1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Giordano Bruno

Frases de Giordano Bruno

Frases de Giordano Bruno

Astrónomo, matemático y filósofo italiano. Sus teorías aportaron al modelo copernicano, suponiendo que nuestro Sol era simplemente una estrella más igual al resto de las demás. Una propuesta que fue demostrada por reiterados fenómenos en muchas oportunidades. Fue encontrado culpable de herejía por sus especulaciones físicas acerca del movimiento de la galaxia y quemado en la hoguera.

El odio del contrario es el amor del semejante: el amor de esto es el odio de aquello. Así, pues, en sustancia, es una cosa misma odio y amor.
f t g
A la proporción, semejanza, unión e identidad del infinito no te acercas más siendo hombre que siendo hormiga.
f t g
Lo último corrompido ¿no es el principio de lo engendrado?
f t g
La naturaleza no es otra cosa que Dios en las cosas... Animales y plantas son efectos vivientes de la naturaleza; de ahí que todo lo que es Dios están en todas las cosas... Piensa por ende, en el sol sobre el azafrán, en el narciso, en el heliotropo, en el gallo, en el león.
f t g
No importa cuán oscura sea la noche, espero el alba, y aquéllos que viven en el día esperan la noche. Por tanto, regocíjate, y mantente íntegro, si puedes, y devuelve amor por amor.
f t g
Ciego quien no ve el sol, necio quien no lo conoce, ingrato quien no le da las gracias, si tanta es la luz, tanto el bien, tanto el beneficio, con que resplandece, con que sobresale, con que nos favorece, maestro de los sentidos, padre de las sustancias autor de la vida.
f t g
... en cada hombre, en cada individuo, se contempla un mundo, un universo;...
f t g
¿Por qué lo buscaís tan lejos escondido si en vosotros mismos halláis el paraíso?
f t g
...el principio, el medio y el fin, el nacimiento, el aumento y la perfección de todo lo que vemos, se hace a partir de contrarios, a través de contrarios, en los contrarios, hacia los contrarios, y que donde hay oposición allí hay también acción y reacción, hay movimiento, hay diversidad, hay multitud, hay orden, hay grados, hay sucesión, hay alternancia vicisitudinal.
f t g
Vemos que el Sagitario era signo de la Contemplación, Estudio y buen Impulso, con su séquito y servidores, que tienen por objeto y sujeto el campo de la Verdad y del Bien para formar el Intelecto y la Voluntad, de donde queda muy lejos la Ignorancia afectada y la Despreocupación vil.
f t g
El tiempo todo lo da y todo lo quita; todo cambia pero nada perece.
f t g
Uno solo es inmutable, eterno y dura para siempre, uno y el mismo consigo mismo. Con esta filosofía mi espíritu crece, mi mente se expande.
f t g
No hay muerte, pero tampoco permanencia de las individualidades numéricas.Sólo permanece la sustancia única (la materia-alma universal) mutándose en nuevas individualidades.
f t g
Tembláis más vosotros al pronunciar la sentencia que yo al recibirla.
f t g
Hay un solo espacio general, una vasta inmensidad única a la que podemos llamar libremente vacío: en él están los orbes innumerables como éste en el que vivimos y crecemos, declaramos que este espacio es infinito, ya que ninguna razón, conveniencia, percepción sensorial ni naturaleza le asigna un límite
f t g
... nada es malo de forma absoluta, sino con respecto a alguna otra cosa,...
f t g
Sofía.-Es natural que las ovejas que tienen al lobo por gobernante tengan como castigo el ser devoradas por él.
f t g
El estado de ardor venéreo nos atormenta, el de deseo satisfecho nos entristece, más lo que nos contenta es el tránsito de un estado al otro.
f t g
¡Éstas son, dioses, nuestras obras; éstas son las egregias manufacturas nuestras con que nos ensalzamos a los ojos del cielo! ¡Mirad qué hermosas construcciones, apenas diferentes de las que suelen hacer los niños cuando manejan el barro, la masa, las mezlas, las ramitas y pajitas, tratando de imitar las obras de los mayores!
f t g
Mira, pues, querida hermana, cómo nos doma el tiempo traidor, cómo todos estamos sometidos a la mutación.
f t g
Del Capricornio no digo nada porque me parece dignísimo merecedor del cielo por habernos hecho un beneficio tan grande al enseñarnos la receta con que pudimos vencer a Pitón, porque era preciso que los dioses se transformaran en bestias si querían salir victoriosos de aquella guerra y nos impartió doctrina haciéndonos saber que no se puede mantener superior quien no sabe hacerse bestia.
f t g
Donde se ve la Lira de nueve cuerdas sube la madre Musa con sus nueve hijas: Aritmética, Geometría, Música, Lógica, Poesía, Astrología, Física, Metafísica, Ética.
f t g
Allí donde se retuerce y se curva el Dragón, por ser una sede cercana a la Verdad, se coloca la Prudencia con sus damiselas Dialéctica y Metafísica; a su alrededor se hallan a la derecha la Astucia, Disimulo y Malicia y a la izquierda la Estupidez, la la Inercia, la Imprudencia.
f t g
(I). Los dos protagonistas del diálogo son Sofía y Saulino. Sofía es la sabiduría humana, mundana, mediante la cual el hombre accede a la sabiduría superior o supramundana que es la providencia y verdad misma, en suma: la divinidad en la medida en qué es accesible el entendimiento humano.
f t g
¿Qué quieres que ocupe su sitio, padre?. La prudencia -respondió Júpiter-, que debe estar al lado de la Verdad, porque ésta no debe ejercerse, moverse y actuar sin aquélla y porque la una sin la compañía de la otra no es posible que jamás progrese o se vea honrada. Buena decisión, dijeron los dioses.
f t g
Saulino.-... no debe ser aceptada ninguna ley que no tenga por finalidad la convivencia humana.
f t g
La Aritmética que es la primogénita,...
f t g
Conoce bien que en la sustancia incorpórea eterna nada se cambia, se forma o se deforma, sino que permanece siempre ella misma, sin que pueda ser sujeto de disolución,...
f t g
Donde habitaban las Pléyades sube la Unión, Civilización, Congregación, Pueblo, el Estado, la Iglesia, que residen en el campo de la Convivencia, Concordia, Comunidad, presidido por el Amor bien regulado.
f t g
Sofía.- Bien sabemos por experiencia que el mundo es justamente como un corcel brioso que se da perfecta cuenta de cuando lo monta alguien que no lo puede manejar con firmeza y entonces lo desdeña y trata de quitárselo de encima y una vez que lo ha tirado a tierra se pone a pegarle coces.
f t g
¡Ay de mí, dioses!, ¿que hacemos?, ¡qué pensamos?, ¿a qué esperamos? Hemos faltado conscientemente a nuestras obligaciones, hemos perseverado en los errores y vemos el castigo unido y que sigue al error. Proveamos, pues, proveamos a nuestros tropiezos, porque al igual que el hado nos ha negado el que no no podamos caer, también os ha concedido el que podamos levantarnos.
f t g
...haceos entender, porque todo el mundo tiene plena libertad para pronunciar su voto y quien calla se entiende que otorga.
f t g
Sofía.- Sé, Mercurio, que el conocimiento universal es distinto del particular, como lo finito de lo infinito.
f t g
Sofía.- No sigas, no sigas. Lo que debe ser, será; lo que debía ser, es.
f t g
... si mientras se dicen ministros de uno que resucita muertos y sana enfermos, son ellos quienes (peores que todos los otros a quienes nutre la tierra) estropean a los sanos y matan a los vivos, no tanto con el fuego y con el hierro como con su perniciosa lengua
f t g
Pues bien, no es posible dar un principado a todos, no es posible que todos tengan la misma suerte, pero sí es posible que a todos se les ofrezca por igual
f t g
Da de bofetadas a todos los vates, profetas, adivinos, agoreros y pronosticadores.
f t g
No te hagas juez, si con la virtud y la fuerza no eres capaz de romper las asechanzas de la injusticia
f t g
Fortaleza, con la linterna de la razón por delante, ya que de otra manera no serías fortaleza, sino estupidez, furia, audacia
f t g
No hay un arriba o abajo absolutos, como enseñó Aristóteles; ninguna posición absoluta en el espacio; sino que la posición de un cuerpo es relativa a las de los otros cuerpos.
f t g

Otros autores