1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Platón

Frases de Platón

Frases de Platón

Filósofo griego. Discípulo de Sócrates. Maestro de Aristóteles. Pilar fundamental de pensamiento Griego de la antigüedad y formador de los principios básicos de la ciencia. Su principal campo fue el de la educación pero aporto al conocimiento de variadas disciplinas como las cosmología y la metafísica.

La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco.
f t g
La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.
f t g
El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos los caballos.
f t g
Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro.
f t g
Los amigos se convierten con frecuencia en ladrones de nuestro tiempo.
f t g
No hay hombre tan cobarde a quien el amor no haga valiente y transforme en héroe.
f t g
La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos.
f t g
Debemos buscar para nuestros males otra causa que no sea Dios.
f t g
Dos excesos deben evitarse en la educación de la juventud; demasiada severidad, y demasiada dulzura.
f t g
La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo.
f t g
Hay que tener el valor de decir la verdad, sobre todo cuando se habla de la verdad.
f t g
No dejes crecer la hierba en el camino de la amistad.
f t g
El amor consiste en sentir que el ser sagrado late dentro del ser querido.
f t g
La filosofía es un silencioso diálogo del alma consigo misma en torno al ser.
f t g
Allí donde el mando es codiciado y disputado no puede haber buen gobierno ni reinará la concordia.
f t g
Cuando la muerte se precipita sobre el hombre, la parte mortal se extingue; pero el principio inmortal se retira y se aleja sano y salvo.
f t g
El más importante y principal negocio público es la buena educación de la juventud.
f t g
Cada lágrima enseña a los mortales una verdad.
f t g
El legislador no debe proponerse la felicidad de cierto orden de cuidadanos con exclusión de los demás, sino la felicidad de todos.
f t g
Lo que no sé, tampoco creo saberlo.
f t g
Son filósofos verdaderos aquellos a quienes gusta contemplar la verdad.
f t g
El virtuoso se conforma con soñar lo que el pecador realiza en la vida.
f t g
Donde reina el amor, sobran las leyes.
f t g
Al contacto del amor todo el mundo se vuelve poeta.
f t g
Cuando una multitud ejerce la autoridad, es más cruel aún que los tiranos.
f t g
La buena fe es el fundamento de toda sociedad, la perfidia es la peste.
f t g
El objetivo de la educación es la virtud y el deseo de convertirse en un buen ciudadano.
f t g
La burla y el ridículo son, entre todas las injurias, las que menos se perdonan.
f t g
Todo lo que nace proviene necesariamente de una causa; pues sin causa nada puede tener origen.
f t g
¿Quién es, pues, el creador y padre de este Universo? Difícil es encontrarlo; y cuando se ha encontrado, imposible hacer que la multitud lo conozca.
f t g
El hombre inteligente habla con autoridad cuando dirige su propia vida.
f t g
El hombre es un auriga que conduce un carro tirado por dos briosos caballos: el placer y el deber. El arte del auriga consiste en templar la fogosidad del corcel negro (placer) y acompasarlo con el blanco (deber) para correr sin perder el equilibrio.
f t g
Teme a la vejez, pues nunca viene sola.
f t g
La libertad está en ser dueños de la propia vida.
f t g
Tres facultades hay en el hombre: la razón que esclarece y domina; el coraje o ánimo que actúa, y los sentidos que obedecen.
f t g
La civilización es la victoria de la persuasión sobre la fuerza.
f t g
Aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor.
f t g
Todo lo que se llama estudiar y aprender no es otra cosa que recordar.
f t g
Los espíritus vulgares no tienen destino.
f t g
Es necesario diferenciar las cosas: lo que siempre existe sin haber nacido, y lo que siempre está comenzando sin jamás llegar a ser.
f t g
Si bien buscas, encontrarás.
f t g
La mejor tumba es la más sencilla.
f t g
Los muertos son los únicos que ven el final de la guerra.
f t g
Si el semblante de la virtud pudiera verse, enamoraría a todos.
f t g
De virtud hay una especie, de maldad, muchas.
f t g
No es en los hombres, sino en las cosas mismas, donde es preciso buscar la verdad.
f t g
Frío e insípido es el consuelo cuando no va envuelto en algún remedio.
f t g
Así como los ojos están formados para la astronomía, los oídos lo están para percibir los movimientos de la armonía.
f t g
El tiempo es una imagen móvil de la eternidad.
f t g
El tiempo es la imagen de la eternidad en movimiento.
f t g
En torno de la esencia está la morada de la ciencia.
f t g
En todas las cosas, naturales y humanas, el origen es lo más excelso.
f t g
La belleza es el esplendor de la verdad.
f t g
A vosotros (políticos) os hemos formado en interés del Estado tanto como en el propio vuestro, para que seáis en nuestra República nuestros jefes y vuestros reyes.
f t g
Lo que se mueve por sí mismo es inmortal.
f t g
Los hombres viven celosos de la inmortalidad.
f t g
El hombre embrutecido por la superstición es el más vil de los hombres.
f t g
Los sabios hablan porque tienen algo que decir, los tontos hablan porque tienen que decir algo
f t g
La música da alma al universo, alas a la mente, vuelos a la imaginación, consuelo a la tristeza y vida y alegría a todas las cosas
f t g
...no hay mayor perfección en el mal que el parecer ser bueno no siéndolo.
f t g
La razón y el valor siempre se impondrán a la traición y a la ingratitud.
f t g
Solo los muertos han visto el final de la guerra.
f t g
Con la buena educación es el hombre una criatura mansa y divina; pero sin ella es el más feroz de los animales. La educación y la enseñanza mejoran a los buenos y hacen buenos a los malos.
f t g
Dios nos ha dado dos alas para volar hasta Él: el amor y la razón.
f t g
El que aprende y aprende y no practica lo que sabe, es como el que ara y ara y no siembra.
f t g
Sólo hay un Dios, y es el conocimiento, y una maldad, que es la ignorancia.
f t g
No hay hombre que, revestido de un poder absoluto para disponer de todos los asuntos humanos, no sea víctima de la soberbia y la injusticia
f t g
El hombre sabio querrá estar siempre con quien sea mejor que él.
f t g
Ante todo es necesario cuidar del alma si se quiere que la cabeza y el resto del cuerpo funcionen correctamente.
f t g
Uno de los castigos por rehusarte a participar en política, es que terminarás siendo gobernado por hombres inferiores a ti
f t g
Sólo te ama aquel que ama tu alma.
f t g
Podemos perdonar fácilmente a un niño que teme a la oscuridad; pero la real tragedia de la vida es cuando los adultos le temen a la luz.
f t g
El hombre que hace que todo lo que lleve a la felicidad dependa de él mismo, ya no de los demás ha adoptado el mejor plan para vivir feliz.
f t g
El amor es la alegría de lo bueno, la maravilla de los sabios, el asombro de los dioses.
f t g
Un hombre que no arriesga nada por sus ideas, o no valen nada sus ideas, o no vale nada el hombre.
f t g
Yo declaro que la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte
f t g
La peor forma de injusticia es la justicia simulada
f t g
No existe hombre tan cobarde como para que el amor no pueda hacerlo valiente y transformarlo en héroe.
f t g
Lo poco que sé se lo debo a mi ignorancia.
f t g
Amor: una enfermedad mental muy grave.
f t g
La vejez tiene un gran sentido de sosiego y libertad. Una vez que las pasiones han abandonado su presa, se ve uno libre, no de un amo, sino de muchos.
f t g
Dondequiera que se ama el arte de la medicina se ama también a la humanidad.
f t g
La conquista propia es la más grande de las victorias.
f t g
El cuerpo es la cárcel del alma inmortal.
f t g
Aquel a quien el amor no toca, camina en la oscuridad.
f t g
Tu estás joven, hijo mío, y cuando pasen los años el tiempo hará sus cambios y hará retroceder muchas cosas que expresas en tus opiniones actuales. Contrólate, por lo tanto, y no sirvas de árbrito para juzgar el mundo.
f t g
Sin vacilación profetizo la ruina a aquel Estado en el que la ley depende del poder del gobernante y no es ella misma quien gobierna.
f t g
El enamorado de un alma bella permanecerá fiel durante toda su vida, porque ama una cosa permanente.
f t g
Nunca será posible desembarazarse por completo del mal, pues siempre debe haber algo contrario al bien.
f t g
Cuántas veces tengo que decir que no soy un plato grande
f t g
Dios es el comienzo, el medio y el fin.
f t g
Ser amable con todos los que encuentras es pelear una dura batalla
f t g
¡Ninguna cosa humana merece gran ansiedad!
f t g
Cuanto mayor es el placer sexual del hombre, mayor es la felicidad de la mujer
f t g
La conquista de sí mismo es la mayor de las victorias.
f t g
Cometer injusticia es más ignominioso que recibirla.
f t g
...: el silencio que los jóvenes han de guardar ante personas de más edad; cómo han de hacer que se sienten y levantarse ellos en su presencia; el respeto de los propios padres; y también el modo de cortarse el pelo, de vestir y calzar,el pergeño general del cuerpo y, en fin, todo cuanto hay de semejante a esto. ¿No te parece?
f t g
Hasta que los filósofos se encarguen del gobierno o los que gobiernan se conviertan en filósofos, de modo que el gobierno y la filosofía estén unidos, no podrá ponerse fin a las miserias de los Estados.
f t g
El alma de un filósofo se separa de su cuerpo y desea estar sola y existir por sí misma.
f t g
No es necesario que la bondad se manifieste, sino que se deje ver.
f t g
El hombre es el animal que observa sus propios excrementos.
f t g
Hay algo peor que una mujer: dos mujeres.
f t g
-...¿A los enemigos se les ha de devolver lo que se les debe?
f t g
..., en las asociaciones mutuas, donde uno se junta con otro, nunca verás que, al disolverse la comunidad, el justo tenga más que el injusto, sino menos.
f t g
La filosofía es la ciencia de los hombres libres
f t g
..que la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte. -Ahora -dije yo- comprendo lo que dices; si es verdad o no, voy a tratar de verlo. Has contestado, Trasímaco, que lo justo es lo conveniente.
f t g
Si no deseas mucho, hasta las cosas pequeñas te parecerán grandes
f t g
La mentira sólo es útil a los hombres como medicina. El uso de tales medicinas debe estar circunscrito a los médicos.
f t g
Muchas veces ayudó una broma donde la seriedad solía oponer resistencia
f t g
Ninguna de las cosas humanas merece una gran ansiedad.
f t g
En el vino (está) la verdad.
f t g
El mundo de las ideas incide el mundo físico; piensa bien y harás lo correcto.
f t g
En el alma de un esclavo no puede hallarse el menor resquicio donde pueda albergarse la virtud, y que ningún hombre sensato puede fiarse nunca de ellos. El más sabio de los poetas (Homero) declara así, refiriéndose a Zeus, nos dice: al hombre que cae en esclavitud, Zeus le priva la mitad de su alma... Las Leyes. Libro VI.
f t g
La menor parte de lo que ignoramos, es mayor de todo cuanto sabemos.
f t g
Los muchachos deben abstenerse de beber vino, pues es un error añadir fuego al fuego.
f t g
Las leyes deben tener como objeto el interés del régimen establecido, cualquiera que éste sea y el mantenimiento de su autoridad, y de aquí se desprende, en su concepto, la verdadera definición de la justicia derivada de la naturaleza misma. Platón: Las leyes. Libro IV.
f t g
Ningún hombre es lo suficientemente sabio por sí mismo.
f t g
No hay un solo rey que no descienda de un esclavo, ni un esclavo que no haya tenido reyes en su familia.
f t g
Tampoco hay que permitir que los hombres sean venales ni ávidos de riquezas.
f t g
Tú eres legal,Eli es legal.De la legalidad solo puede salir el supremo bien
f t g
El principio de la actividad es el amor. El amor llena con su presencia el universo entero, mueve sus resortes y les hace concurrir a un admirable concierto
f t g
Los espíritus vulgares carecen de destino
f t g
Hay dos formas de inconformismo: la una activa, y la otra indolente y plañidera
f t g
Ya hemos dicho que el legislador, cuando trate de promulgar sus leyes, debe proponerse tres objetivos:que el estado quien ha de aplicarlas debe ser libre; que sus ciudadanos han de estar unidos y que éstos han de ser cultos ¿no es así?
f t g
Del asombro sale el pensamiento.
f t g
El hombre no es libre más que para obrar bien.
f t g
El abogado siempre tiene prisa.
f t g
De todas las bestias salvajes, un muchacho es la más difícil de manejar.
f t g
Representa un gran placer conversar con las personas de edad. Ellas han recorrido el camino que todos debemos seguir y saben dónde éste es áspero y difícil y dónde es llano y fácil.
f t g
Ante todo nadie poseerá casa propia excepto en caso de absoluta necesidad.
f t g
...cada uno debe ser puesto a un trabajo, que ha de ser aquel para el que esté dotado;...
f t g
... cuando un hombre empieza a pensar en que va a morir, le entra miedo y preocupación por cosas por las que antes no le entraban,...
f t g
Aquellos -dije- que nos relataban Hesíodo y Homero, y con ellos los demás poetas. Ahí tienes a los forjadores de falsas narracciones que han contado y cuentan a las gentes. (El dual muestra que Platón emparejaba a Homero y Hesíodo como principales responsables de esta aberracción. Ya Pitágoras, Jenófanes y Heráclito habían precedido a Platón en su condena de esta clase de poesía).
f t g
Debemos, pues, según parece, vigilar ante todo a los forjadores de mitos y aceptar los creados por ellos cuando estén bien y rechazarlos cuando no; y convencer a las madres y ayas para que cuenten a los niños los mitos autorizados, moldeando de este modo sus almas por medio de las fábulas.
f t g
..., con respecto a las personas crónicamente minadas por males internos, no se consagra a prolongar y amargar su vida con un régimen de paulatinas evacuaciones e infusiones de modo que el enfermo pueda engendrar descendientes que, como es natural, heredarán su constitución,...
f t g
... es necesario que nuestros guardianes y sus mujeres se dediquen a las mismas ocupaciones.
f t g
... la ciudad nace, en mi opinión, por darse la circunstancia de que ninguno de nosotros se basta a sí mismo, sino que necesita de muchas cosas.
f t g
Imposible, pues, que un dios quiera modificarse a sí mismo; antes bien, creo que todos y cada uno de ellos son los seres más hermosos y excelentes que pueden darse y, por ende, permanecen invariable y simplemente en la forma que les es propia.
f t g
La divinidad es, por tanto, absolutamente simple y veraz en palabras y en obras y ni cambia por sí ni engaña a los demás en vigilia ni en sueños con apariciones, palabras o envios de signos.
f t g
La vida debe ser vivida como un juego.
f t g
La medicina, pues, no busca lo conveniente para sí misma, sino para el cuerpo.
f t g
La oportunidad es el instante preciso en que debemos recibir o hacer una cosa.
f t g
...la posesión de las mujeres, los matrimonios y la procreación de los hijos deben, conforme al proverbio, ser todos comunes entre amigos en el mayor grado posible.
f t g
Lo que es tuyo es mío, y lo que es mío es tuyo.
f t g
Las ideas no son perceptibles por nuestros sentidos sino que sólo las había conocido el alma estando separada del cuerpo y que, al unirse a él en el nacimiento, las olvidaba
f t g
... nadie es justo de grado, sino por fuerza...
f t g
...nosotros no establecemos la ciudad mirando a que una clase de gente sea especialmente feliz, sino para que lo sea en el mayor grado posible la ciudad toda;...
f t g
¡Oh, Sócrates, cuán raras veces bajas a vernos al Pireo!
f t g
¡Oh, Heracles! Aquí está Sócrates con su acostumbrada ironía; ya les había yo dicho a éstos que tú no querrías contestar, sino que fingirías y acudirías a todo antes que responder, si alguno te preguntaba.
f t g
...no sólo tenemos que vigilar a los poetas y obligarles o a representar en sus obras modelos de buen carácter o a no divulgarlas entre nosotros, sino que también hay que ejercer inspección sobre los demás artistas...
f t g
...,¿llama justicia al hacer beneficios a los amigos y daños a los enemigos? Así lo creo.-> Induce al error, esta cuestión planteada por Platón(En voz de Socr.) pretende la contradicción retórica, es una contradicción creada por Él, no debería figurar coma una frase suya, pues quien afirma así lo creo es el inducido al error en su retórica.
f t g
Para decirlo, pues, brevemente: los que cuidan de la ciudad han de esforzarse para que esto de la educación no se corrompa sin darse ellos cuenta, sino que en todo han de vigilarlo, de modo que no haya innovaciones contra lo prescrito...
f t g
¿Podrá, pues, haber un mejor testimonio de la mala y viciosa educación de una ciudad que el hecho de que no ya la gente baja y artesana, sino incluso quienes se precian de haberse educado como personas libres, necesiten de hábiles médicos y jueces?
f t g
Pero, ¿cómo -dije yo- podría contestar, oh, el mejor de los hombres, quien primeramente no sabe nada, y así lo confiesa, Sócrates.
f t g
Por consiguiente, haremos bien en suprimir las lamentaciones de los hombres famosos y atribuírselas a las mujeres - y no a las de mayor dignididad- o a los hombres más viles, con el fin de que les repugne la imitación de tales gentes a aquellos que decimos educar para la custodia del país.
f t g
Por consiguente, también a las mujeres habrá que introducirlas en ambas artes, e igualmente en lo relativo a la guerra; y será preciso tratarlas de la misma manera.
f t g
Por tanto, existen también la mujer apta para ser guardiana y la que no lo es. ¿O no son ésas las cualidades por las que elegimos a los varones guardianes?
f t g
Precisamente, es característico del filósofo este estado de ánimo: el de la maravilla, pues el principio de la filosofía no es otro, y aquél que ha dicho que Iris (la filosofía) es hija de Thaumante (la maravilla), no ha establecido mal la genealogía
f t g
Qué tal andas, Sófocles, con respecto al amor? ¿Eres capaz todavía de estar con una mujer?. Y el repuso: No me hables, buen hombre; me he librado de él con la mayor satisfacción, como quien escapa de un amo furioso y salvaje
f t g
¡Purifiquemos también lo que nos queda!
f t g
Por tanto, no hay disciplina alguna que examine y ordene la conveniencia del más fuerte, sino la del ser inferior y gobernado por ella.
f t g
Porque sin duda alguna se ordena a los inferiores hacer lo inconveniente para el más fuerte.
f t g
Pues bien, con respecto a la embriaguez dijimos que habían de renunciar a ella. Porque nadie es menos propio, creo yo,que de un guardián el embriagarse y no saber ni en qué lugar de la tierra se halla.
f t g
... que el hermano ayude al hermano.
f t g
Si era hijo de dios objetaremos no pudo ser codicioso. Y si lo era, no sería hijo de ningún dios.
f t g
...si adquieren tierras propias, casas y dinero, se convertirán de guardianes en administradores y labriegos y de amigos de sus conciudadanos en odiosos déspotas.
f t g
..., si se aspira a que una ciudad se desenvuelva en buen orden, hay que impedir por todos los medios que nadie diga en ella que la divinidad, que es buena, ha sido causante de los males de un mortal....
f t g
Sólo los muertos conocen el fin de la guerra. En realidad no es una cita de Platón, sino de Jorge Santayana pero el General Douglas MacArthur se la atribuyó en un discurso y desde entonces el error se ha perpetuado
f t g
Tampoco hay nada menos apropiado para los guardianes que la embriaguez, molicie y pereza.
f t g
Todos estos desposados con la filosofía tienen oculta su aspiración, que no es sino morir y estar muertos.
f t g
Y con respecto a las multitudes, ¿no consiste la templanza principalmente en obedecer a los que mandan y mandar ellos, en cambio, en sus apetitos de comida, bebida y placeres amorosos?
f t g
Y para los que no navegan, el piloto.
f t g
Y, así, el número parece conducir a la verdad.
f t g
Y los fundadores no tienen obligación de componer fábulas, sino únicamente de conocer las líneas generales que deben seguir en sus mitos los poetas con el fin de no permitir que se salgan nunca de ellas.
f t g
¿Y que diremos del piloto? ¿El verdadero piloto es jefe de los marinos o marino? - Jefe de los marinos. (La república; 340c-341b).
f t g
Y resulta evidente que ningún arte ni gobierno dispone lo provechoso para sí mismo, sino que, como veníamos diciendo, lo dispone y ordena para el gobernado, mirando al bien de éste, que es el más débil, no al del más fuerte.
f t g
El hombre que es temido de muchos a muchos ha de temer
f t g
No son los ojos los que ven, sino que nosotros vemos por medio de los ojos
f t g
El hombre es un bípedo implume.
f t g
Como cada uno es, tal es su vida.
f t g
El estado en que menos anhelan gobernar quienes han de hacerlo es forzosamente el mejor
f t g
El filósofo es un hombre que desea discernir la verdad.
f t g
El cuerpo es la tumba del alma.
f t g
El que deseche la religión quita los fundamentos de la sociedad humana.
f t g
Dios no es un autor de todo, sino sólo de lo bueno.
f t g
Dios es verdad y luz en la sombra.
f t g
La medicina puede ser considerada como el conocimiento de las preferencias y los deseos del cuerpo y la manera de satisfacerlos o no.
f t g
El tiempo es una gran imagen móvil de la eternidad.
f t g
La virtud es una especie de salud, de belleza y de buenas costumbres del alma.
f t g
La razón es la facultad soberana del alma, la fuente de todo conocimiento, el principio determinativo de toda acción humana.
f t g
Hay poetas que al alabar la virtud la representan, sin embargo, como difícil y trabajosa y muy inferior al vicio en cuanto al deleite que éste proporciona
f t g
El rico tiene muchos consuelos.
f t g
El hombre es un animal doméstico.
f t g
Los estados son como los hombres, pues son seres humanos los que los forman.
f t g
Dios nos ha dado alas para volar hacia él: el amor y la razón.
f t g
Si Dios es bueno, no es el autor de todas las cosas, sino sólo de una cuantas, y no de la mayor parte de las que le ocurren al hombre.
f t g
Cuando la muerte se precepita sobre el hombre, la parte mortal se extingue; pero el principio inmortal se retira y se aleja sano y salvo.
f t g
Todo acto de amor es un escalón hacia el amor de Dios.
f t g
Tus bienes y tus males dependen de aquellos con quienes más te hayas juntado.
f t g
Todo hombre es un poeta cuando está enamorado.
f t g
Aprendiendo a morir sea prende a vivir mejor.
f t g
No hay amores viles, sino físicos, y no constantes, y hay otros amores estables.
f t g
No consideramos que la justicia se nos presente por naturaleza, porque sí, sino porque se puede enseñar y se aprende con la práctica.
f t g

Otros autores