1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Gilbert Keith Chesterton

Frases de Gilbert Keith Chesterton

Frases de Gilbert Keith Chesterton

Escritor y periodista británico, referente de la narración y el genero biográfico en el siglo XX. Autor reconocido de libros de viaje. Oriundo de Londres. Autor de La Cruz Azul y de las novelas y cuentos que tenían como protagonistas al Padre Brown, un religioso católico que resolvía misterios como un detective.

La aventura podrá ser loca, pero el aventurero ha de ser cuerdo.
f t g
El optimista cree en los demás y el pesimista sólo cree en sí mismo.
f t g
En todo aquello que vale la pena de tener, incluso en el placer, hay un punto de dolor o de tedio que ha de ser sobrevivido para que el placer pueda revivir y resistir.
f t g
El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina ni un comercio ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia.
f t g
Admiramos las cosas por motivos, pero las amamos sin motivos.
f t g
¿Es usted un demonio? Soy un hombre. Y por lo tanto tengo dentro de mí todos los demonios.
f t g
Todos los educadores son absolutamente dogmáticos y autoritarios. No puede existir la educación libre, porque si dejáis a un niño libre no le educaréis.
f t g
Siempre se ha creído que existe algo que se llama destino, pero siempre se ha creído también que hay otra cosa que se llama albedrío. Lo que califica al hombre es el equilibrio de esa contradicción.
f t g
Hay algo que da esplendor a cuanto existe, y es la ilusión de encontrar algo a la vuelta de la esquina.
f t g
La mediocridad, posiblemente, consiste en estar delante de la grandeza y no darse cuenta.
f t g
Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa es en ella una maravilla.
f t g
El periodismo consiste esencialmente en decir 'lord Jones ha muerto' a gente que no sabía que lord Jones estaba vivo.
f t g
No hay cínicos, no hay materialistas. Todo hombre es un idealista, sólo que sucede con demasiada frecuencia que tiene un ideal equivocado.
f t g
La sumisión a un hombre débil es disciplina. La sumisión a un hombre fuerte es sólo servilismo.
f t g
El divorcio es, en el mejor de los casos, un fracaso, y nos interesa mucho más buscar curar su causa que completar sus defectos.
f t g
No puedes hacer una revolución para tener la democracia. Debes tener la democracia para hacer una revolución.
f t g
Si de verdad vale la pena hacer algo, vale la pena hacerlo a toda costa.
f t g
El mundo moderno está lleno de hombres que sostienen dogmas con tanta firmeza, que ni siquiera se dan cuenta de que son dogmas.
f t g
La humildad es una virtud tan práctica, que los hombres se figuran que debe ser un vicio.
f t g
La imparcialidad es un nombre pomposo para la indiferencia, que es un nombre elegante para la ignorancia.
f t g
Quienes hablan contra la familia no saben lo que hacen, porque no saben lo que deshacen.
f t g
La fatalidad no pesa sobre el hombre cada vez que hace algo; pero pesa sobre él, a menos que haga algo.
f t g
Democracia significa gobierno por los que no tienen educación, y aristocracia significa gobierno por los mal educados.
f t g
Siendo niños éramos agradecidos con los que nos llenaban los calcetines por Navidad. ¿Por qué no agradecíamos a Dios que llenara nuestros calcentines con nuestros pies?
f t g
La única simplicidad que vale la pena de conservar es la del corazón, la simplicidad que acepta y goza.
f t g
La iglesia nos pide que al entrar en ella nos quitemos el sombrero, no la cabeza.
f t g
Las vidas de los ricos son en el fondo tan aburridas y monótonas, sencillamente porque ellos pueden escoger lo que ha de sucederles. Están aburridos porque son omnipotentes... La cosa que mantiene la vida romántica y llena de ardientes posibilidades es la existencia de esas grandes limitaciones vulgares que nos obligan a todos a enfrentarnos a las cosas que no nos gustan o que no esperamos.
f t g
Lo más increible de los milagros es que ocurren.
f t g
Mientras las cosas son realmente esperanzadoras, la esperanza es un nuevo halago vulgar: sólo cuando todo es desesperado la esperanza empieza a ser completamente una fuerza.
f t g
Loco no es el que ha perdido la razón, sino el que lo ha perdido todo, todo, menos la razón.
f t g
La fantasía nunca arrastra a la locura; lo que arrastra a la locura es precisamente la razón. Los poetas no se vuelven locos, pero sí los jugadores de ajedrez.
f t g
La madurez hace al hombre más espectador que autor de vida social.
f t g
Yo he conocido muchos matrimonios felices, pero ni uno solo compatible. Toda la mira del matrimonio es combatir durante el instante en que la incompatibilidad se hace indiscutible y sobrevivirlo.
f t g
Bebed porque sois felices, pero nunca porque seáis desgraciados.
f t g
A algunos hombres los disfraces no los disfrazan, sino los revelan. Cada uno se disfraza de aquello que es por dentro.
f t g
Hasta donde hemos perdido la creencia, hemos perdido la razón. Ambos tienen la misma condición autoritaria y primaria. Ambas constituyen métodos de prueba que, a su vez, no admiten ser probados. Y en el acto de aniquilar la idea de la autoridad divina, damos al traste con aquella autoridad humana de que no podemos dispensarnos ni aún para decir que dos y dos son cuatro.
f t g
El juego de ponerse límites a sí mismo es uno de los placeres secretos de la vida.
f t g
La iglesia no es la asamblea de los puros, sino el hospital de los pecadores.
f t g
Los cuentos de hadas son más que reales; no porque les enseñen a los niños que existen los dragones, sino porque les enseñan que se puede derrotar a los dragones.
f t g
La intolerancia puede ser definida como la indignación de los hombres que no tienen opiniones.
f t g
Es difícil dar una definición de la lealtad, pero quizás nos acercaremos a ella si la llamamos el sentimiento que nos guía en presencia de una obligación no definida.
f t g
Lo malo de que los hombres hayan dejado de creer en Dios no es que ya no crean en nada, sino que están dispuestos a creer en todo.
f t g
No hay gente ineducada. Todo el mundo lo está; sólo que mucha gente está mal educada.
f t g
Si no logras desarrollar toda tu inteligencia, siempre te queda la opción de hacerte político.
f t g
La Biblia nos enseña a amar al prójimo y a amar a nuestros enemigos: probablemente porque se trata de la misma gente.
f t g
Un liberal podría ser definido aproximadamente como un hombre que, si pudiera hacer callar para siempre a todos los que engañan a la humanidad con solo mover su mano en un cuarto a oscuras, no la movería
f t g
Ante un problema humano, los materialistas analizan la parte fácil, niegan la parte difícil y se van a casa a tomar el té.
f t g
El fin de tener una mente abierta, como el de una boca abierta, es llenarla con algo valioso.
f t g
La buena esposa es un gran consuelo para el hombre en todas las dificultades y contratiempos que jamás tuvo cuando estaba soltero.
f t g
Desde la aurora del hombre todas las naciones han tenido gobierno, y todas se han avergonzado de sus gobiernos.
f t g
La verdad psicológica fundamental no es que ningún hombre sea un héroe para su ayuda de cámara. La verdad psicológica fundamental, el fundamento del Cristianismo, es que ningún hombre puede ser un héroe para sí mismo.
f t g
Un loco pierde todo, menos la razón.
f t g
Divertido no es lo contrario de serio. Divertido es lo contrario de aburrido, y de nada más.
f t g
La finalidad de la vida es la apreciación: no tiene sentido no apreciar las cosas, y no tiene sentido poseer más cantidad de ellas, si no se las aprecia.
f t g
El criminal peligroso es el criminal culto.
f t g
Es una prueba de cortesía escuchar disquisiciones sobre cosas que se conocen bien, de quien las ignora en absoluto.
f t g
El periodismo consiste en buena medida en decir Ha muerto el señor Jones a gente que no sabía que existiera un tal señor Jones.
f t g
Los enigmas de Dios son más satisfactorios que las soluciones de los hombres.
f t g
No hay cosas sin interés. Tan sólo personas incapaces de interesarse.
f t g
Un capitalista es posible que tenga más éxito como capitalista si siente afición por sus negocios, aunque suele tenerlo aún más si tiene el sentido común de dejarlos en mano de un administrador.
f t g
El sabio es quien quiere asomar su cabeza al cielo; y el loco es quien quiere meter el cielo en su cabeza.
f t g
Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa.
f t g
El silencio es la réplica más aguda.
f t g
La revolución, por su naturaleza, produce gobierno; la anarquía no produce sino más anarquía.
f t g
Los iconoclastas hicieron muchas más estatuas de las que destruyeron.
f t g
Cuando los hombres ya no creen en Dios, no es que no crean en nada, es que se lo creen todo.
f t g
Quienes hemos comprobado que ser jóvenes es bueno, podremos descubrir que ser viejos también lo es.
f t g
En todo placer y goce de la vida hay algo ficticio, como un esfuerzo o propósito personal para conseguir que aquello nos dé de veras satisfacción. Esta es la impureza del placer y, al mismo tiempo, una ley de vida.
f t g
La gente, por lo general, riñe porque no sabe discutir.
f t g
Si no hubiera Dios no habría ateos.
f t g
Todo argot es metáfora, y toda metáfora es poesía.
f t g
Los arquitectos lo saben todo sobre el estilo romántico, excepto como construirlo.
f t g
Las mujeres son siempre autoritarias: siempre están por encima o por debajo; por eso el matrimonio viene a ser una suerte de poético balancín.
f t g
El suicida es el antípoda del mártir. El mártir es un hombre que se preocupa a tal punto por lo ajeno, que olvida su propia existencia. El suicida se preocupa tan poco de todo lo que no sea él mismo, que desea el aniquilamiento general.
f t g
La afirmación de que los mansos poseerán la tierra está muy lejos de ser una afirmación mansa.
f t g
Si el vino perjudica tus negocios, deja tus negocios
f t g
Gran diferencia existe entre la persona que pide leer un libro y la que pide un libro para leer.
f t g
La gente suele pelear en general sólo porque no puede discutir.
f t g
Desear la acción es desear una limitación. En este sentido todo acto es un sacrificio. Al escoger una cosa rechazamos necesariamente algunas otras.
f t g
Donde acaba la biología, empieza la religión.
f t g
La Biblia nos dice que amemos a nuestros vecinos y a nuestros enemigos: probablemente porque se trata de la misma gente.
f t g
La única educación eterna es ésta: estar lo bastante seguro de una cosa, para atreverse a decírsela a un niño.
f t g
Los cuentos de hadas superan la realidad no porque nos digan que los dragones existen, sino porque nos dicen que pueden ser vencidos.
f t g
No existe en el mundo un tema que no sea interesante; lo que existen son personas que no lo son.
f t g
Una buena novela nos dice la verdad sobre su protagonista; una novela mala nos dice la verdad acerca de su autor.
f t g
La idea que no trata de convertirse en palabra es una mala idea, y la palabra que no trata de convertirse en acción es una mala palabra.
f t g
El lógico desequilibrado se afana por aclararlo todo y todo lo vuelve confuso, misterioso. El místico, en cambio, consiente en que algo sea misterioso para que todo lo demás resulte explicable.
f t g
El hombre que tiene fe ha de estar preparado, no sólo a ser mártir, sino a ser un loco.
f t g
Una buena novela nos dice la verdad sobre su protagonista; pero una mala nos dice la verdad sobre su autor.
f t g
La respuesta a cualquiera que hable de exceso de población es preguntarle si él mismo es parte de ese exceso de población, o si no lo es, cómo sabe que no lo es.
f t g
El pesimismo no consiste en estar cansado del mal, sino en estar cansado del bien. La desesperación no consiste en estar cansado del sufrimiento, sino en estar cansado de la alegría.
f t g
El futuro es nuestro refugio ante la feroz competencia de nuestros antepasados.
f t g
Nadie puede usar la palabra progreso si no tiene un credo definido y un férreo código moral… Porque la misma palabra progreso indica una dirección; y en el mismo momento en que, por poco que sea, dudamos respecto a la dirección, pasamos a dudar en el mismo grado del progreso.
f t g
Las verdades se convierten en dogmas desde el momento en que comienzan a ser discutidas.
f t g
Nunca pude admitir una utopía que no me dejara la libertad que más estimo: la de obligarme
f t g
El maestro que no habla dogmáticamente es simplemente un maestro que no enseña.
f t g
Lo más maravilloso de los milagros es que a veces suceden.
f t g
Es inútil estar discutiendo la eterna alternativa de la razón y la fe. La razón es, por sí misma, artículo de fe.
f t g
El hombre no debe consentir que en el Universo subsista lo que le causa temor.
f t g
A los comienzos de toda discusión conviene fijar lo que ha de quedar fuera de la disputa; y quien la emprenda, antes de decir lo que se propone probar, ha de decir qué es lo que no desea probar.
f t g

Otros autores