios es la mejor broma de Dios.
f t g
La belleza es griega. Pero la conciencia de que sea griega es moderna.
f t g
El pensamiento todavía es la mejor manera de huir del pensamiento.
f t g
Haber estado en un naufragio o en una batalla es algo bello y glorioso; lo peor es que hubo que estar allí para estar allí.
f t g
No siente la libertad quien nunca se ha visto oprimido
f t g
Todo dormía como si el universo fuera un error
f t g
Hablar es tener demasiada consideración hacia los demás. Por la boca mueren el pez y Oscar Wilde.
f t g
No me remuerde la conciencia, sino estar consciente.
f t g

Otros autores