1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Voltaire

Frases de Voltaire

Frases de Voltaire

Escritor, filósofo, historiados francés que encauso una de las principales doctrinas del pensamiento como lo fue la Ilustración. Un periodo caracterizado por la incentiva constante de la razón humana y de la ciencia, el respeto por la humanidad, por sobre todo el fanatismo religioso.

Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una.
f t g
Una colección de pensamientos debe ser una farmacia donde se encuentra remedio a todos los males.
f t g
Sólo es inmensamente rico aquel que sabe limitar sus deseos.
f t g
Proclamo en voz alta la libertad de pensamiento y muera el que no piense como yo.
f t g
El que revela el secreto de otros pasa por traidor; el que revela el propio secreto pasa por imbécil.
f t g
El amor propio, al igual que el mecanismo de reproducción del genero humano, es necesario, nos causa placer y debemos ocultarlo.
f t g
Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero.
f t g
Hay alguien tan inteligente que aprende de la experiencia de los demás.
f t g
Azar es una palabra vacía de sentido, nada puede existir sin causa.
f t g
Todo les sale bien a las personas de cáracter dulce y alegre.
f t g
Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo.
f t g
Debe ser muy grande el placer que proporciona el gobernar, puesto que son tantos los que aspiran a hacerlo.
f t g
La casualidad no es, ni puede ser más que una causa ignorada de un efecto desconocido.
f t g
Si alguna vez, ve saltar por la ventana a un banquero suizo, salte detrás. Seguro que hay algo que ganar.
f t g
En el desprecio de la ambición se encuentra uno de los principios esenciales de la felicidad sobre la tierra.
f t g
¡Dios mío, líbrame de mis amigos! De los enemigos ya me encargo yo.
f t g
La civilización no suprimió la barbarie; la perfeccionó e hizo más cruel y bárbara.
f t g
Siempre la felicidad nos espera en algún sitio, pero a condición de que no vayamos a buscarla.
f t g
La ignorancia afirma o niega rotundamente; la ciencia duda.
f t g
Una de las supersticiones del ser humano es creer que la virginidad es una virtud.
f t g
Los ejemplos corrigen mucho mejor que las reprimendas.
f t g
La superstición es a la religión lo que la astrología es a la astronomía, la hija loca de una madre cuerda.
f t g
Aquel que es demasiado pequeño tiene un orgullo grande.
f t g
Yo conozco al pueblo: cambia en un día. Derrocha pródigamente lo mismo su odio que su amor.
f t g
La incertidumbre es una posición incómoda. Pero la certeza es una posición absurda.
f t g
La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás.
f t g
Cambia de placeres, pero no cambies de amigos.
f t g
Quien no tiene toda la inteligencia de su edad, tiene toda su desgracia.
f t g
El hombre actual ha nacido o bien para vivir entre las convulsiones de la inquietud, o bien en el letargo del aburrimiento.
f t g
Decimos una necedad y a fuerza de repetirla acabamos creyéndola.
f t g
La esperanza es una virtud cristiana que consiste en despreciar todas las miserables cosas de este mundo en espera de disfrutar, en un país desconocido, deleites ignorados que los curas nos prometen a cambio de nuestro dinero.
f t g
No siempre depende de nosotros ser pobres; pero siempre depende de nosotros hacer respetar nuestra pobreza.
f t g
Una mujer amablemente estúpida es una bendición del cielo.
f t g
El verdadero valor consiste en saber sufrir.
f t g
El que vive prudentemente, vive tristemente.
f t g
Yo, como don Quijote, me invento pasiones para ejercitarme.
f t g
El arte de la medicina consiste en entretener al paciente mientras la naturaleza cura la enfermedad.
f t g
Quien se venga después de la victoria es indigno de vencer.
f t g
Si Dios no existiera, sería necesario inventarlo.
f t g
Es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado.
f t g
El primero que comparó a la mujer con una flor, fue un poeta; el segundo, un imbécil.
f t g
El secreto de no hacerse fastidioso consiste en saber cuando detenerse.
f t g
Para conseguir la más pequeña fortuna, vale más decir cuatro palabras a la querida de un rey que escribir cien volúmenes.
f t g
Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y fusionan.
f t g
Hay quienes sólo utilizan las palabras para disfrazar sus pensamientos.
f t g
Ser bueno solamente consigo mismo es ser bueno para nada.
f t g
No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo.
f t g
Todos estamos llenos de debilidades y errores; perdonémonos recíprocamente nuestras tonterías: es ésta la primera ley de la Naturaleza.
f t g
Lo que llamamos casualidad no es ni puede ser sino la causa ignorada de un efecto desconocido.
f t g
El secreto de aburrir a la gente consiste en decirlo todo.
f t g
A los vivos les debemos respeto pero a los muertos solo les debemos la verdad.
f t g
Detesto lo que escribes, pero daría mi vida para que pudieras seguir escribiéndolo.
f t g
La escritura es la pintura de la voz.
f t g
El que tiene miedo de la pobreza no es digno de ser rico.
f t g
Las falsedades no sólo se oponen a la verdad, sino que a menudo se contradicen entre sí.
f t g
Calumniad, calumniad que algo quedará.
f t g
Cuando se trata de dinero todos somos de la misma religión.
f t g
No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo.
f t g
El orgullo de los mediocres consiste en hablar siempre de sí mismos; el orgullo de los grandes hombres en no hablar nunca de ellos.
f t g
Cuando el fanatismo ha gangrenado el cerebro, la enfermedad es casi incurable.
f t g
La belleza complace a los ojos; la dulzura encadena el alma
f t g
El último grado de perversidad es hacer servir las leyes para la injusticia.
f t g
A vos os corresponde destruir al infame político que convierte al crimen en virtud. La palabra político significaba, en su origen primitivo, ciudadano; y hoy, gracias a nuestra perversidad, ha llegado a significar el que engaña a los ciudadanos. Devolvedle, Señor, su antiguo significado.
f t g
No hay hombre más digno de estimación que el médico que, habiendo estudiado la naturaleza desde su juventud, conoce las propiedades del cuerpo humano, las enfermedades que le atacan y los remedios que pueden beneficiarle y que ejerce su arte.
f t g
El tiempo es justiciero y pone cada cosa en su lugar
f t g
El fanatismo es un monstruo que osa decirse hijo de la religión.
f t g
El trabajo aleja tres grandes vicios: el aburrimiento, el vicio y la penuria.
f t g
El hombre ocioso sólo se ocupa en matar el tiempo, sin ver que el tiempo es quien nos mata.
f t g
La envidia daña al mismo envidioso.
f t g
El amor es la más fuerte de las pasiones, porque ataca al mismo tiempo a la cabeza, al cuerpo y al corazón
f t g
Amistad, don del cielo, deleite de las grandes almas; amistad, cosa que los reyes, que tanto se distinguen por su ingratitud, no tienen la dicha de conocer.
f t g
Los amigos nos abandonan con demasiada facilidad, pero nuestros enemigos son implacables.
f t g
Un minuto de felicidad vale más que mil años de gloria.
f t g
Lo maravilloso de la guerra es que cada jefe de asesinos hace bendecir sus banderas e invocar solemnemente a Dios antes de lanzarse a exterminar a su prójimo.
f t g
No hay verdad que no haya sido perseguida al nacer.
f t g
El mayor infortunio del hombre de letras no es quizá el hecho de ser víctima de las intrigas y la envidia de sus colegas y el verse despreciado por lo hombres poderosos, sino el verse juzgado por los necios.
f t g
Los pueblos a quienes no se hace justicia se la toman por sí mismos más tarde o más pronto.
f t g
Toda la grandeza de este mundo no vale lo que un buen amigo
f t g
Algunos están destinados a razonar erróneamente; otros a no razonar en absoluto, y otros a perseguir a los que razonan.
f t g
Todos los hombres son iguales. La diferencia entre ellos no está en su nacimiento, sino en su virtud
f t g
Siempre nos hallamos de acuerdo en dos o tres puntos que entendemos, y discutimos sobre dos o tres mil que no entendemos en manera alguna.
f t g
La pasión de dominar es la más terrible de todas las enfermedades del espíritu humano.
f t g
Cuando el espíritu está abatido, es menester sacudirlo.
f t g
También hay fanáticos que conservan la sangre fría, pertenecen a esa clase los jueces que sentencian a muerte a los que no han cometido más crimen que el de no pensar como ellos...Las leyes y la religión, en vez de ser para ellas (las costumbres humanas) un alimento saludable, se convierten en veneno en los cerebros infectados.
f t g
Todos los razonamientos de los hombres no valen lo que un sentimiento de mujer.
f t g
Es mejor exponerse a absolver a un hombre culpable que condenar a un inocente.
f t g
Una de las mayores desgracias de las personas honestas es que son cobardes.
f t g
La parte más filosófica de las historia es hacer conocer las tonterías cometidas por los hombres.
f t g
En cierta ocasión hubo que escoger rey entre los árboles. El olivo no quiso abandonar el cuidado de su aceite, ni la higuera el de sus higos, ni la viña el de su vino, ni los otros árboles el de sus respectivos frutos; el cardo, que no servía para nada, se convirtió en rey, porque tenía espinas y podía hacer daño.
f t g
Si los pobres empiezan a razonar todo está perdido.
f t g
No siempre podemos agradar, pero siempre podemos tratar de ser agradables.
f t g
La más feliz de todas las vidas es una soledad atareada.
f t g
No vivimos más que dos días; no vale pues la pena pasarlos arrastrándose ante despreciables bribones.
f t g
Las lágrimas son el lenguaje silencioso del dolor.
f t g
Las lenguas siempre tienen veneno que propagar.
f t g
La religión mal entendida es una fiebre que puede terminar en delirio.
f t g
La tristeza es una enfermedad en la que cada paciente debe tratarse a sí mismo.
f t g
Cuando la naturaleza formo nuestra especie, nos dio unos cuantos instintos, el amor propio para nuestra conservación, la benevolencia para la conservación de los otros, el amor que es común con todas las demás especies y el don inexplicable de combinar mas ideas que todos los demás animales juntos; después de habernos dado así nuestro lote, nos dijo: ahora, arreglaros como podáis.
f t g
Al venir al mundo uno llora y los demás se alegran, es necesario morir riendo y que los demás lloren.
f t g
Es increíble y vergonzoso que ni predicadores ni moralistas eleven más su voz contra los abusos hacia los animales.
f t g
Los prejuicios son la razón de los tontos
f t g
La oportunidad de hacer mal se presenta cien veces cada día, y la de hacer bien sólo una vez en un año.
f t g
Dudar vale más que estar seguro
f t g
Cada uno va por mal camino, pero los menos imprudentes son los que se arrepienten más pronto
f t g
¡Cuántas cosas extravagantes ha hecho decir el afán de decir cosas nuevas!.
f t g
A los vivos se les debe respeto, a los muertos tan sólo la verdad.
f t g
Para encadenarlo (al pueblo) es preciso aparentar que se llevan las mismas cadenas que él.
f t g
La democracia sólo parece adecuada para un país muy pequeño.
f t g
Es mejor arriesgarse a salvar un culpable que condenar a un inocente
f t g
Las mujeres son como las veletas: sólo se quedan quietas cuando se oxidan.
f t g
Esta vida es una lucha permanente, y la filosofía es el único emplasto que podemos aplicar a las heridas que de todas partes recibimos
f t g
Ingenio, superstición, ateísmo, mascaradas, versos, traiciones, devociones, venenos, asesinatos, unos cuantos grandes hombres, un número infinito de canallas hábiles y sin embargo desdichados: he aquí lo que fue Italia.
f t g
Un falsa ciencia hace ateos; una verdadera ciencia prosterna al hombre ante la divinidad.
f t g
La virtud, estudio y la alegría son tres hermanos que no deben vivir separados.
f t g
El paraíso terrenal está donde yo estoy.
f t g
La historia de los grandes acontecimientos del mundo apenas es más que la historia de sus crímenes.
f t g
La teología me divierte: la locura del espíritu humano se muestra allí en toda su plenitud.
f t g
Cuanto más lee uno, más se instruye; cuanto más medita, más se halla en situación de afirmar que no sabe nada.
f t g
Una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento.
f t g
La naturaleza vuelve a los hombres elocuentes en las grandes pasiones y en los grandes intereses.
f t g
Debemos amar a nuestro país aunque nos trate injustamente.
f t g
Si hubiera habido censura de prensa en Roma no tendríamos hoy ni a Horacio ni a Juvenal, ni los escritos filosóficos de Cicerón
f t g
El interés no tiene templos. Pero es adorado por muchos devotos
f t g
Una justicia llevada demasiado lejos puede transformarse en injusticia
f t g
Lo esencial es estar bien consigo mismo
f t g
Piense por usted mismo y otorgue a otros el privilegio de hacer lo mismo.
f t g
El placer mayor que un hombre de bien puede tener es el de dar gusto a sus amigos.
f t g
Bajo ninguna tiranía desearía vivir, pero puestos a escoger detestaría menos la de uno solo que la de muchos: un déspota tiene siempre algún momento bueno; una asamblea de déspotas no lo tiene jamás.
f t g
Quien sirve bien a su país no necesita antepasados.
f t g
No es suficiente conquistar, se debe aprender a seducir.
f t g
Juzga más al hombre por sus preguntas que por sus respuestas.
f t g
El que después de vencer se venga, es indigno de la victoria.
f t g
La mejor manera para hacer que la gente hable bien de ti es hacerlo bien.
f t g
El fanatismo es a la superstición lo que el delirio es a la fiebre, lo que la rabia es a la cólera. El que tiene éxtasis, visiones, el que toma los sueños por realidades y sus imaginaciones por profecías es un fanático novicio de grandes esperanzas; podrá pronto llegar a matar por el amor de dios.
f t g
Es imposible, en nuestro desdichado globo, que los hombres viviendo en sociedad no estén divididos en dos clases, la una de opresores y la otra de oprimidos; y estas dos se subdividen en mil y esas mil tienen aún matices diferentes.
f t g
La inquisición, como es sabido, es una invención admirable y sumamente cristiana para hacer al papa y a los monjes más poderosos y para convertir en hipócrita a todo un reino.
f t g
Sólo es posible afirmar en geometría.
f t g
Todos los hombres tienen iguales derechos a la libertad, a su prosperidad y a la protección de las leyes.
f t g
El hombre se precipita en el error con más rapidez que los ríos corren hacia el mar.
f t g
Conviene siempre esforzarse más en ser interesante que exacto; porque el espectador lo perdona todo menos el sopor.
f t g
El que sospecha invita a traicionarlo.
f t g
El orgullo de los humildes consiste en hablar siempre de sí mismos; el orgullo de los grandes, en no hablar de sí nunca
f t g
La vida es un juego de azar
f t g
No es el amor lo que hace volverse ciego, sino el amor propio
f t g
La civilización no suprime la barbarie, la perfecciona
f t g
Es imposible traducir la poesía. ¿Acaso se puede traducir la música?
f t g
La probabilidad de hacer el mal se encuentra cien veces al día y la de hacer el bien, una vez al año.
f t g
Los estados se pierden solamente por la timidez
f t g
El no ser bueno más que para sí, es no ser bueno para nada.
f t g
El que sólo es sabio lleva una vida triste.
f t g
Un gran secreto del goce de la vida consiste en abandonar el placer, manteniendo así la posibilidad de volverlo a gozar.
f t g
Dios está siempre del lado de los batallones más fuertes.
f t g
Disfrutad de buena salud: sólo son jóvenes los que se encuentran bien.
f t g
Las pasiones son los vientos que inflan las velas del navío. Algunas veces le hacen hundirse, pero sin ellas no podrá navegar.
f t g
La única recompensa que puede esperarse del cultivo de la literatura es el desdén si uno fracasa y el odio si uno triunfa.
f t g
Todo cuanto veo a mi alrededor está echando las simientes de una revolución que es inevitable, aunque yo no tendré el placer de verla. El relámpago está tan a la mano que puede surgir a la primera oportunidad y luego se oirá un trueno tremendo. Los jóvenes tienen suerte, pues han de ver cosas magníficas.
f t g
Los hombres poseen solamente un número determinado de dientes, cabellos e ideas, y llega un momento en que se quedan fatalmanete sin dientes, sin cabellos y sin ideas.
f t g
Yo me atengo a los libros antiguos, pues siempre me enseñan algo; de los nuevos aprendo muy poco.
f t g
Si Dios no existiera tendríamos que inventarlo.
f t g
Todo el mundo conocido, excepto sólo los países salvajes, está gobernado por los libros.
f t g
La historia no es más que el registro de los crímenes y de las desgracias.
f t g
Este hombre debe ser un gran ignorante, pues a todo lo que se le pregunta da una contestación.
f t g
Los hechos y las fechas son el esqueleto de la historia; las costumbres, las ideas y los intereses son su carne y su vida.
f t g
Un rival desgraciado no es digno de odio.
f t g
Todo amor que no sea una pasión furiosa y trágica debe ser erradicado del teatro; y un amor, sea cual fuere, estaría tan desplazado en Electra como en Athalie. Vos habéis reformado la declamación; ha llegado la hora de reformar la tragedia y de purgarla de amoríos insípidos lo mismo que se ha purgado el escenario de petimetres.
f t g
Dios es un comediante que actúa para una audiencia demasiado asustada para reír.
f t g
La duda no es una condición placentera pero la certeza es absurda.
f t g
La gente busca la felicidad como un borracho busca su casa, sabe que existe pero no la encuentra.
f t g
Francia es quizá de todos los países el que más ha unido la crueldad con lo ridículo. No hay tribunal en Francia que no haya hecho quemar a muchos magos. Había en la antigua Roma locos que creían ser brujos, pero no encontraron bárbaros que los quemasen.
f t g
Comprenderéis sin esfuerzo que es absurdo mantener, por medio de delatores y verdugos, la religión de un Dios al que los verdugos hicieron perecer. Es casi tan contradictorio como acaparar los tesoros de los pueblos y de los reyes en nombre de ese mismo Dios que nació y vivió en la pobreza.
f t g
(Los judíos) Se cortan el prepucio en honor de Dios, cosa muy consecuente. Los hotentotes son más devotos: se cortan un cojón.
f t g
Nunca ha habido gobierno perfecto porque los hombres tienen pasiones; si no tuviesen pasiones, no necesitarían gobierno.
f t g
Se puede guiar a los hombres haciéndolos pensar por sí mismos, pareciendo dudar con ellos, conduciéndolos, como de la mano, sin que se den cuenta.
f t g
Los hombres están hechos de tal modo que quieren desde luego cometer el mal pero no quieren que se lo prediquen.
f t g
El sentido común no es nada común.
f t g
Trabajemos sin razonar, es el único medio de hacer la vida soportable.
f t g
Los celos cuando son furiosos, producen más crímenes que el interés y la ambición.
f t g
El deseo de agradar es al espíritu lo que el adorno a la belleza.
f t g
Una falsa ciencia hace ateos; una verdadera ciencia posterna al hombre ante la divinidad.
f t g
El divorcio probablemente se remonta a la misma época que el matrimonio. Yo creo, sin embargo, que el matrimonio es algunas semanas más antiguo.
f t g
Claro que el café es un veneno lento; hace cuarenta años que lo bebo.
f t g
Hay que saber que no existe país sobre la tierra donde el amor no haya convertido a los amantes en poetas.
f t g
La dicha no es más que sueño, y el dolor la realidad.
f t g
Los periódicos son los archivos de las bagatelas.
f t g
Nadie se da la muerte en un exceso de razón.
f t g
La razón me dice que Dios existe, pero también me dice que nunca podré saber lo que es.
f t g
En la geometría no existen sectas.
f t g
Las discusiones metafísicas se parecen a los globos llenos de aire; cuando revientan las vejigas, se observa cómo sale el aire y no queda nada.
f t g
Los males llegan volando y se alejan renqueando.
f t g
¡Cuán querida es de todos los corazones buenos su tierra natal!
f t g
El placer da lo que la sabiduría promete.
f t g
La providencia nos ha dado el sueño y la esperanza como compensación a los cuidados de la vida.
f t g
Sí, la tranquilidad es una cosa buena, pero de la misma familia que el tedio
f t g
No puedes desear lo que no conoces
f t g
Cada uno besa temblando la mano que nos encadena.
f t g
La ciencia es como la tierra; sólo se puede poseer un poco de ella.
f t g
Mal obedecen los labios cuando murmura el corazón
f t g
La perfección solamente se adquiere gradualmente. Requiere más que nada la mano del tiempo
f t g
Este mundo es una guerra en la que vence el que se ríe de los otros
f t g
Me voy acercando lentamente a ese momento en el que los filósofos y los imbéciles tienen el mismo destino
f t g
También la desesperación ha ganado muchas batallas
f t g
Quien no es más que justo es duro
f t g
Voluntad es deseo, y libertad es poder
f t g
Mal obedecer los labios cuando el corazón murmura
f t g
Todo mal viene con alas y huye cojeando
f t g
La vacilación es el más vehemente indicio de la debilidad de carácter
f t g
El pobre no es libre; en todas partes es un siervo
f t g
Lo superfluo, cosa muy necesaria
f t g
La mejor de todas las vidas es la de una ocupada soledad
f t g
El interés es el perfume del capital
f t g
Si alguna vez ven saltar por la ventana a un banquero suizo, salten detrás. Seguro que hay algo que ganar
f t g
Nuestro peor enemigo es el aburrimiento
f t g
La política mayor consiste en ser virtuoso
f t g
La historia se nutre tanto de los testimonios de los reyes como de los de sus ayudas de cámara
f t g
El hombre ha nacido para vivir entre las convulsiones de la inquietud o en la letargia del aburrimiento
f t g
El primer rey fue un soldado afortunado
f t g
Un príncipe que escriba contra la adulación es algo tan raro como un Papa que escriba contra la infalibilidad
f t g
Cuanto más feliz soy, más compadezco a los reyes
f t g
Los reyes se parecen a los maridos traicionados: nunca saben lo que ocurre
f t g
La amistad es el casamiento del alma.
f t g
Casi todo lo que se relaciona con la vida humana depende de la probabilidad.
f t g
El castigo de los criminales debe ser compulsorio; cuando a un hombre lo ahorcan no sirve para nada.
f t g
La religión y la moral ponen un freno a las energías de la naturaleza, pero no las destruyen. El borracho encerrado a medio jarro de sidra por cada comida, ya no se emborrachará, pero no por ello dejará de gustarle el vino.
f t g
Había mucha más imaginación en la cabeza de Arquímedes que en la de Homero.
f t g
En la risa hay siempre una especie de alegría que es incompatible con el desprecio o la indignación.
f t g
¡Qué cosa más pesada es llevar un nombre que se ha vuelto famoso!
f t g
El miedo acompaña al crimen y es su castigo.
f t g
La amistad es el matrimonio del alma y este matrimonio está sujeto al divorcio.
f t g
La geometría de Descartes es un método para dar ecuaciones algebraicas a las curvas.
f t g
Para alcanzar nuestros propósitos es mejor que nos dirijamos a la pasión de los hombres, y no a su razón.
f t g
No hay quien comprenda mejor las verdades de la religión que los que han perdido la facultad de razonar.
f t g
Una buena imitación es la más perfecta originalidad.
f t g
La vida es un círculo de dolores.
f t g
La pesadumbre es una enfermedad en la que cada paciente debe tratarse a sí mismo.
f t g
Cuando se ha perdido todo, cuando ya no se tiene esperanza, la vida es una calamidad y la muerte es un deber.
f t g
Todo el mundo conocido, con excepción de las naciones salvajes, es gobernado por los libros.
f t g
Mi vida es un combate.
f t g
Todo lo que se escribe es bueno, salvo aquello que aburre.
f t g
El amor propio es el instrumento de nuestra conservación. Se asemeja al mecánico de la reproducción del género humano: es necesario, nos causa placer debemos ocultarlo.
f t g
Y el rico y el pobre, el débil y el fuerte sufren igual los dolores de la muerte.
f t g
Todas las grandezas de este mundo no valen lo que un solo amigo.
f t g
Un día todo irá bien: he aquí nuestra esperanza. Todo va bien hoy: he aquí la ilusión.
f t g
El castigo de los delincuentes debería ser de alguna utilidad; cuando un hombre es colgado ya no es bueno para nada.
f t g
Hay momentos en la vida cuyo recuerdo es suficiente para borrar años de sufrimiento.
f t g
El que sospecha invita a ser traicionado.
f t g
El arte de la guerra es como la medicina, siempre causando víctimas.
f t g
No hay guerrero, por bien armado que esté, al que no pueda encontrársele el lado flaco.
f t g
El arte de lisonjear dio origen al arte de agradar.
f t g
Lo que usted afirma me parece disparatado, pero defendería con mi vida su derecho a decirlo.
f t g
Un mérito de la poesía que pocas personas negarán: dice más y en menos palabras que la prosa.
f t g
El que no posee el espíritu de su época, posee todas sus miserias.
f t g
El mundo me desasosiega, y no puedo concebir que este reloj exista sin relojero.
f t g
Apiadarse de la desdicha de los amigos está bien, pero socorrerlos está mejor.
f t g
Todos sufrimos, pero el hablar nos alivia.
f t g
Lo que es valioso no es nuevo, y lo que es nuevo no es valioso.
f t g
Un proverbio no es una razón.
f t g
Los médicos meten drogas que no conocen en un cuerpo que conocen todavía menos.
f t g
Todos vamos descaminados: el menos imprudente es quien antes llega a arrepentirse.
f t g
El exceso de placer no es placer.
f t g
¿No es vergonzoso que los fanáticos muestren demasiado interés y los sensatos no?.
f t g
Es necesario resolvernos a pagar durante nuestra vida algún tributo a la calumnia.
f t g
Desde Tales hasta los más quiméricos charlatanes no hubo ningún filósofo que influyese ni siquiera en las costumbres de la calle donde vivía.
f t g
La etimología es una ciencia donde las vocales nada son, y las consonantes, muy poca cosa.
f t g
Trabajemos sin teorizar; es la única manera de hacer soportable la vida.
f t g
La felicidad nos espera en algún sitio, a condición de que no vayamos a buscarla.
f t g
Nos hallamos de acuerdo en dos o tres puntos que entendemos, y disputamos sobre dos o tres mil que no entendemos en manera alguna.
f t g
Me satisface creer que hay muchas cosas posibles en las que no se piensa.
f t g
Toda secta es una bandera de error. No hay sectas en la geometría.
f t g
La pena tiene sus placeres, el peligro tiene sus encantos.
f t g
La naturaleza siempre ha tenido más fuerza que educación.
f t g
Todo mal llega volando y se aleja saltando.
f t g
La virtud se envilece cuando trata de justificarse a sí misma.
f t g
Desapruebo lo que dices, pero defendería hasta la muerte tu derecho de decirlo.
f t g
Los sistemas ejercitan el entendimiento, pero la fe lo ilumina y lo guía.
f t g
Todas las glorias de este mundano valen lo que un buen amigo.
f t g
El orgullo de los pequeños consiste en hablar siempre de sí; el de los grandes en no hablar de sí nunca.
f t g
Cambiad de placeres, pero no cambies de amigos.
f t g
Si no existiera dios habría que inventarlo.
f t g
Decimos una tontería y a fuerza de repetirla acabamos creyéndola.
f t g
El ateísmo es el vicio de unas pocas personas inteligentes.
f t g
Las pasiones son al gusto lo que el hambre canina al apetito.
f t g
Un capuchino decía: ¡Qué sabio ha sido Dios poniendo la muerte después de la vida! Porque si la hubiera puesto antes, no hubiéramos tenido tiempo para hacer penitencias.
f t g
Creo que el ateísmo es tan pernicioso como la superstición.
f t g
El único placer de la vida en Ginebra es que allí cada cual puede morir como le dé la gana. Hay mucha gente decente que ni siquiera llama al cura.
f t g
El hombre, nos lo han dicho muchas veces, es. Un oscuro enigma; pero ¿en qué lo es más que el resto de la naturaleza?
f t g
Hasta el día de hoy no he conocido a nadie que no haya gobernado algún Estado. No hablo desde luego de los señores ministros, que gobiernan efectivamente, los unos dos o tres años, los otros seis meses y otros seis semanas; hablo de todos los demás hombres que, a la hora de cenar o en su gabinete, exponen su sistema de gobierno y reforman los ejércitos, la Iglesia, la magistratura y las finanzas.
f t g
Mientras quemaban a un fanático que decía que era el Espíritu Santo, comentó el caballero de La Ferté: ¡Qué mala suerte tienen en esa familia! .
f t g
Los errores históricos seducen a naciones enteras.
f t g
Se ha pretendido en varios países que no le estaba permitido a un ciudadano salir de la nación en lo que el azar le había hecho nacer; el sentido de esta ley es visiblemente: este país es tan malo y está tan mal gobernado que prohibimos a cada individuo que salga, por miedo a que se vayan todos.
f t g
Pensad por cuenta propia y dejad que los demás disfruten del derecho a hacer lo mismo.
f t g

Otros autores