1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Stendhal

Frases de Stendhal

Frases de Stendhal

Escritor francés del siglo XIX. Destacado novelista cuyos personajes alcanzaron la fama mundial por su entramado trasfondo psicológico que atrapa a los lectores y que presenta tal realismo que muchas de sus obras permanecieron en la duda de si habían ocurrido realmente o no.

Con las pasiones uno no se aburre jamás; sin ellas, se idiotiza.
f t g
La diferencia de la infidelidad en los dos sexo es tan real que una mujer apasionada puede perdonar una infidelidad, cosa imposible para un hombre.
f t g
El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a recogerla al borde de un precipicio.
f t g
Para un amante ya no hay amigos.
f t g
Muy frecuentemente las lágrimas son la última sonrisa del amor.
f t g
Es indispensable, para que otros nos soporten a gusto, participar hasta cierto punto en sus pasiones.
f t g
Lo que hace tan agudo el dolor de los celos, es que la vanidad no puede ayudar a soportarlo.
f t g
Querer, es tener el valor de exponerse a un inconveniente; exponerse así es tentar al acaso y es jugar.
f t g
Ir sin amor por la vida es como ir al combate sin música, como emprender un viaje sin un libro, como ir por el mar sin estrella que nos oriente.
f t g
Tener el carácter firme es tener una larga y sólida experiencia de los desengaños y desgracias de la vida.
f t g
El arte de amar se reduce a decir exactamente lo que el grado de embriaguez del momento requiera.
f t g
El hombre que no ha amado apasionadamente ignora la mitad más hermosa de su vida.
f t g
El amor es como la fiebre: nace y se extingue sin que la voluntad tome en ello la menor parte.
f t g
Los celos pueden constituir un modo nuevo de probar el amor, más pueden también ofender la dignidad de una mujer perfectamente delicada.
f t g
Quien se excusa, se acusa.
f t g
No hay más uniones legítimas que las que están gobernadas por una verdadera pasión.
f t g
El enamorado celoso soporta mejor la enfermedad de su amante que su libertad.
f t g
Un hijo es un acreedor dado por la naturaleza.
f t g
Las mujeres demasiado bellas sorprenden menos el segundo día.
f t g
El hombre poco claro no puede hacerse ilusiones: o se engaña a sí mismo, o trata de engañar a otros.
f t g
Yo honro con el nombre de virtud a la costumbre de realizar acciones penosas y útiles a los demás.
f t g
La diferencia engendra odio.
f t g
Puede adquirirse todo en la sociedad, excepto el carácter.
f t g
El pudor tiene la desventaja de que habitúa a mentir.
f t g
Llamamos bello a aquello que es elogiado por el periódico y que produce mucho dinero.
f t g
Las religiones son fundadas en el miedo de muchos y en la vivacidad de pocos.
f t g
Nadie puede en su vida escapar a una deplorable crisis de entusiasmo.
f t g
Para conocer al hombre basta estudiarse a sí mismo; para conocer a los hombres se precisa vivir en medio de ellos.
f t g
El amor es una maravillosa flor, pero es necesario tener el valor de ir a buscarla al borde de un horrible precipicio.
f t g
Toda mujer vulgar cree que basta exagerar el pudor para parecer distinguida.
f t g
Nada tan fácil como llevarse bien con una persona a la cual sólo se ve de mes en mes.
f t g
Una mujer de cuarenta años sólo tiene atractivos para aquellos que la amaron en su juventud.
f t g
El amor es el déspota más orgulloso del mundo; o todo o nada.
f t g
Las grandes almas pasan inadvertidas, se ocultan; generalmente, sólo dejan trascender un poco de originalidad. Hay más almas grandes de las que pudiera creerse.
f t g
Amé y amo aún las matemáticas por ellas mismas porque no encierran hipocresía ni vaguedad.
f t g
Dinero compartido aumenta el amor, dinero regalado lo mata.
f t g
No existe nada que odien más los mediocres que la superioridad de talento: ésta es, en nuestros días, la verdadera fuente del odio.
f t g
Apenas han encontrado marido, se convierten en máquinas de fabricar niños, en perpetua adoración por el fabricante.
f t g
Partir el dinero entre dos enamorados equivale a aumentar su amor, recibirlo uno de otro equivale a matarlo.
f t g
Amo la fuerza, y de la fuerza que amo, una hormiga puede mostrar tanta como un elefante
f t g
La firmeza de la mujer que resiste su amor es la cosa más admirable que pueda darse en la tierra.
f t g
Basta la más pequeña partícula de esperanza para engrandar un gran amor.
f t g
Procura no emplear el tesoro de tu vida en odiar ni en temer.
f t g
La única y verdadera forma moderna de insumisión es la hipocresía.
f t g
Para gozar íntimamente y para amar se necesita soledad, mas para salir airoso se precisa vivir en el mundo
f t g
El amor, según lo entiende el mundo, no es amor, es un egoísmo exaltado: es amarse uno en otro
f t g
Si los hombres no fuéramos vanidosos, las mujeres nos lo harían ser.
f t g
Antes de ponerme a escribir una novela leo durante algunos días el Código Civil para formarme el estilo.
f t g
La belleza sólo es necesaria al nacimiento del amor, puesto que la fealdad constituiría un obstáculo. El enamorado llega muy pronto a encontrar bella a su elegida tal cual es, sin pensar en la verdadera belleza.
f t g
Mi opinión sintética de las mujeres es que con ellas es preciso atreverse a todo.
f t g
La mejor arma contra una mujer es otra mujer.
f t g
Cuando se ama, basta pensar en una perfección para verla en la persona amada.
f t g
La tiranía del pudor es tal que una mujer apasionada se traiciona antes con los actos que con las palabras.
f t g
Las gentes propensas a la melancolía son las mejor dotadas para el amor.
f t g
Al final de la visita, siempre se acaba por tratar al amante mejor de lo que se quisiera.
f t g
El alma es el conjunto de las pasiones.
f t g
El don de agradar de una persona es tanto menos profundo cuanto más general
f t g
Fueron las otras artes las que me enseñaron a escribir.
f t g
En la soledad se puede adquirir todo, menos el carácter.
f t g
Hay que tener un marido prosaico y tomar un amante romántico.
f t g
Intenta no ocupar tu vida en odiar y tener miedo.
f t g
La amistad es una cantina a cuenta de dulzura sobre los rigores de la vida.
f t g
La política en una obra literaria es algo así como un tiro de pistola en medio de un concierto, algo grosero y a lo que no podemos, sin embargo, dejar de prestar atención.
f t g
Por pocas contrariedades con que tropiece una verdadera pasión, produce probablemente más sufrimiento que gozo.
f t g
Para Dios, la única excusa es que no existe.
f t g
La vulgaridad, matando la imaginación, produce súbitamente para mí el tedio mortal.
f t g
Muy a menudo, las lágrimas son la última sonrisa del amor.
f t g
Tener firmeza de carácter es haber experimentado el efecto de los demás sobre uno mismo: luego hacen falta los demás.
f t g
Un libro es un espejo que pasea por una gran avenida.
f t g
Tiemblo siempre de no haber escrito sino un suspiro cuando creo haber consignado una verdad.
f t g
Si el alma está preocupada en sentir vergüenza y en superarla, no puede sentir placer.
f t g
Quien posee otra lengua posee otra alma
f t g
El amor es la única mercancía que se paga con una moneda acuñada por él mismo
f t g
Muy fecuentemente las lágrimas son la última sonrisa del amor
f t g
El público es tan limitado, tan incapaz, que sólo ve aquello que se le enseña
f t g
Nada paraliza tanto la imaginación como una llamada a la memoria
f t g
El amor es una deliciosa flor; pero es preciso tener el valor de ir a cogerla al borde mismo de un horrible precipicio
f t g
El odio tiene su cristalización; en cuanto uno puede esperar vengarse, vuelve a empezar a odiar
f t g
La riqueza de un paaís no la hace un pequeño número de fortunas colosales, sino la multiplicidad de fortunas mediocres
f t g
Sonreímos cuando tenemos conciencia de ser superiores a lo que nos creen
f t g
En el amor a menudo se duda de lo que más se cree
f t g
Una resolución enérgica cambia en el momento la más extrema desgracia en un estado soportable
f t g
La belleza no es más que la promesa de la dicha
f t g
Al final de la entrevista, la mujer más pudorosa acaba tratando al amante que la solicita, mejor de lo que tenía decidido.
f t g
El amor es el milagro mayor de la civilización.
f t g
Hay que ser osado con las mujeres. De cada diez veces, una se logra triunfar.
f t g
La claridad molesta siempre al prójimo. De ahí el favor sentimental de que gozan los poetas.
f t g
Creo que la primera ley del siglo XIX impone a los que se meten a escribir, es la claridad.
f t g
No veo más que una regla: ser claro. Procuro contar primero con verdad, segundo con claridad lo que pasa en un corazón.
f t g
El indispensable, para que los demás nos soporten a gusto, participar hasta cierto punto en su pasiones.
f t g
Vivir es sentir la vida; es tener sensaciones fuertes.
f t g
Cuanto más en general se agrada, menos profundamente se agrada.
f t g
Quisiera que todos los cursos de literatura yaciesen en el fondo del océano.
f t g
Lo más prudente que acaso hay es hacerse a sí mismo su propio confidente.
f t g
Sólo la imaginación escapa siempre a la saciedad.
f t g
Siempre conservaré mis obras como billetes de lotería. ¿Cuál quedará? ¡Quién sabe!.
f t g
Cuanto más se agrada, generalmente menos profundamente se agrada.
f t g
En nuestras costumbres, una mujer no puede hacer nada por sí misma: necesita seducir a un hombre para obligarle a que ejecute sus deseos.
f t g
El amor, ordinariamente, es expulsado de su lugar por la avaricia.
f t g
La gazmoñería es una especie de avaricia, la peor de todas.
f t g
Desde el momento en que uno no puede esperar vengarse, comienza a odiar.
f t g
Para pasar por hombre amable basta con narrar bien y con no hablar nunca de sí mismo.
f t g
Hay que considerar todo hecho ya acaecido como inevitable.
f t g
Los versos fueron inventados para ayudar a la memoria. Conservarlos en el arte dramático es rendir tributo a la barbarie.
f t g
Para mí la vida no comenzó hasta el día en que te vi.
f t g
Una mujer sacrificará mil veces la vida por el que ama y se enemistará para siempre con él por una cuestión de orgullo a propósito de una puerta cerrada o abierta: se trata de un punto de honor.
f t g
En amor, cuando el dinero se comparte se aumenta el amor; cuando se da, se mata el amor.
f t g

Otros autores