1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Rudyard Kipling

Frases de Rudyard Kipling

Frases de Rudyard Kipling

Escritor y poeta oriundo del imperio de Gran Bretaña, propiamente nacido en la India. Autor destacado de cuentos infantiles y novelas fabulosas. También hizo lugar en sus escritos para relatar los acontecimientos relacionados con los soldados del imperio en el territorio de la India. Reconocido practicante y miembro de la masonería.

La más tonta de las mujeres puede manejar a un hombre inteligente, pero es necesario que una mujer sea muy hábil para manejar a un imbécil.
f t g
Seis honrados servidores me enseñaron cuanto sé; sus nombres son cómo, cuándo, dónde, qué, quién y por qué.
f t g
La intuición de una mujer es más precisa que la certeza de un hombre.
f t g
No hay mayor placer que el de encontrar un viejo amigo, salvo el de hacer uno nuevo.
f t g
Si encomiendas a un hombre más de lo que puede hacer, lo hará. Si solamente le encomiendas lo que puede hacer, no hará nada.
f t g
Nunca he cometido ningún error en mi vida; al menos, ninguno que no haya podido justificar después.
f t g
Las palabras son la más potente droga utilizada por la humanidad.
f t g
La victoria y el fracaso son dos impostores, y hay que recibirlos con idéntica serenidad y con saludable punto de desdén.
f t g
Siempre me he inclinado a pensar bien de todo el mundo; evita muchos problemas.
f t g
Los peores embusteros son nuestros propios temores.
f t g
Se aprende más por lo que la gente habla entre sí o por lo que se sobrentiende, que planteándose preguntas.
f t g
Toma problemas prestados, si te lo dicta tu naturaleza, pero no los prestes a tus vecinos.
f t g
Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir, cuando ofrezca tú camino solo cuestas que subir, cuando tengas poco haber pero mucho que pagar, y precises sonreír aun teniendo que llorar, cuando ya el dolor te agobie y no puedas ya sufrir, descansar acaso debes ¡pero nunca desistas!
f t g
Si en la lucha el destino te derriba. Si todo en tu camino es cuesta arriba. Si tu sonrisa es ansia insatisfecha. Si hay faena excesiva y mala cosecha. Si a tu caudal se contraponen diques, date una tregua. ¡Pero no claudiques!
f t g
Si en la lid el destino te derriba; si todo en tu camino es cuesta arriba, si tu sonrisa es ansia insatisfecha, si hay faena excesiva y vil cosecha, si a tu caudal se anteponen diques... Date una tregua ¡pero no claudiques!
f t g
Al éxito y al fracaso, esos dos impostores, trátalos siempre con la misma indiferencia.
f t g
Hay dos cosas más grandes que todo lo demás. La primera es el amor y la segunda la guerra... Y como no sabemos en que va acabar la guerra, vida mía, hablemos de amor...
f t g
Sin un caballo, un perro y un amigo, el hombre moriría.
f t g
No sólo éramos felices... ¡Además lo sabíamos!
f t g
Si llenas un minuto envidiable y certero de sesenta segundos que te lleven al cielo...Toda esta tierra será dominio tuyo y aún mucho más, serás hombre, hijo mío.
f t g
Los peores embusteros son los propios temores.
f t g
Grish Chunder tenía razón. Charlie había probado el amor, que mata el recuerdo, y el cuento más hermoso del mundo nunca se escribiría.
f t g
Entrometerse en el desatino del hombre es siempre una faena muy ingrata.
f t g
Pudo haber sido esto, pudo haber sido aquello, pero se le ama y se le odia por lo que es
f t g
No hay placer comparable al de encontrar un viejo amigo excepto el de lograr uno nuevo.
f t g
Un paisaje me llevaba a otro; la cima de una colina, a otra cercana, en la mitad del condado, y ya que mi respuesta no podía ser más que la de mover una palanca, dejé que el condado fluyera bajo mis ruedas.
f t g
El sol que estaba entonces en su punto más bajo del horizonte daba al agua una coloración purpúrea con destellos de oro en las crestas de las grandes olas adquiriendo tonos azules y verdosos en sus puntos más profundos. Parecía como si cada embarcación de pesca atrajese hacia sí sus propios botes mediante invisibles cadenas.
f t g
La oscuridad que conocemos nos fue otorgada como una gracia.
f t g
Después de todo -decía yo en mi argumentación interna- la presencia de la litera es suficiente para demostrar la existencia de una ilusión espectral. Habrá fantasmas de hombres y mujeres, pero no de calcetines y coolies.
f t g

Otros autores