1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. T. S. Eliot

Frases de T. S. Eliot

Frases de T. S. Eliot

Escritor, poeta estadounidense. Un verdadero personaje de la poética inglesa. Su principal reconocimiento fue en el Reino Unido, a pesar de su estilo comprometido estadounidense tuvo una recepción magnifica en Londres, lo que le dio la ciudadanía británica. Premio Nobel de Literatura.

Sólo aquellos que se arriesgan a ir demasiado lejos pueden descubrir hasta dónde se puede llegar.
f t g
Las palabras del año pasado pertenecen al lenguaje del año pasado. Las palabras del próximo año esperan otra voz.
f t g
La mayor parte de los problemas del mundo se deben a la gente que quiere ser importante.
f t g
Hacer lo útil, decir lo justo y contemplar lo bello es bastante para una vida de hombre.
f t g
Los poetas inmaduros imitan; los poetas maduros roban; los malos estropean lo que roban, y los buenos lo convierten en algo mejor.
f t g
Si no tienes fuerza para imponer tus propias condiciones a la vida, debes aceptar las que ella te ofrece.
f t g
No dejaremos de explorar y al final de nuestra búsqueda llegaremos a donde empezamos y conoceremos por primera vez el lugar.
f t g
No harán muy grandes cosas los vacilantes que dudan de la seguridad.
f t g
Los hombres viven del olvido; las mujeres, de recuerdos.
f t g
Solamente los que arriesgan llegar demasiado lejos son los que descubren hasta dónde pueden llegar
f t g
No tememos a la muerte, tememos que nadie note nuestra ausencia; que desaparezcamos sin dejar rastro
f t g
Estoy nerviosa esta noche. Muy nerviosa. Quédate conmigo. Háblame. ¿Por qué nunca hablas? Habla. ¿En qué piensas? ¿Qué piensas? ¿Qué? Nunca sé en qué piensas: Piensas.
f t g
Si usted no tiene la fuerza para imponer sus propios términos a la vida, usted debe aceptar los términos que ella le ofrece.
f t g
Abril es el mes mas cruel.
f t g
No dejaremos de explorar y el fin de nuestra exploración sera encontrar el punto de partida y conocer el lugar por primera vez
f t g
Así es como termina el mundo, no con una explosión, sino con un lamento
f t g
No es la grandeza ni la intensidad de las emociones, sino la intensidad de proceso artístico lo que cuenta.
f t g
Entre la idea y la realidad, entre la moción y el acto, cae la sombra.
f t g
En mi comienzo está mi final.
f t g
Bendito sea el hombre que no teniendo nada que decir, se abstiene de demostrárnoslo con sus palabras.
f t g
Los humanos no pueden soportar mucha realidad.
f t g
Mi invento del fonógrafo no tiene ningún valor comercial.
f t g
Imagino que algunos periodistas son escritores fallidos; pero también lo son muchos escritores
f t g
Un libro no es inofensivo simplemente porque nadie se sienta ofendido por él.
f t g
El final es el lugar del que partimos
f t g
Poco sé de dioses, pero creo que el río es un fuerte dios oscuro -hosco, indómito, intratable.
f t g
Los hombres aprenden poco de la experiencia de los otros. Pero en la vida, nunca vuelve el mismo tiempo.
f t g
El infinito ciclo de las ideas y de los actos, infinita invención, experimento infinito, trae conocimiento de la movilidad, pero no de la quietud; conocimiento del habla, pero no del silencio; conocimiento de las palabras e ignorancia de la palabra.
f t g
Déjeme mostrarle el trabajo del humilde. Escuche.
f t g
Nos recuerdan -si acaso- no como almas perdidas y violentas sino, tan sólo, como hombres huecos, hombres rellenos de aserrín.
f t g
No debemos dejar de explorar. Y al final de nuestras exploraciones llegaremos al lugar del que partimos, y lo conoceremos por primera vez.
f t g
En mi caomienzo está mi final.
f t g
Pues he conocido ya los ojos, conocido a todos, los ojos que nos sellan en una mirada formulada estando yo ya formulado, en un alfiler esparrancado; bien clavado retorciéndome sobre la pared.
f t g
El mal poeta suele ser inconsciente, donde debe ser consciente, y consciente de donde debe ser inconsciente.
f t g

Otros autores