1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Morris West

Frases de Morris West

Frases de Morris West

Popular autor de novelas de origen australiano cuyas obras son best-seller en muchos países distintos. Se destacan títulos como "Los payasos de Dios" y "Las sandalias del pescador", ambos traducidos a más de 27 idiomas distintos siendo referentes de la literatura internacional. También es autor del libro que llevo a la película, "El abogado del Diablo".

La libertad más difícil de conservar es la de equivocarse.
f t g
El ejemplo es una lección que todos los hombres pueden leer.
f t g
Si Dios es Dios y el hombre una criatura hecha a imagen de la inteligencia divina, su función más noble es la búsqueda de la verdad.
f t g
Somos hormigas en la carcasa del mundo, salidas de la nada, encaminándonos afanosamente a ninguna parte.
f t g
Los sistemas políticos son tan imperfectos y corruptos como los hombres que los conciben.
f t g
Perdono a quien comete un error. Y le corto la cabeza a quien comete dos veces el mismo error.
f t g
Si no pudiera llegar al cielo más que en grupo, no iría allí en modo alguno...
f t g
...en un mundo de lunáticos, los locos estaban más seguros que los cuerdos.
f t g
Los imperios son un anacronismo. No pueden durar. Más tarde o más temprano tendrán que dividirse, humanizarse, dar tiempo y oportunidad a las tribus que forjaron su riqueza inicialmente. Esto no se puede hacer de la noche a la mañana, pero es necesario modificar las estructuras para alcanzar el objetivo...
f t g
...cuanto más sabe uno, tanto más vulnerable es...
f t g
No hay Biblia, ni Talmud, ni Corán que codifique la moral del mundo moderno.
f t g
La anarquía inevitablemente provocará tiranía. La tiranía es el semillero de la revolución. Y así el ciclo sangriento se cerrará, a menos que podamos hallar un remedio para la locura que nos aflige.
f t g
Su fe había naufragado en el más difícil de todos los misterios: que un Dios justo pueda crear monstruos y exigirles que vivan como hombres.
f t g
Cuando la ley es impotente, caballeros, ¿cómo se ha de hacer justicia?
f t g
Un hombre deja de tener miedo cuando ha tomado su partido de la muerte y de su propio destino.
f t g
Cuando se trabaja para el Gobierno, no hace falta ser decente; con hacer confesiones honestas cuando a uno se las piden, es bastante. ¿Lo escandaliza eso? Estimado señor, si uno contrata a un hombre para diseñar un sistema de misiles, contrata su capacidad y entierra sus pecados.
f t g
Amigos míos, los invito a examinar una proposición mucho más siniestra; a saber, que la violencia, la crueldad y el asesinato son actos totalmente racionales, concebidos con tanta intención como una pieza teatral, para promover los objetivos – políticos, financieros o personales – de quienes los perpetran...
f t g
No empiece a sentirse culpable, amigo. Eso es fatal.
f t g
Era el antiguo proverbio: el dinero hace al hombre; lo hace más puro que los ángeles, y para demostrar lo contrario, hay que tener al menos tanto dinero como él.
f t g
El hombre bueno nunca va bastante lejos, el malo va siempre demasiado lejos, de suerte que ambos fallan su objetivo.
f t g
...inundar el mercado vendiendo acciones por debajo de su cotización es algo más o menos tan moral como un asesinato, y muchas veces más brutal.
f t g
Cuando se ignora de dónde llegará la próxima comida, no se puede pensar en el estado del alma ni cuidarla. El hambre no tiene moral, amigo mío.
f t g
Todos los aeropuertos se han convertido en campamentos armados. ¡Es necesario que te cacheen antes de que puedas visitar a tu madre moribunda!
f t g
Su error fue el de todos los liberales: creer que los hombres están preparados para reformarse, que la buena voluntad atrae a la buena voluntad, que la verdad se basta a sí misma.
f t g
El odio más grande es silencioso.
f t g
Es verdad a medias, lo que siempre es más que media mentira.
f t g
... se está advirtiendo a los liberales que, ahora que se vieron salvados de la revolución, más vale que se contenten con una tiranía ordenada...
f t g
El acto de amor es como el de fe: una entrega; y creo que el uno condiciona al otro.
f t g
¡La misericordia se otorga, no se gana! Se concede a los mendigos: ¡no la compra la virtud!
f t g
Por mi parte, tengo edad y riqueza suficientes para permitirme el lujo de una actitud moral en un mundo en que la moral pasó de moda.
f t g
Los negocios son como la prostitución.
f t g
¿Qué moral es aplicable?
f t g
Las reglas del juego establecen que los hombres son mortales pero las corporaciones gigantes son sagradas hasta la eternidad.
f t g
Debemos formular juicios racionales sobre la base de la inteligencia concreta...
f t g
... pero una vez que usted acepte que no hay garantías, vivirá mucho más serenamente.
f t g
La mitad de la ley es magia pura... tigres de papel que defienden el templo de una diosa con los ojos vendados.
f t g
¡Las revoluciones no se hacen con agua de rosas!
f t g

Otros autores