1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Henry Miller

Frases de Henry Miller

Frases de Henry Miller

Novelista estadounidense reconocido por sus novelas autobiográficas de alto contenido crudo, censual y sin filtros que despertó muchas opiniones, de las más diversas en la sociedad de su país. Sacando a la luz muchas contradicciones de la humanidad. Fue censurado muchas veces por su polémico estilo.

Vivir sus deseos, agotarlos en la vida, es el destino de toda existencia.
f t g
Si tu llamas experiencias a tus dificultades y recuerdas que cada experiencia te ayuda a madurar, vas a crecer vigoroso y feliz, no importa cuán adversas parezcan las circunstancias.
f t g
Cada momento es de oro para los que lo saben ver como tal.
f t g
Hay que darle un sentido a la vida, por el hecho mismo de que carece de sentido.
f t g
La mayor parte de la escritura se hace lejos de la máquina de escribir.
f t g
Si nos volvemos hacia una realidad más grande, es una mujer quien nos tendrá que enseñar el camino. La hegemonía del macho ha llegado a su fin. Ha perdido contacto con la tierra.
f t g
Si Dios no es amor, no vale la pena que exista.
f t g
La monogamia es como estar obligado a comer papas fritas todos los días.
f t g
Cada guerra es una destrucción del espíritu humano.
f t g
No tengo dinero, ni recursos, ni esperanzas. Soy el hombre más feliz del mundo.
f t g
Quien por un amor muy grande (lo que finalmente es una locura) muere, renace para ya no conocer ni amor ni odio, sólo para gozar
f t g
El sexo es una de las nueve razones para la reencarnación... las otras ocho no son importantes.
f t g
Un hombre escribe para expulsar el veneno que ha acumulado debido a su estilo de vida falso. Está intentando recapturar su inocencia, pero todo lo que logra hacer (escribiendo) es inocular el mundo con un virus de su desilusión. Ningún hombre pondría una sola palabra en un papel si tuviera el coraje de vivir aquello en lo que creía.
f t g
El auténtico líder no tiene que liderar, simplemente está satisfecho con señalar el camino.
f t g
La Biblia contiene seis admoniciones para los homosexuales y sesenta y dos para los heterosexuales. Esto no significa que Dios no ame a los heterosexuales. Es sólo que necesitan una mayor supervisión.
f t g
Para enloquecer debes tener una tremenda acumulación de cordura.
f t g
Nadie es lo suficientemente pequeño o pobre para ser ignorado
f t g
La música es un maravilloso opio si no te la tomas demasiado en serio.
f t g
Hoy me siento orgulloso al decir que soy inhumano que no pertenezca a los hombres ni a los gobiernos, que no tengo nada que ver con credos ni principios. No tengo nada que ver con la maquinaria crujiente de la humanidad: ¡pertenezco a la tierra!
f t g
Soy un hombre que desearía vivir una vida heroica, hacer el mundo más soportable a su vista. Si en algún momento de debilidad, de relajación, de necesidad, me desahogo dejando escapar un poco de cólera ardiente cristalizada en palabras -un sueño apasionado, envuelto y atado en imágenes- entonces... Tómenlo ó déjenlo, ¡Pero no me molesten!
f t g
La actitud correcta hacia el dinero es de codicioso desdén
f t g
Estabamos conjugando como locos el verbo amar
f t g
Mi única duda es saber si Estados Unidos acabará con el mundo o si el mundo va a acabar con Estados Unidos.
f t g
Una vez que has entregado el espíritu, todo se sigue con absoluta certeza, aun en medio del caos
f t g
Uno debe ir siempre hacia el lugar donde no está señalado.
f t g
En cada uno de estos lugares algo me ocurrió, en cada uno de estos lugares dejé un cuerpo muerto con los brazos extendidos. No era yo sino a mí mismo al que estaba dejando atrás.
f t g
La universalidad del pensamiento es suprema y está por encima de las cosas. Nada escapa a la comprensión o al entendimiento. Lo que falla en nosotros es el deseo de saber, el deseo de leer o interpretar, el deseo de dar significado a todo pensamiento que expresamos.
f t g
Todos los días matamos nuestras mejores pasiones
f t g
Mis pies tocan las raíces de un cuerpo eterno, para el que no tengo nombre. Estoy en comunicación con la Tierra entera. Aquí estoy en el útero del tiempo, y nada me sacará de mi quietud.
f t g
¡Pero no todos tenemos la fortuna de usted! Tenemos empleos, vamos al trabajo y regresamos de él en tranvías, autobuses y metros atestados; a duras penas tenemos un minuto que podamos llamar nuestro.
f t g
Ningún hombre pondría palabra por escrito si tuviera el valor de vivir lo que cree.
f t g
No tengo nada que ver con la maquinaria rechinante de la humanidad... yo pertenezco a la tierra.
f t g
No hace falta escribir sobre china, escribe sobre lo que llevas dentro.
f t g
El hombre más feo, más débil, el hombre más indigno ha de triunfar por fuerza, si está dispuesto a dar hasta la última gota de su sangre. Ninguna mujer puede rechazar el don del amor absoluto.
f t g
Sí, mis queridas madres, sabemos que por mucho que hagáis siempre hay más que hacer. Es verdad que vuestra tarea nunca se acaba. ¿De quién será, me pregunto? ¿Quién descansa el séptimo día, no siendo Dios? ¿Quién contempla su obra, cuando está terminada, y la halla buena? Al parecer el único que lo hace es el Creador.
f t g
¿Qué quieren de mí? Cuando tengo algo que decir, lo digo. Cuando tengo algo que dar lo doy.
f t g
Al ampliar el campo del conocimiento no hacemos sino aumentar el horizonte de la ignorancia.
f t g
La imaginación es la voz del atrevimiento.
f t g
Cuando todo vuelva a retirarse a la matriz del tiempo, reinará el caos de nuevo, y el caos es la partitura en la que está escrita la realidad.
f t g
El arte no enseña nada más que el significado de la vida.
f t g
Si Dios no es amor no vale la pena que exista.
f t g
La vida es la que nos empuja, cuando nos habíamos propuesto algo muy diferente.
f t g
Si fuéramos lúcidos, al instante el horror de lo que nos rodea nos volvería estúpidos.
f t g
Los soñadores sueñan del cuerpo para arriba, con los cuerpos firmemente atados a una silla eléctrica.
f t g
Sus ojos son como ombligos diminutos. Miro su enorme boca, tan húmeda y brillante, y la cubro con la mía.
f t g
Cómo reirían y llorarían si pudieran leer la verdad absoluta, algo que es absolutamente verdadero y que hasta ahora nadie se ha atrevido a escribir, excepto tú; y ese libro verdadero está encerrado dentro de ti.
f t g
Para cantar primero hay que abrir la boca. Hay que tener dos pulmones y algunos conocimientos de música. No es necesario tener un acordeón, ni una guitarra. Lo esencial es querer cantar. Así, pues, esto es una canción. Estoy cantando.
f t g
Detrás de la palabra está el caos. Cada palabra es una valla, una barra, pero no hay ni habrá jamás suficientes barras para formar la reja.
f t g
El objeto de la disciplina es fomentar la libertad
f t g
Aun antes de que la música empiece se ve ya esa mirada aburrida en los rostros del público. Una forma educada de autotortura, el concierto.
f t g
Cualquier persona con la tripa llena de clásicos es un enemigo de la raza humana.
f t g
Cualquiera que tenga la tripa llena de clásicos es un enemigo de la humanidad.
f t g
No podía creer que hubiese un lugar en la tierra donde el hombre pudiera ser él mismo.
f t g
Quiero una pureza clásica, donde la porquería sea porquería y los ángeles sean ángeles.
f t g
Vista tal cual soy, y como siempre seré, siento que soy una fuerza tanto creadora como de muerte, que soy un valor real, y tengo un derecho, un lugar, una misión entre los hombres.
f t g
Si pudiera darte un pensamiento que te conviene llevar contigo todos los días al baño sería el siguiente: Medita en tus momentos libres.
f t g
Hace un año, hace seis meses, pensaba que era un artista. Ya no lo pienso, lo soy. Todo lo que era literatura se ha desprendido de mí. Ya no hay más libros por escribir, gracias a Dios.
f t g
De vez en cuando iba a pasar la noche en la biblioteca pública, para leer. Eso era como ocupar un palco en el paraíso. A menudo, cuando abandonaba la biblioteca, decía para mis adentros: ¿Por qué no vienes más a menudo? El motivo de que no lo hiciera, por supuesto, era que la vida se interponía en el camino. Uno muchas veces dice la vida para indicar el placer o cualquier distracción tonta.
f t g

Otros autores