1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Manuel Azaña

Frases de Manuel Azaña

Frases de Manuel Azaña

Presidente Español. Político y escritor que despeño sus cargos en el periodo de la Segunda República Española. Premio Nacional de Literatura. Con un fuerte compromiso por su nación que se manifiesta en toda su obra, uno de sus textos más destacados es el dialogo "La Velada en Benicarló".

Si los españoles habláramos sólo y exclusivamente de lo que sabemos, se produciría un gran silencio que nos permitiría pensar.
f t g
La libertad no hace felices a los hombres, los hace sencillamente hombres.
f t g
En España la mejor manera de guardar un secreto es escribir un libro.
f t g
No me importa que un político no sepa hablar, lo que me preocupa es que no sepa de lo que habla.
f t g
Os permito, tolero, admito, que no os importe la República, pero no que no os importe España. El sentido de la Patria no es un mito
f t g
Quiero republicanos para la República
f t g
Ni todos los conventos de Madrid valen la vida de un republicano.
f t g
La libertad no hace ni más ni menos felices a los hombres; los hace, sencillamente, hombres.
f t g
Vendría a ser, sin duda, el pueblo catalán un personaje peregrinando por las rutas de la historia en busca de un Canaán que él solo se ha prometido a sí mismo y que nunca ha de encontrar.
f t g
Si los españoles hablásemos sólo de lo que sabemos, se generaría un inmenso silencio, que podríamos aprovechar para el estudio.
f t g
No quiero ser presidente de una República de asesinos.
f t g
La guerra está perdida; pero si por milagro la ganáramos, en el primer barco que saliera de España tendríamos que salir los republicanos, si nos dejaban.
f t g
Calificando la política republicana de izquierdas: política tabernaria, incompetente, de amigachos, de codicia y botín, sin ninguna idea alta; en sus diarios, una y otra vez, trata a los políticos que le rodean de obtusos, loquinarios, botarates, gente impresionable, ligera, sentimental y de poca chaveta, insufrible por su inepcia, injusticia, mezquindad o tontería.
f t g
Y si esas gentes van a descuartizar a España, prefiero a Franco. Con Franco ya nos entenderíamos nosotros, o nuestros hijos, o quien fuere, pero estos hombres son inaguantables. Acabarían por dar la razón a Franco (atribuyéndoselo a Negrín).
f t g
Con la realidad española, que es materia de legislación, ocurre algo semejante a lo que pasa con el lenguaje; el idioma es antes que la gramática y la filología y los españoles nunca nos hemos quedado mudos a lo largo de nuestra historia, esperando a que vengan a decirnos cuál sea el modo correcto de hablar o cuál es nuestro genio idiomático.
f t g
Cuando los españoles puedan emplear en cosa mejor este extraordinario caudal de energías (...) sustituirán la gloria siniestra y dolorosa de la guerra. Y entonces se comprobará, una vez más, lo que nunca debió ser desconocido por los que lo desconocieron: que todos somos hijos del mismo sol y tributarios del mismo río
f t g
La tontería es la planta que mejor se desarrolla.
f t g
Malhaya quien nace yunque en vez de nacer martillo.
f t g
Tengo de mi raza el ascetismo y del diablo la soberbia.
f t g
La vida ofrece a cada criatura su copa de amargura.
f t g
El amor a la vida crece en fuerza con la madurez del espíritu.
f t g
Los placeres en proyecto son el origen del infortunio.
f t g
Lo que me ha dado un hachazo terrible, en lo más profundo de mi intimidad, es, con motivo de la guerra, haber descubierto la falta de solidaridad nacional. A muy pocos nos importa la idea nacional, pero a qué pocos. Ni aún el peligro de la guerra ha servido de soldador. Al contrario: se ha aprovechado para que cada cual tire por su lado
f t g
Siempre, es una palabra que no tiene valor en la historia y, por consiguiente, que no tiene valor en la política.
f t g
Cada hombre es un misterio impenetrable en vida y en muerte.
f t g
La posición de un hombre político se determina de esta manera: una tradición corregida por la razón.
f t g
A la política y a los hombres políticos y de gobierno no les está permitido escindir la realidad, y decir: 'Esto me gusta, esto me agrada, esto me conviene, esto lo organizo y lo defiendo; lo demás, se quita, se borra, desaparece de la contemplación de mis deberes'.
f t g
Lo que da el ser religioso de un país, de un pueblo y de una sociedad no es la suma numérica de creencias o de creyentes, sino el esfuerzo creador de su mente, el rumbo que sigue su cultura.
f t g
Las formas sociales y políticas en las que los pueblos pueden entrar y permanecer, no están sujetas a su arbitrio, sino determinadas por su carácter y su pasado.
f t g
No ha legislado sólo para el hombre, sino para el español, es decir, para un hombre cargado y formado por la historia.
f t g
Yo no sé si soy un estadista. Lo que es cierto es que, de la política, lo que me interesa es mandar.
f t g
El museo del Prado es lo más importante para España, más que la Monarquía y la República juntas.
f t g

Otros autores