1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Molière

Frases de Molière

Frases de Molière

Escritor dramático, humorista y comediógrafo francés. Seguramente uno de los más reconocidos del género, sus obras son re-interpretadas una y otra vez a lo largo de todo el mundo. Sus obras son muy populares y fueron traducidas a infinidad de idiomas, aún tienen vigencia a pesar de que hayan pasado ya 400 años.

Somos fácilmente engañados por aquellos a quienes amamos.
f t g
El celoso ama más, pero el que no lo es ama mejor.
f t g
Si esta es vuestra forma de amar, os ruego que me odiéis.
f t g
Esforcémonos en vivir con decencia y dejemos a los murmuradores que digan lo que les plazca.
f t g
La felicidad ininterrumpida aburre: debe tener alternativas.
f t g
Salen errados nuestros cálculos siempre que entran en ellos el temor o la esperanza.
f t g
Todos los vicios, con tal de que estén de moda, pasan por virtudes.
f t g
Jamás se penetra por la fuerza en un corazón.
f t g
Cuanto más amamos a alguien menos conviene halagarle.
f t g
Las cosas no valen sino lo que se las hace valer.
f t g
La hipocresía es el colmo de todas las maldades.
f t g
Un amante apasionado ama hasta los defectos de la persona a quien ama.
f t g
Prefiero un vicio tolerante a una virtud obstinada.
f t g
Las apariencias engañan la mayoría de las veces; no siempre hay que juzgar por lo que se ve.
f t g
La muerte es el remedio de todos los males; pero no debemos echar mano de éste hasta última hora.
f t g
Cuando se quiere dar amor, hay un riesgo: el de recibirlo.
f t g
Es cosa admirable que todos los grandes hombres tengan siempre alguna ventolera, algún granito de locura mezclado con su ciencia.
f t g
Aquellos cuya conducta se presta más al escarnio, son siempre los primeros en hablar de los demás.
f t g
El envidioso puede morir, pero la envidia nunca.
f t g
Lo que el amor hace, él mismo lo excusa.
f t g
Un tonto sabio es más tonto que un tonto ignorante.
f t g
La improvisación es la verdadera piedra de toque del ingenio.
f t g
Quien quiere ahogar a su perro dice que está rabioso.
f t g
El amor es a menudo fruto del matrimonio.
f t g
Morimos sólo una vez, pero durante mucho tiempo.
f t g
Los errores más pequeños son siempre los mejores.
f t g
Se puede ser un buen hombre y hacer malos versos.
f t g
Si poseyeseis cien bellas cualidades, la gente os miraría por el lado menos favorable.
f t g
El dinero es la llave que abre todas las puertas.
f t g
Los médicos no son para eso; su misión es recetar y cobrar; el curarse o no es cuenta del enfermo.
f t g
Casi todos los hombres mueren de sus remedios, no de sus enfermedades.
f t g
Las personas no están jamás tan cerca de la estupidez como cuando se creen sabias
f t g
¿Acaso no distinguís entre la devoción y la hipocresía? ¿Queréis tratarlas a ambas con igual idioma y rendir el mismo honor a la máscara que al rostro, igualar el artificio a la sinceridad, confundir las apariencias con las verdades, estimar al fantasma como, a la persona y a la moneda falsa como a la buena?
f t g
Encontrarse despreciado en el amor es un golpe en el orgullo, haz todo lo que puedas por olvidarlo, pero si no lo lograras, aparenta que lo has logrado
f t g
La belleza del rostro es frágil, es una flor pasajera, pero la belleza del alma es firme y segura.
f t g
Cuando una mujer demuestra mucho ardor por un hombre lo hace, con frecuencia, para ocultar otra llama que tiene en el corazón
f t g
Aquí yace Molière, el rey de los actores. En estos momentos hace de muerto y de verdad que lo hace bien
f t g
Uno debería mirarse bien a uno mismo antes de juzgar a otros
f t g
Todos los hombres se parecen por sus palabras; solamente las obras evidencian que no son iguales
f t g
No es solamente por lo que hacemos, sino también por lo que no hacemos, que somos responsables.
f t g
La amistad nace con la luz y se afirma con el trato
f t g
Médicos. Hombres de suerte. Sus éxitos brillan al sol...Y sus errores los cubren la tierra.
f t g
La timidez es la desconfianza del amor propio, que deseando agradar teme no conseguirlo
f t g
Una mirada, un suspiro, el silencio, son suficientes para explicar el amor
f t g
Los hombres son todos parecidos en sus promesas. Sólo en sus acciones es que ellos difieren
f t g
La serena razón huye de todo extremismo y anhela la prudencia moderada.
f t g
Nadie es capaz de evitar el amor, y nadie es capaz de evitar que su amor se acabe.
f t g
De nosotros sólo depende usar bien el amor; vivirlo y gozarlo bien; que exista y que deje de existir no depende de nosotros
f t g
Cien veces os he dicho, siendo vos pequeño, que en este mundo la virtud es siempre perseguida. Porque mueren los envidiosos, pero la envidia jamás.
f t g
En asuntos de amor siempre pierden los tímidos
f t g
Algunos están destinados a razonar erróneamente; otros a no razonar en absoluto, y otros a perseguir a los que razonan
f t g
Nunca se dio el caso de conquistar un corazón por la fuerza.
f t g
Fácilmente nos dejamos engañar por aquellos que amamos.
f t g
Siempre se es engañado fácilmente por lo que se ama, y el amor propio nos inclina a engañarnos a nosotros mismos.
f t g
Las cosas sólo tienen el valor que les damos.
f t g
La gran ambición de la mujer es inspirar amor
f t g
Tartufo conoce a quien engaña, aprovechase ofuscándole con cien apariencias y con su hipocresía le saca sumas a toda hora, adquiriendo además el derecho de censurarnos a todos.
f t g
Cuanto más fuerte es el obstáculo, más grande es la gloria que podremos alcanzar al vencerlo
f t g
La hermosura sin gracia es un anzuelo sin cebo.
f t g
A quienes me preguntan la razón de mis viajes les contesto que sé bien de qué huyo pero ignoro lo que busco.
f t g
Sólo participamos de la gloria de nuestros antepasados cuando nos esforzamos por parecernos a ellos
f t g
El matrimonio es una cadena a la cual no se debe ligar a nadie violentamente
f t g
Hay que comer para vivir, y no vivir para comer.
f t g
Lo primero que hace una mujer cuando quiere que un hombre la alcance es echar a correr
f t g
La duda es más cruel que la peor de las verdades
f t g
Ningún hombre es tan bueno, que, al ser expuesto a las acciones de la ley, no sería condenado a la horca por lo menos diez veces.
f t g
No hay por qué ser esclavos de esos fingidores, que hay tantos falsos devotos como falsos valientes, y así como no se ve qué, allí donde el honor los conduce, los verdaderos valientes sean los que más bullicio hacen, así los buenos y verdaderos devotos, merecedores de que se sigan sus huellas, no son los que tanto gesticulan.
f t g
El amor no distingue de personas
f t g
En batallas del amor siempre les toca perder a los tímidos.
f t g
Las lenguas siempre tienen veneno que propagar
f t g
No es precisamente la razón la que dicta sus normas al amor
f t g
Muy poco segura es la posesión de un corazón al que se quiere retener a la fuerza
f t g
Así va el mundo. Muchos adquieren opinión de doctos, no por lo que efectivamente saben, sino por el concepto que forma de ellos la ignorancia de los demás.
f t g
El que no es amigo de toda la humanidad, no es amigo mío
f t g
Preciso es reconocer que el amor es un gran maestro
f t g
Leer y el matrimonio no se llevan bien
f t g
Por muchas razones no es bueno que la mujer estudie y sepa tanto.
f t g
Oponerse directamente a las opiniones es el medio de echarlo todo a perder.
f t g
Castigat ridendo mores, Corrige las costumbres riendo
f t g
Los vicios de moda pasan por virtudes.
f t g
No hay nada tan conmovedor como un enamorado que se llega a las puertas de la amada y cuenta sus dolencias a los goznes y a los cerrojos.
f t g
Los envidiosos morirán, pero la envidia es inmortal
f t g
Vivir sin amar no es, propiamente, vivir
f t g
Nosotros no participamos de la gloria de nuestros antepasados, sino cuando nos esforzamos en parecérnosles.
f t g
Sólo se muere una vez, ¡pero por tan largo tiempo!
f t g
No hay cosa más censurable que un amigo que no sea sincero
f t g
Prefiero un vicio cómodo a una virtud fatigosa
f t g
La tristeza es una enfermedad en la que cada paciente debe tratarse a sí mismo
f t g
La inocencia no suele ruborizarse
f t g
Todo lo que no es prosa es verso; y todo lo que no es verso es prosa
f t g
Soportamos las represiones, pero no sufrimos las burlas. Preferimos ser malos a ser ridículos
f t g
Somos más sociables y nos hacemos estimar más por vuestro corazón que por nuestro talento
f t g
La amistad pide un poco más de misterio; enarbolarla con cualquier motivo equivale a profanar su nombre
f t g
La mujer es como la hiedra, que crece en todo su esplendor mientras se enrosca al árbol, pero no vale para nada cuando se la separa de él
f t g
¿De qué puede servirnos la riqueza, si no la logramos en la edad en que se disfruta de ella?
f t g
Hay que instruir a la juventud riendo, reprender sus defectos con dulzura y no atemorizarla con el nombre de la virtud
f t g
¡Qué delicia tener un marido por la noche a nuestro lado! Aunque no sea más que por el placer de tener alguien que te salude y te diga ¡Jesús!, cuando estornudas.
f t g
El cielo, es cierto, prohíbe algunas satisfacciones, pero en él hay comodidades
f t g
El papel de hombre de bien es el más fácil de representar
f t g
Todo el mundo ama y admira a la mujer coqueta, la única excepción es su marido
f t g
Los autores suelen tener el defecto de tiranizar las conversaciones hablando sólo de sus obras
f t g
Debe ser hermoso, no se entiende nada
f t g
Más vale morir dentro de las reglas que escapar a la muerte contra las reglas
f t g
No me sorprendería si la gran regla fuera dar placer
f t g
El que vive sin tabaco no merece vivir
f t g
Los pueblos felices no tienen sociología, tienen costumbres, instituciones y leyes
f t g
Es un magnífico orador, conoce el arte de no decir nada en una gran arenga
f t g
Soportamos las reprensiones, pero no sufrimos las burlas. Preferimos ser malos a ser ridículos.
f t g
Es más civilizado morir según las reglas que curarse contra las reglas.
f t g
Los médicos no están para curar, sino para recetar y cobrar; curarse o no es cuenta del enfermo.
f t g
Todos los vicios, cuando están de moda, pasan por virtudes.
f t g
Pues son gentes aquellas que, con alma sometida al interés, hacen de la devoción oficio y granjerías, queriendo comprar créditos y dignidades a costa de mucho bajar de ojos y mucho afectado fervor.
f t g
El mundo, querida Agnes, es un asunto extraño.
f t g
Las dudas son más crueles que la peor de las verdades.
f t g
Como os explicaba, vuestro escrúpulo es fácil de destruir. Aquí estáis segura de un pleno secreto y el mal no consiste nunca sino en el escándalo que promueve. Sí; el escándalo del mundo es lo que produce la ofensa, y no es pecar, pecar a calladas.
f t g
El verdadero anfitrión es el que da la cena.
f t g
¡Oh perfecta criatura! No he podido veros sin admirar en vos al autor de la naturaleza y sentir mi corazón herido de ardiente amor hacia la más bella de las imágenes en que él se ha pintado.
f t g

Otros autores