1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Jaime Sabines

Frases de Jaime Sabines

Frases de Jaime Sabines

Poeta y político mexicano. Contemplado por la critica internacional como uno de los más grandes poetas del siglo XX. Su obra se destaca por haber escrito crónicas todos los días de personas que encontraba en la calle, en los hospitales, en el campo de juego.Reconocido con la medalla de la Ciudad de México.

Aquí no pasa nada; mejor dicho, pasan tantas cosas juntas al mismo tiempo que es mejor decir que no pasa nada.
f t g
Yo aquí, escribiéndote. Tú allá, borrándote.
f t g
No es que muera de amor, muero de ti. Muero de ti, amor, de amor de ti, de urgencia mía de mi piel de ti, de mi alma, de ti y de mi boca y del insoportable que yo soy sin ti.
f t g
Cuando tengas ganas de morirte no alborotes tanto: muérete y ya.
f t g
Me di cuenta de que tenía que revolucionar; aprender cosas nuevas para no quedarme atrás. Me di cuenta y me rebelé.
f t g
La poesía ocurre como un accidente, un atropello, un enamoramiento, un crimen; ocurre diariamente, a solas, cuando el corazón del hombre se pone a pensar en la vida.
f t g
¿En qué lugar, en dónde, a qué deshoras me dirás que te amo? Esto es urgente porque la eternidad se nos acaba...
f t g
Me tienes en tus manos y me lees lo mismo que un libro. Sabes lo que yo ignoro y me dices las cosas que no me digo.
f t g
Te has muerto y me has matado un poco. Porque no estás, ya no estaremos nunca completos, en un sitio, de algún modo.
f t g
Te quiero desde el poste de la esquina, desde la alfombra de ese cuarto a solas, en las sábanas tibias de tu cuerpo donde se duerme un agua de amapolas.
f t g
Te quiero, amor, amor absurdamente, tontamente, perdido, iluminado, soñando rosas e inventando estrellas y diciéndote adiós yendo a tu lado.
f t g
El amor es el silencio más fino.
f t g
Los árboles esperan: tu no esperes, éste es el tiempo de vivir, el único.
f t g
Y yo te quiero así: mía, pero tuya al mismo tiempo.
f t g
En mis labios te sé, te reconozco, y giras y eres y miras incansable y toda tú me suenas dentro del corazón como mi sangre.
f t g
Me encanta Dios. Es un viejo magnífico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega, y a veces se le pasa la mano y nos rompe una pierna o nos aplasta definitivamente. Pero esto sucede porque es un poco cegatón y bastante torpe de las manos.
f t g
Amor, todos los días. Aquí a mi lado, junto a mí, haces falta.
f t g
Morir es retirarse, hacerse a un lado, ocultarse un momento, estarse quieto, pasar el aire de una orilla a nada y estar en todas partes en secreto.
f t g
He aquí que todo viene, todo pasa, todo, todo se acaba.
f t g
Mansamente, insoportablemente, me dueles. Toma mi cabeza. Córtame el cuello. Nada queda de mí después de este amor.
f t g
Creo que la poesía está más allá de la forma de un texto. Una obra de William Shakespeare o una novela de Fiodor Dostoievski me conmueven tanto como el mejor poema.
f t g
¡Qué rápido contacto el de tus ojos con mi mirada!
f t g
¿Qué puedo hacer si puedo hacerlo todo y no tengo ganas sino de mirar y mirar?
f t g
Te dicen descuidado por que están acostumbrados a los jardines, no a la selva.
f t g
No pongas el amor en mis manos como un pájaro muerto.
f t g
Un pedazo de luna en el bolsillo es mejor amuleto que la pata de conejo.
f t g
No hay que llorar la muerte, es mejor celebrar la vida.
f t g
No me digan ustedes en dónde están mis ojos, pregunten hacia dónde va mi corazón.
f t g
Alégrate. En esa profesión del deseo nadie como tú para simular inocencia y para hechizar con tus ojos inmensos.
f t g
Después de todo, pero después de todo, sólo se trata de acostarse juntos, se trata de la carne, de los cuerpos desnudos, lámpara de la muerte en el mundo.
f t g
Te desnudas igual que si estuvieras sola y de pronto descubres que estás conmigo. ¡Cómo te quiero entonces entre las sábanas y el frío!
f t g
Repito tu nombre, vuelvo a decirlo, lo digo incansablemente, y estoy seguro que habrá de amanecer.
f t g
Morir es olvidar, ser olvidado, refugiarse desnudo en el discreto calor de Dios, y en su cerrado puño crecer igual que un feto.
f t g
En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego.
f t g
Dame ahora tu boca: me la quiero comer con tu sonrisa.
f t g
¿Han visto ustedes un gesto de ternura en el rostro de un loco dormido?
f t g
Ya estoy acostumbrándome a los críticos: el uno elogia precisamente lo que al otro le pareció mal. No queda otro recurso que la propia crítica, el estudio y el trabajo. En este sentido estoy haciéndome, y sé que me falta mucho. Quiero ser un poeta, no un juglar.
f t g
El amor une cuerpos.
f t g
Estoy metido en política otra vez. Sé que no sirvo para nada, pero me utilizan y me exhiben. Poeta, de la familia mariposa-circense, atravesado por un alfiler, vitrina 5.
f t g
¿Es que somos distintos? ¿No te hicieron, pues, de mi costado, no me dueles?
f t g
Dejas de ver mujer cuatro días porque te gusta desear, te gusta quemarte y revivirte, te gusta pasarles la lengua de tus ojos a todas.
f t g
Te sobrevive todo. Todo existe a pesar de tu muerte y de mi flato.
f t g
Cada vez que me siento crecer en comprensión y en humildad, me siento crecer en la poesía.
f t g
El poema es el momento en que se capta con la sangre el pensamiento de la vida.
f t g
Es buena como hipnótico y sedante y también alivia a los que se han intoxicado de filosofía.
f t g
Mi corazón emprende de mi cuerpo a tu cuerpo último viaje.
f t g
Tú eres como mi casa, eres como mi muerte, amor mío.
f t g
Entonces comprendí que no se debe vivir a lo poeta, sino a lo hombre.
f t g
Te recuerdo en mi boca y en mis manos. Con mi lengua y mis ojos y mis manos te sé, sabes a amor, a dulce amor, a carne, a siembra, a flor, hueles a amor, a ti, hueles a sal, sabes a sal, amor y a mí.
f t g
Cuando escribo, lo único que sé es que sufro de dolor, de esperanza, de alegría; sé que estoy sufriendo y que necesito decirlo.
f t g
Mi padre era una persona de lo más común y corriente, pero con una gran sensibilidad (... ). Él me infundió el gusto por la literatura (... ). Podía llorar como un niño contando un cuento o también mostrar sus heridas de bala.
f t g
-¿Qué es el canto de los pájaros, Adán? -Son los pájaros mismos que se hacen aire. Cantar es derramarse en gotas de aire, en hilos de aire, temblar.
f t g
La única recomendación que considero seriamente es la de buscar mujer joven para la cama porque a estas alturas la juventud sólo puede llegarnos por contagio.
f t g
Viejo sabio o niño explorador, cuando deja de jugar con sus soldaditos de plomo y de carne y hueso, hace campos de flores o pinta el cielo de manera increíble.
f t g
Tienes el alma como la piel de los viejos.
f t g
Hoja que apenas se mueve ya se siente desprendida: voy a seguirte queriendo todo el día.
f t g
Eso fue alguna vez porque recuerdo que fue cierto.
f t g
Quiero comer contigo, estar, amar contigo, quiero tocarte, verte.
f t g
No hay más. Sólo mujer para alegrarnos, sólo ojos de mujer para reconfortarnos, sólo cuerpos desnudos, territorios en que no se cansa el hombre.
f t g
Estamos en el sexo, belleza pura, corazón solo y limpio.
f t g
Voy a seguir tus pasos hacia arriba, de tus pies a tu muslo y tu costado.
f t g
Los escritores no te dejan copiar su estilo, si acaso su libertad.
f t g
Siempre busqué libertad para escribir, me alejé de la burocracia, del periodismo, de todo lo que me podía perjudicar: mi experiencia de hacer una vida literaria es bastante desagradable.
f t g
¿Qué son las palabras desprendidas de la vida? Naipes, juegos solitarios, pasatiempos mortales.
f t g
La poesía es un acontecimiento humano y la puedes encontrar en cualquier parte, a cualquier hora, sorpresivamente.
f t g
Si no se escribe de la vida, ¿de qué se puede escribir entonces? Hablar de las cosas que tocamos y que nos rodean. Yo, por eso, hablo de mi cuarto, de mi cama, de mis zapatos, de mi cigarro.
f t g
El poeta es el escribano a sueldo de la vida.
f t g
Me sentía humillado y ofendido por la vida. ¿Cómo era posible que estuviese en aquella actividad, la más antipoética del mundo? Después de dos o tres años comencé a ser más humilde, a decirme: que se vaya al carajo el poeta.
f t g
Fue un fracaso total; la mayor tragedia de mi vida. Desde el primer día me di cuenta de que yo no iba a ser médico.
f t g
Si tienes una propensión mística, por qué no escribirla; si vives solo y atormentado en la soledad, ¿por qué no hablar de lo tuyo?
f t g
En silencio se van llenando el uno al otro. Cualquier día despiertan, sobre brazos; piensan entonces que lo saben todo. Se ven desnudos y lo saben todo.
f t g
Nos morimos, amor, muero en tu vientre que no muerdo ni beso, en tus muslos dulcísimos y vivos, en tu carne sin fin, muero de máscaras, de triángulos oscuros e incesantes.
f t g

Otros autores