1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. John Keats

Frases de John Keats

Frases de John Keats

Poeta inglés, uno de los principales representantes del movimiento artístico social conocido como Romanticismo que tuvo su auge en el siglo XVIII. Fue muy criticado por sus contemporáneos a causa de su lírica melancólica y depresiva que despertaba la imaginación y atrapaba a sus lectores. Siempre cercano a la muerte y al concepto de lo efímero.

La belleza es verdad; la verdad, belleza. Esto es todo lo que sabes sobre la tierra, y todo lo que necesitas saber.
f t g
Nunca llega a ser coronado por la inmortalidad quien teme ir adonde le conducen voces desconocidas.
f t g
¿No ves cuán necesario es un mundo de dolores y problemas para educar nuestra Inteligencia y convertirla en Alma?
f t g
Si la poesía no nace espontáneamente como la hoja de un árbol, es mejor que no nazca de ningún modo.
f t g
Nada es real hasta que se experimenta; aun un proverbio no lo es hasta que la vida no lo haya ilustrado.
f t g
La vida tan sólo es un día, una frágil gota de rocío en su peligroso camino desde la cima de un árbol.
f t g
Es lo bello alegría para siempre.
f t g
Adoro el cuerpo. Porque la carne es honesta y los órganos no mienten.
f t g
Las melodías que pueden escucharse son dulces, pero aquéllas que no pueden escucharse lo son más.
f t g
Me gusta ver semblantes tristes en tiempo claro y alguna alegre risa oír entre los truenos; bello y feo me gustan: dulces prados, con llamas ocultas en su verde, y un reírse zumbón ante una maravilla.
f t g
Quien se apene pensando en la indolencia, nunca será un ocioso, y muy despierto está quien se crea dormido.
f t g
Lo hermoso es alegría para siempre: su encanto se acrecienta y nunca vuelve a la nada, nos guarda un silencioso refugio inexpugnable y un reposo lleno de alientos, sueños, apetitos.
f t g
Los fanáticos crean un ensueño y lo convierten en el paraíso de sus secta.
f t g
En la tierra jamás la poesía cesa: cuando, en la solitaria tarde invernal, el hielo ha labrado el silencio, en el hogar ya vibra el cántico del grillo, que aumenta sus ardores, y parece, al sumido en somnolencia dulce, la voz de la cigarra, entre colinas verdes
f t g
Los hombres de genio son fuerzas químicas etéreas que operan sobre la masa del intelecto neutra.
f t g
Los hombres de genio son fuerzas químicas etéreas que operan sobre la masa del intelecto neutral
f t g
Pero en deseos ardo, a menudo, de ver bellezas de mirada más honda, y de sus cantos, y de vagar con ellas por aguas del estío.
f t g
Una obra de arte es un gozo eterno.
f t g
El último de tus besos siempre fue el más dulce, la última sonrisa, la más brillante, el último gesto, el más grácil
f t g
¡Dichosas, ah, dichosas ramas de hojas perennes que no despedirán jamás la primavera!
f t g
Mi alma es demasiado débil; sobre ella pesa, como un sueño inconcluso, la espera de la muerte
f t g
La muerte es el más alto premio de la vida.
f t g
La belleza es verdad y la verdad belleza, no hace falta saber más que esto en la tierra.
f t g
No hay infierno tan terrible como fracasar en una gran empresa.
f t g
Siempre eres nueva. El último de tus besos siempre fue el más dulce, la última sonrisa, la más brillante, el último gesto, el más grácil.
f t g
Pues sólo la poesía dice el sueño, con hermosas palabras salvar puede a la imaginación del negro encanto y el mudo sortilegio.
f t g
¿En dónde con sus cantos está la primavera? No pienses más en ellos sino en tu propia música.
f t g
Más tiernas suenen en el espíritu las canciones sin notas.
f t g
Miré un poco, y tan ágil y libre me sentía como si, abanicándome, las alas de Mercurio hubiesen en mis pies retozado: era leve mi corazón, y muchas delicias de mis ojos me estremecían.
f t g
A quien en la ciudad estuvo largo tiempo confinado, le es dulce contemplar la serena y abierta faz del cielo, exhalar su plegaria hacia la gran sonrisa del azul.
f t g
Las músicas oídas son dulces, pero más dulces son las no oídas.
f t g

Otros autores