1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Ovidio

Frases de Ovidio

Frases de Ovidio

Poeta romano, propio de la antigua Roma, ferviente adorador de los Dioses, que tiene un papel fundamentas en todas sus prosas, muchas de ellas verdaderos relatos mitológicos provenientes de los griegos adaptados a su cultura.

Mucho amor germina en la casualidad; tened siempre dispuesto el anzuelo, y en el sitio que menos lo esperáis encontraréis pesca.
f t g
Apresúrate; no te fíes de las horas venideras. El que hoy no está dispuesto, menos lo estará mañana.
f t g
Ofrecer amistad al que pide amor es como dar pan al que muere de sed.
f t g
En el amor no basta atacar, hay que tomar la plaza.
f t g
La gota horada la roca, no por su fuerza sino por su constancia.
f t g
La esperanza hace que agite el naufrago sus brazos en medio de las aguas, aún cuando no vea tierra por ningún lado.
f t g
Todo amante es un soldado en guerra.
f t g
Así corrompe el ocio al cuerpo humano, como se corrompen las aguas si están quedas.
f t g
Las mujeres lo negaran o lo aceptaran, pero lo que siempre quieren es que se lo pidamos.
f t g
No os entreguéis por demasiado a la ira; una ira prolongada engendra odio.
f t g
La abundancia me hizo pobre.
f t g
El que ha naufragado tiembla incluso ante las olas tranquilas.
f t g
¡Pobre de mí! El amor no se cura con hierbas.
f t g
El alma descansa cuando echa sus lágrimas; y el dolor se satisface con su llanto.
f t g
Compra lo necesario, no lo conveniente.
f t g
Huyo de lo que me sigue; voy detrás de lo que huye de mí.
f t g
Las causas están ocultas. Los efectos son visibles para todos.
f t g
No se desea lo que no se conoce.
f t g
En los campos ajenos, la cosecha siempre es más abundante.
f t g
Se hace ligera la carga que se sabe llevar bien.
f t g
La envidia, el más mezquino de los vicios, se arrastra por el suelo como una serpiente.
f t g
Muy frágil es la belleza.
f t g
El regalo tiene la categoría de quien lo hace.
f t g
Aquí soy extranjero porque nadie me entiende.
f t g
Nada es más útil al hombre que aquellas artes que no tienen ninguna utilidad.
f t g
El amor a la patria es más patente que la razón misma.
f t g
Nada hay más fuerte que el hábito.
f t g
La gota horada la piedra, no por su fuerza, sino por su constancia
f t g
La conciencia del hombre recto se ríe de los engaños de la fama
f t g
Feliz es el hombre que ha roto las cadenas que lastiman la mente, y ha dejado de preocuparse de una vez por todas
f t g
Las leyes están para que el poderoso no pueda todo
f t g
Veo lo que es bueno y lo apruebo; pero hago lo peor.
f t g
O lo intentas, o lo haces
f t g
Nacemos con lágrimas, entre lágrimas transcurre nuestra vida y con lágrimas cerramos nuestro último día
f t g
El amor ausente se desvanece y uno nuevo toma su lugar
f t g
El tiempo corre, y silenciosamente envejecemos, mientras los días huyen sin que ningún freno los detenga
f t g
El placer más seguro es el menos placentero
f t g
La gota abre la piedra, no por su fuerza sino por su constancia.
f t g
Aprender es lo correcto, aunque sea del enemigo
f t g
Cosa regia es, créeme, socorrer a los desgraciados
f t g
Para ser amado, sé amable
f t g
Sed paciente y duro; algún día este dolor te será útil
f t g
El egoísta tiene su corazón en la cabeza
f t g
Para agradar debes olvidarte de ti mismo
f t g
El tiempo es la mejor medicina
f t g
El éxito justifica la acción
f t g
Cristo no nos libera del sufrimiento, sino de sufrir inútilmente
f t g
Para elegir un marido, la mujer virtuosa consulta su corazón, no sus ojos
f t g
El que persigue ayudado por las alas del Amor es más veloz y no necesita descanso
f t g
Bien vive quien bien oculta
f t g
Lo que ahora es razón fue pasión antes
f t g
Desear la muerte es propio de cobardes.
f t g
Es mejor negar una cosa que dar falsas esperanzas
f t g
Si te paras a contar los días de sol y los nublados en el año, verás que los días serenos han sido los más
f t g
Hay un camino en lo alto, visible en los cielos transparentes, llamando la Vía Láctea, que resplandece con brillo propio. Los dioses van por ella a la morada del gran Tonante y su residencia real... Allí los famosos y poderosos habitantes del cielo han sentado sus reales. Esta es la región que podría atraverme a llamar la palatina del Gran Cielo.
f t g
El amor, como la tos, no puede ocultarse
f t g
Veo lo mejor y lo apruebo; sigo lo peor
f t g
A una inteligencia pervertida, cualquier cosa la corrompe.
f t g
El camino más seguro es el del medio
f t g
Lo lícito no me es grato; lo prohibido excita mi deseo.
f t g
Para no perder, el jugador no cesa nunca de perder
f t g
Antes de morir y recibir sepultura, nadie puede recibir el calificativo de dichoso
f t g
Un placer sin riesgos nos complace menos
f t g
Un rostro silencioso con frecuencia expresa más que las palabras
f t g
Estarás triste si te hallas solo
f t g
La envidia hace parecer más abundantes las mieses de los campos ajenos, y más rico en leche el rebaño vecino
f t g
Vive sin envidia y sin desear más que tranquilidad gozosa muchos años, en amistad con tus iguales
f t g
Una mala causa empeora cuando se pretende defenderla
f t g
Mientras seas feliz, tendrás amigos; pero si la fortuna te es adversa, te quedarás solo
f t g
A los hombres les va bien un aspecto descuidado.
f t g
Soporta y persiste; el dolor presente ha de serte de provecho en mejor ocasión
f t g
La noche es más triste que el día
f t g
Repútase casta a aquella a quien nadie requirió de amores
f t g
Hay tantas penas en el amor como conchas en la playa
f t g
Es natural en un hombre pobre el contar su rebaño
f t g
La mujer siempre está comprando algo
f t g
La envidia asesta sus tiros a las cosas más grandes
f t g
Cuerdo es aquel que puede fingir cordura
f t g
Bárbaros, ¿por qué debemos llamarlos así?. ¿No son ellos los que han inventado la pólvora?
f t g
La casualidad siempre es actual; ten echado tu anzuelo. En el remanso donde menos lo esperes, estará tu pez
f t g
No uses el mismo estilo con mujeres de diferentes edades: la cierva cargada de años ve desde lejos los lazos peligrosos. Si pareces muy avisado a las novicias y atrevido a las gazmoñas, unas y otras desconfiarán de ti, poniéndose a la defensiva
f t g
Las lágrimas pesan a veces tanto como las palabras
f t g
A un autor le complace siempre su propia obra.
f t g
Irás con más seguridad por el término medio
f t g
Socorrer al caído es acción digna de reyes
f t g
El tiempo devora las cosas
f t g
Pierde el tiempo al antojo de tu amada
f t g
El amor furtivo es tan agradable para una mujer como para el varón: el varón no sabe disimularlo, pero ella lo desea más escondidamente
f t g
Entre el pudor y la hermosura hay un gran conflicto
f t g
La belleza atrae al amor
f t g
El dulce reposo no sólo da vigor al cuerpo, sino también al espíritu, pero el trabajo abrumador va corroyendo las fuerzas de uno y otro
f t g
A los hombres no les mueve el mérito de la buena acción, si no lleva tras de sí el premio
f t g
Vive quien acierta a vivir en la oscuridad
f t g
¿Qué es el sueño sino la imagen fría de la muerte?
f t g
Siempre nos resistimos a las prohibiciones y deseamos lo que nos niegan
f t g
El vulgo estima a los amigos por las ventajas que pueden obtenerse de ellos
f t g
Todo género de vida, sin descansos alternativos, no es duradero
f t g
La fortuna y el amor son amigos del audaz
f t g
Es un alivio llorar; las penas se desahogan y son arrastradas por las lágrimas
f t g
El cultivo de los amantes hace renacer el amor
f t g
No puedo vivir contigo, ni sin ti
f t g
El placer puro no existe: siempre va acompañado de alguna inquietud
f t g
Así el Amor es más intratable y más tirano para los corazones rebeldes que con aquellos que reconocen su imperio
f t g
Dondequiera que miro no veo otra cosa que reminiscencias de la muerte.
f t g
La excesiva grandeza debe siempre infundir terror
f t g
No dejéis siempre cerradas vuestras puertas
f t g
Agudas saetas han atravesado mi corazón; que el cruel Amor opera ahora en país conquistado. ¿Me rendiré, o bien, con mi resistencia, aumentaré aún esta súbita llama?
f t g
La abundancia me ha empobrecido.
f t g
Las acciones humanas no engañan nunca a los dioses
f t g
La casualidad es siempre actual; ten siempre echado tu anzuelo. En el remanso donde menos los esperes estará tu pez.
f t g
Mientras fueres feliz, contarás con numerosos amigos; si el tiempo se nublara, te hallarás solo.
f t g
En el amor no basta con atacar, hay que tomar la plaza.
f t g
Las leyes yacen vencidas bajo la espada guerrera
f t g
La gota horada la piedra y el uso consume el anillo.
f t g
Serás triste si te encuentras solo...
f t g
Quien es consciente de lo recto se ríe de las mentiras de la fama.
f t g
Es casta la que nadie requirió.
f t g
Siempre tendremos con fuerza a lo prohibido, y deseamos lo que se nos niega.
f t g
Por el camino del medio irás siempre muy seguro.
f t g
Otorguen o rehusen, las mujeres se complacen en ser solicitadas.
f t g
La hermosura, bien frágil.
f t g
Tanto las que acceden como las que rehúsan, gustan de ser solicitadas.
f t g

Otros autores