1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Santiago Carrillo

Frases de Santiago Carrillo

Frases de Santiago Carrillo

Político español, figura emblemática y clave dentro del comunismo español en la Segunda República Española. Combatió en la Guerra Civil y se opuso al franquismo abiertamente, promulgando los derechos humanos por sobre los abastimientos del poder y la libertad ciudadana frente a las mismas fuerzas.

En la política el arrepentimiento no existe. Uno se equivoca o acierta, pero no cabe el arrepentimiento.
f t g
El capitalismo puede llegar a destruir a la especie humana
f t g
Yo no soy patriota. Este vocablo que hace más de un siglo significaba la revolución y libertad ha venido a corromperse y hoy manoseado por la peor gente incluye la acepción, más relajada de los intereses políticos y expresa la intransigencia, la intolerancia y la cerrazón mental
f t g
Si dentro de 30 años no tenemos dos jóvenes trabajando para mantener a un jubilado, habrá ocurrido una catástrofe o habrá robots que lo hagan
f t g
En esencia, la posición de Marx, Engels y Lenin sobre el Estado define a éste como un instrumento de dominación de una clase sobre otras, subrayando particularmente su carácter coercitivo.
f t g
Lenin se revisó también en diversas ocasiones a sí mismo. La nueva política económica implantada en 1919 revisaba toda la política económica anterior.
f t g
Cuando Mariano Rajoy dice: '¡Vuelva, señor González!', yo podría responderle: '¡Vuelva, señor Fraga!', antes de que sus sucesores nos metan en un conflicto imposible de superar
f t g
El desarrollo tecnológico, controlado por un reducido número de grupos privados, ha llevado al Estado capitalista al cenit de su potencia; pero, al mismo tiempo, a un punto álgido de la crisis de ese tipo de Estado.
f t g
La vida es una lucha constante en la que eres martillo o yunque. Y muchas veces eres yunque sin saber por qué lo eres
f t g
Pensó en hacerse maestra y acabó siéndolo de millones de seres
f t g
Se sabe que nos proponemos cambiar el sistema social, puesto que no hacemos misterio de ello.
f t g
Se impone, particularmente, el estudio del Estado actual y, sobre todo, de las posibilidades de transformarlo por una vía democrática, e, igualmente, la profundización crítica de las ideas del marxismo.
f t g
Mientras no elaboremos una concepción sólida sobre la posibilidad de democratizar el aparato de Estado capitalista, transformándole así en una herramienta válida para construir una sociedad socialista, sin necesidad de destruirle radicalmente, por la fuerza, o bien se nos acusará de tacticismo, o bien se nos identificará con la socialdemocracia.
f t g
Las relaciones socialistas de producción que no se asientan sobre una base suficiente de desarrollo de las fuerzas productivas pueden tener aspectos formales, entendiendo éstos en el sentido que muchas veces damos a las libertades en la sociedad burguesa.
f t g
Las relaciones de poducción nos dicen el carrácter de una sociedad, de un régimen social,: Pero más allá de las relaciones de producción formales, la última verdad sobre su contenido reside tambíen en el desarrollo concreto de los medios de producción, de las fuerzas productivas.
f t g
Con todos sus errores y aberraciones, la Historia con una H mayúscula ha progresado hasta el punto en que se halla hoy gracias a esas revoluciones y a esos avances.
f t g
La tendendencia natural del hombre y particularmente del hombre de carácter, comprometido en una causa a vida o muerte, es mantenella y no enmendalla.
f t g
Desde el punto de vista del marxismo formal Kautsky tenía razón al afirmar que en Rusia no se daban las condiciones para la realización del socialismo en 1917.
f t g
Hoy creo en todo lo que creía a los veinte años y tengo, también en esencia, las mismas ilusiones de entonces, pienso que con mayor fundamento todavía. Me producen pena y decepción los que las han perdido.
f t g
Es decir, las revoluciones proletarias se revisan a sí mismas, y los revolucionarios también.
f t g
Los que piden un desarrollo pluralístico y parlamentario, por ejemplo para Vietnam, Laos y otras zonas del Tercer Mundo, en dónde historicamente no han existido jamás esas instituciones, ladran a la Luna.
f t g
El desarrollo de la tecnología pone en crisis el principio mismo de la empresa privada, pues sólo unas cuantas gigantes están en condiciones de disponer de las inmensas sumas de capital necesarias para utilizar dicha tecnología.
f t g
El marxismo se funda en el análisis concreto de la realidad concreta. O eso, o es pura ideología, en el sentido peyorativo del término, que prescinde de la realidad y se convierte en algo que ya no es marxismo.
f t g
Stalin, que se decía continuador de Lenin, revisó y anuló tranquilamente, con la aprobación del PCUS, tésis enunciadas por Lenin. Kruschev no se limitó a revisar, sino que condenó - y con razón- prácticas e ideas de Stalin, con la aprobación del XX y el XXII Congresos.
f t g
No tratamos de echar una mano al capitalismo imperialista decadente, sino de acelerar su liquidación:...
f t g
En los países capitalistas más débiles el Estado llega hasta a hacerse cargo directamente de las empresas y servicios que no rinden bastantes beneficios al capital privado.
f t g
La esencia profunda de ese Estado, según el resumen del profesor Burdeau, es la colonización del Estado por la técnica, el despotismo de la técnica, que le dicta sus objetivos y saca los problemas del terreno de la política y de la lucha social para colocarlos únicamente en el aséptico, aclasista y funcional de los dictados del desarrollo tecnológico.
f t g
El movimiento de mayo y junio del 68 en Francia, con sus aspectos confusos y anárquicos y su inconclusión, no dejó de contribuir a poner de manifiesto los rasgos de debilididad de ese Estado, tras su aparente omnipotencia.
f t g
En cambio hoy el Estado aparece, cada vez más claramente, como el Estado gestor en todos los terrenos, y particularmente en el de la economía.
f t g
Sin que estén claros todavía los factores determinantes del caso, del escándalo Watergate, en el que ciertos aparatos ideológicos de la sociedad entraron en conflicto abierto con los aparatos coercitivos y obtuvieron una victoria - aunque limitada- sobre éstos, son un tipo de enfrentamiento característico de las contradicciones que aquejan al sistema actual de Estado del capital monopolista.
f t g
Y el papel de la política y de las contradicciones sociales ha reaparecido dominando los puros dictados de la técnica.
f t g
A pesar de las vanas teorías neocapitalistas, el Estado es cada vez menos el de todos y cada vez más el de unos pocos.
f t g
La crisis y, paralelamente, la acción concienciadora de las fuerzas de vanguardia conducirán indudablemente a generalizar la toma de conciencia y a plantear en términos más claros el conflicto entre la gran mayoría de la sociedad y los actuales poderes del Estado.
f t g
Conviene subrayar que la crisis de la Iglesia como aparato ideológico capitalista, no significa obligatoriamente crisis de la fe cristiana. En ciertos casos puede suponer, por el contrario, una especie de florecimiento de esa fe.
f t g
...la doctrina social de la Iglesia ha favorecido hasta ahora al capitalismo por su concepción del derecho de propiedad, por su condena de los socialismos y falta de crítica con respecto al capitalismo.
f t g
El más antiguo y decisivo de los aparatos ideológicos, la Iglesia, se encuentra hoy en el inicio de una crisis probablemente más profunda que la que dio origen al protestantismo luterano. Aquélla estaba ligada al hundimiento de la sociedad feudal y al nacimiento de la burguesía; ésta de hoy, al ocaso de la sociedad burguesa y al nacimiento de la socialista.
f t g
Si valoramos ampliamente el papel, en último extremo decisivo, de los aparatos ideológicos del Estado capitalista, se infiere que darles la vuelta, no obstaculizando sino favoreciendo los procesos en curso, es una parte capital de toda estrategia revolucionaria moderna.
f t g
Hoy la universidad y los centros docentes no sólo inculcan ideología burguesa, sino que se convierten con frecuencia en focos de impugnación de la sociedad capitalista.
f t g
En otros tiempos los marxistas pensábamos que, llegado a un cierto techo, el sistema capitalista se convertía en un obstáculo casi insalvable para su desarrollo. Pero la práctica ha demostrado que la ley del progreso humano rompe, por unos u otros caminos, los corsés del sistema social.
f t g
Pero la familia va dejando de ser la célula que reproduce casi automáticamente las relaciones sociales tradicionales.
f t g
La inestabilidad del sistema político europeo es más seria en el flanco sur del continente.
f t g
En las condiciones presentes, la única vía hacia el cambio del aparato ideológico-político que sostiene al régimen capitalista es la creación de una nueva correlación de fuerzas por el camino de la lucha política, social y cultural.
f t g
Mientras no haya un cambio de poder político, las leyes seguirán garantizado y justificando las formas de propiedad capitalista.
f t g
Hasta donde sabemos ninguna clase en forma duradera mantener el Poder del Estado sin ejercer al mismo tiempo su hegemonía sobre y en los aparatos ideológicos de Estado.
f t g
En definitiva una de las grandes tareas históricas actuales para la conquista del poder del Estado por las fuerzas socialistas es la lucha determinada, resuelta, inteligente para volver contra las clases que están en el poder el arma de la ideología, los aparatos ideológicos.
f t g
Con la revolución de Octubre en la URSS fue destruido un tipo de Estado; pero en su lugar ha surgido un Estado mucho más perfeccionado, es decir, mucho más potente, más organizado, con poderosos instrumentos de control que hablando en nombre de la sociedad se encuentra situado también por encima de ella.
f t g
Es evidente que el fenómeno staliniano, que ha sido una forma de totalitarismo, abundantemente utilizado por la propaganda capitalista, ha debilitado la fiabilidad democrática de los partidos comunistas entre una parte de la población de nuestros países.
f t g
Para mí está fuera de duda que la dictadura del proletariado ha sido una necesidad histórica ineludible, igual que lo ha sido la violencia revolucionaria.
f t g
En cambio estoy convencido de que la dictadura del proletariado no es el camino para llegar a establecer y consolidar la hegemonía de las fuerzas trabajadoras en los países democráticos de capitalismo desarrollado.
f t g
Hasta ahora el arma nuclear ha jugado un papel de disuasión. Pero cada vez es más claro que si, como decía Clausewitz, la guerra es la continuación de la política por otros medios, el enfrentamiento nuclear no es ninguna política...
f t g
...supone la coexistencia de formas públicas y privadas de propiedad durante un largo período.
f t g
La coexistencia de formas de propiedad pública y privada significa aceptar la producción de plusvalía, y la apropiación privada de una parte de ésta, es decir, la existencia de un sistema mixto.
f t g
Pero la posición dominante del sector público en la economía y la hegemonía política de las fuerzas del trabajo y de la cultura asegurarán la marcha progresiva hacia la sociedad sin clases, igualitaria: hacia el socialismo.
f t g
La superación de las diferencias sociales seguirá un proceso natural, no será consecuencia de medidas coercitivas, sino del desarrollo de las fuerzas productivas y de los servicios sociales, de forma que a través de un proceso gradual, favorecido por la educación, todos los sectores de la población vayan integrándose en el colectivo social.
f t g
...se olvida constantemente que la destrucción del Estado es también la destrucción de la democracia,...
f t g
Engels continuaba su razonamiento considerando este camino como necesario en un esfuerzo lento y perseverante para ganar a las ideas revolucionarias a la gran masa del pueblo, sin cuya intervención directa no era concebible la transformación completa de la organización social.
f t g
Pero la crítica seria sólo puede, en definitiva, fortalecer al socialismo y contribuir a su desarrollo.
f t g
Y es que incluso allí donde se tomó el poder de la noche a la mañana el proceso de transformación social es obligatoriamente un proceso lento.
f t g
Mantener en marcha ininterrumpidamente este incremento, hasta que desborde por sí mismo el sistema de gobierno actual; no desgastar en operaciones de descubierta esta fuerza de choque que se fortalece diariamente, sino conservarla intacta hasta el día decisivo: tal es nuestra tarea principal.
f t g
Quien primero planteó la necesidad de superar la Guerra Civil y la reconciliación de los españoles fue el PCE
f t g
Mis camaradas comunistas tienen que pensar que hace falta una refundación de la izquierda distinta a lo que fue el PCE, porque los instrumentos que nos valieron entonces hoy están superados y hacen falta otros más abiertos, democráticos y diversos
f t g
Políticamente estamos unidos como una piña
f t g
Me di cuenta de que si triunfaban, mi hora había llegado
f t g
Ni tengo la piel tan dura ni lágrimas de cocodrilo
f t g
Sobre la legalización del PCE: el Rey y Adolfo Suárez intuyeron que era un factor político esencial para la Transición y tuvieron un acto de coraje porque la decisión les enfrentaba con los generales del Ejército y con la extrema derecha
f t g
Adolfo Suárez es un político y un hombre de izquierda
f t g
La contradicción entre el mundo rico y el mundo pobre marcará la política del siglo XXI y puede engendrar una III Guerra Mundial
f t g
El planeta en el que vivimos se nos ha hecho pequeño y con las nuevas tecnologías, que evolucionan a una velocidad enorme, se puede conseguir ser más feliz, pero si se utilizan inadecuadamente también se puede destruir y disminuir esa felicidad
f t g
Más de la mitad de mi vida he estado en la cárcel, en el exilio, en la clandestinidad, pero mucha gente que no tenía ideas ha pasado calamidades sin cuento, con la guerra civil, con la guerra mundial... La vida hay que vivirla conscientemente
f t g
En el día de hoy, después de los avatares de la política, de los problemas que hubo en mi partido, lo que tengo es una mirada mucho más comprensiva, incluso hacia los que han sido mis adversarios.
f t g
Lo que es totalmente infecundo en política es querer mantener la virginidad, porque si te aislas y te reduces, te vas hundiendo poco a poco y ya puedes defender las cosas más extraordinarias pero nunca podrás triunfar
f t g
En otras épocas consideré la ternura como una debilidad de la que tenía que protegerme
f t g
La crispación española debe mucho, por desgracia, a tener una Iglesia muy de derechas, muy nacionalcatólica, muy distinta a la Iglesia de otros países
f t g
No sé si quedará algún trasnochado
f t g
Arthur London era un viejo amigo mío. Lo que me contó de su prisión, de las torturas... Fue un descubrimiento tremendo, patético
f t g
El PSOE era el último seguro frente al peligro comunista. Estados Unidos y Alemania Federal vigilaban atentamente la Transición y hasta el gobierno soviético de Breznev buscaba el fracaso de un PCE celoso de su autonomía
f t g
Lo que me ha hecho comprender mejor a los demás, incluso a mis camaradas, es tener hijos
f t g
¿Como podría regresar a Vallecas si me pongo esmoquin?
f t g
Fumo porque escribo mucho y no sé hacerlo sin tener el tabaco amano
f t g
Lo cierto es que tengo ochenta y siete años y no noto que el tabaco me perjudique. Pero no recomiendo a nadie que fume
f t g
La noche del 23-F me dije: Has tenido mucha suerte porque has llegado hasta 1981. ¡Cuántos amigos han quedado en el camino!
f t g
Esa noche me dediqué a prepararme por si había que morir.
f t g
Soy uno de los que más suerte han tenido de mi generación. Mis amigos de juventud, si excluimos a López Raimundo, han muerto todos. Y los poquísimos que viven están más estropeados
f t g
Con doce años ya me había convertido en una persona bastante responsable. Pero antes era un golfillo. Combatíamos el hambre choriceando huevos en las tiendas
f t g
Las luchas internas impidieron al PCE utilizar un capital político de gran valor, como ser el partido que había hecho posible con su política la reconciliación de los españoles y el restablecimiento de la democracia
f t g
Ser secretario de un partido comunista era ser Luzbel. Tenía que comenzar los primeros mítines diciendo que no tenía ni rabo ni cuernos
f t g

Otros autores