1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Samuel Johnson

Frases de Samuel Johnson

Frases de Samuel Johnson

Literario, escritor, poeta inglés nacido en Lichfield. Cautivo a la sociedad del siglo XVIII con una prosa inigualable lo que lo convirtió en un personaje muy oído por sus pares y con una opinión muy influyente sobre los acontecimientos de su sociedad. Muy recordado también por su filosofía del sentido común.

Es necesario esperar, aunque la esperanza haya de verse siempre frustrada, pues la esperanza misma constituye una dicha, y sus fracasos, por frecuentes que sean, son menos horribles que su extinción.
f t g
Nuestro ánimo se inclina a confiar en aquellos a quienes no conocemos por esta razón: porque todavía no nos han traicionado.
f t g
Se puede tener por compañera la fantasía, pero se debe tener como guía a la razón.
f t g
Las grandes obras son hechas no con la fuerza, sino con la perseverancia.
f t g
Padres no podemos tener más que una vez; se promete demasiado el que entra en la vida con la esperanza de hallar muchos amigos.
f t g
Casarse por segunda vez es el triunfo de la esperanza sobre la experiencia.
f t g
La esperanza es en sí una especie de felicidad y tal vez, la máxima felicidad que se puede obtener en este mundo.
f t g
Casi todo lo absurdo de nuestra conducta es resultado de imitar a aquellos a los que no podemos parecernos.
f t g
Los vuelos naturales del espíritu humano no van de placer a placer, sino de una esperanza a otra.
f t g
El lenguaje es el vestido de los pensamientos.
f t g
Las cadenas del hábito son generalmente demasiado débiles para que las sintamos, hasta que son demasiado fuertes para que podamos romperlas.
f t g
La libertad, por lo que respecta a las clases sociales inferiores de cada país, es poco más que la elección entre trabajar o morirse de hambre.
f t g
Para poder enseñar a todos los hombres a decir la verdad, es preciso que aprendan a oírla.
f t g
En la mayoría de los hombres, las dificultades son hijas de la pereza.
f t g
Cualquier preponderancia de la fantasía sobre la razón es un grado de locura.
f t g
El auténtico arte de la memoria es el arte de la atención.
f t g
El autor que ha alcanzado fama, corre el riesgo de verla disminuir, tanto si sigue escribiendo como si deja de hacerlo.
f t g
En el idioma está el árbol genealógico de una nación
f t g
Siempre lamento la desaparición de cualquier lengua, puesto que las lenguas son el pedigrí de las naciones.
f t g
El patriotismo es el último refugio de los canallas.
f t g
Que la gente vulgar exprese sus ideas con claridad está lejos de ser cierto, y cuando lo hace no se debe a su facilidad de expresión, sino a la superficialidad de sus ideas.
f t g
Nadie llegó a ser grande imitando
f t g
El éxito en la vida consiste en seguir siempre adelante.
f t g
El que hace una bestia de sí mismo se deshace del dolor de ser hombre.
f t g
La curiosidad es una de las más permanentes y seguras características de una vigorosa inteligencia.
f t g
La gratitud es un producto de la cultura; no es fácil hallarla entre la gente basta
f t g
Las diminutas cadenas de los hábitos son generalmente demasiado pequeñas para sentirlas, hasta que llegan a ser demasiado fuertes para romperlas.
f t g
Los grandes trabajos no son hechos por la fuerza, sino por la perseverancia
f t g
La felicidad no es un estado al cual llegar, sino una manera de viajar.
f t g
El matrimonio tiene muchos sinsabores, pero la soltería no goza de ningún placer.
f t g
Por oro no vendas lo que nunca podrás comprar con oro: la tranquila siesta, el satisfecho día, la limpia fama y la conciencia alegre
f t g
La causa más frecuente de la timidez es una opinión excesiva de nuestra propia importancia
f t g
La vida humana es dondequiera un estado en que hay mucho que aguantar y poco que gozar
f t g
Nada ha podido retrasar más el avance de la ciencia que la actitud de las mentes vulgares, que envilecen lo que no pueden comprender.
f t g
Si estás solo, no estés desocupado; si estás desocupado, no estés solo.
f t g
En su vuelo natural el espíritu humano no va de placer en placer, sino de esperanza en esperanza.
f t g
Aquel que espera una gran acción de bondad al menos una vez, nunca hará nada. La vida está hecha de pequeñas cosas. La verdadera grandeza consiste en ser grandioso en las pequeñas cosas.
f t g
El amor propio es más arrogante que ciego: no nos oculta nuestros defectos, nos convence de que escapan a los ojos de los demás
f t g
Un hombre acostumbrado a las adversidades no es fácilmente sorprendido.
f t g
Raramente se encuentra el placer donde se busca.
f t g
Ningún gran hombre ha alcanzado su grandeza por medio de la imitación.
f t g
El que aguarda para hacer mucho de una sola vez, nunca hará nada.
f t g
Su libro es bueno y original, pero la parte que es buena no es original y la parte que es original no es buena.
f t g
¿Señor, tanto desconoce usted la naturaleza humana como para ignorar que un hombre bien puede ser muy sincero en buenos principios sin que por ello los lleve nunca a la práctica?
f t g
Cada concesión sumisa a nuestro miedo expande el dominio del mismo; no sólo desperdiciamos ese tiempo en que los males que tememos pudieran ser sufridos y superados en el acto; por el contrario, mientras que la dilación no alivia en ninguna forma nuestros problemas, sí los vuelve cada vez menos superables al instalar los terrores habituales.
f t g
Los ejemplos tienen más fuerza que los preceptos.
f t g
De todos los ruidos, creo que la música es el menos desagradable.
f t g
La mayoría de los hombres siente un poderoso y activo prejuicio en favor de su propia vocación
f t g
El conocimiento puede ser de dos especies: o bien conocemos un tema nosotros mismos, o bien sabemos donde encontrar información sobre él.
f t g
Una mosca, señor, puede picar a un caballo majestuoso y hacerlo estremecerse de dolor; pero la primera seguirá siendo nada más que un insecto, y el segundo, empero, un caballo.
f t g
La esperanza es una felicidad por sí misma, y la mayor que el mundo puede darnos
f t g
Sin sobriedad nadie puede hacerse rico, y con ella muy pocos serán pobres
f t g
Nadie conoce su propia fuerza mientras no se ha encontrado con la necesidad.
f t g
El juicio no es impuesto por la experiencia
f t g
Es una reflexión penosa para un hombre considerar lo que ha hecho, comparado con lo que debió hacer.
f t g
El lenguaje es el único instrumento del que dispone la ciencia, y las palabras son los signos de las ideas.
f t g
No tienes que comerte toda la res para saber que es dura.
f t g
Si los males no pueden evitarse, es de sabios reducir el intervalo de espera; estar conscientes, nada más, de cuáles serán los sufrimientos que pueden alcanzarnos si intentamos emprender el vuelo; y sufrir únicamente su daño real sin los conflictos anticipados de la duda y la angustia.
f t g
Es comúnmente observado, que cuando dos ingleses se encuentran, de lo primero que hablan es sobre el tiempo; están impacientes por decir al otro lo que ambos deben ya saber, que hace calor o frío, que está soleado o nublado, ventoso o calmado.
f t g
Ninguno, imitando a otros, llegó a ser auténticamente grande... y dejó de ser él.
f t g
La prudencia guarda en seguridad a la vida, pero pocas veces la hace dichosa.
f t g
Las cadenas de un hábito no se sienten; las adquirimos con mucha facilidad, más después nos cuesta mucho romperlas.
f t g
Conforme sé más de la humanidad, espero menos de ella, y ahora estoy dispuesto a decir que un hombre es bueno con menor exigencia de la que antes habría impuesto.
f t g
Tenga lo que tenga, gaste menos.
f t g
Nuestros deseos siempre se aumentan con nuestras posesiones. El conocimiento de que hay algo todavía que nos pueda satisfacer, no se puede comparar con el gozo de las cosas que tenemos por delante.
f t g
Podré ser conquistado, pero no capitularé.
f t g
Nunca he conocido a un disidente capaz de razonar.
f t g
Señor, he encontrado un razonamiento idóneo para usted, pero no me considero en la obligación de encontrarle también un sensato entendimiento.
f t g
Aquél que alaba a todo el mundo no alaba a nadie.
f t g
A las personas más habitualmente hay que recordarles que informarles.
f t g
La vida es un viaje de carencia en carencia, no de gozo en gozo.
f t g
Es mejor vivir rico que morir siéndolo.
f t g
Es raro que haya tan pocos lectores en este mundo, pero tantas lecturas. La gente en general no lee por propia voluntad si son capaces de encontrar cualquier otra cosa que los entretenga.
f t g
Ningún hombre será marinero si encuentra alguna manera de que lo envíen a prisión, pues estar en un barco es como estar en una cárcel, pero con el riesgo añadido de morir ahogado.
f t g
Los diccionarios son como los relojes: el peor es mejor que ninguno, pero del mejor uno no puede esperar que sea del todo preciso.
f t g
Hay pocas cosas que resulten imposibles de la mano de la paciencia y de la diligencia.
f t g
El mundo aún no se ha agotado del todo: dejadme ver algo mañana que aún no haya visto hoy.
f t g
PATROCINADOR, sust.: Alguien que tolera, apoya o protege a otros. Usualmente, un desgraciado que apoya con insolencia, y es pagado con adulación.
f t g
AVENA, sust.: Cereal que en Inglaterra sirve de alimento a los caballos, pero del que en Escocia se alimentan las personas.
f t g
El gran manantial del placer es la variedad
f t g
El lenguaje es el vestido del pensamiento
f t g
No deseo conversar con un hombre que haya escrito más de lo que ha leído.
f t g
Donde la esperanza no existe, no puede existir el esfuerzo
f t g
Un país gobernado por un déspota es un cono invertido
f t g
La vida es una píldora que ninguno puede tragarse sin endulzarla
f t g
La sociedad no puede subsistir sin recíprocas concesiones
f t g
Lo que se escribe sin esfuerzo se lee, de ordinario, sin gusto
f t g
El hombre prefiere que se digan cien mentiras acerca de él, a que se divulgue una sola verdad que desee tener oculta
f t g
Los gobiernos tienen muy poca influencia sobre la felicidad privada del hombre
f t g
El gobierno de un solo hombre puede no ser adecuado para una sociedad pequeña, pero es el mejor para una gran nación
f t g
Se puede tomar de compañera a la fantasía, pero debe tener como guía a la razón.
f t g
La confianza en sí mismo es el requisito para las grandes conquistas.
f t g
Toda vida tiene algo de provecho.
f t g
La superioridad de algunos hombres es meramente local. Son grandes porque sus asociados son pequeños.
f t g
Ningún genio fue jamás empañado por el aliento de los críticos.
f t g
Pocas cosas son imposibles a la diligencia y laboriosidad.
f t g
Nuestro deseos siempre se aumentan con nuestras posesiones. El conocimiento de que hay algo todavía que nos pueda satisfacer, no se puede comparar con el gozo de las cosas que tenemos por delante.
f t g
Dios mío, señor, no se propone juzgar a un hombre, sino hasta el fin de sus días.
f t g
Cuando un hombre sabe que será ahorcado en dos semanas, concentra su mente asombrosamente.
f t g

Otros autores