1. Frases
  2. >
  3. Autores
  4. >
  5. Walter Scott

Frases de Walter Scott

Frases de Walter Scott

Prolífico escritor del Romanticismo escocés. En su época fue conocido y famoso en toda Europa. Se lo considera como el primer autor con una carrera internacional. Sus novelas y sus poesías aún se leen en las escuelas de Europa, Norteamérica y Australia. Es, sin dudas, uno de los autores clásicos de la literatura inglesa.

A los tímidos y a los indecisos todo les resulta imposible, porque así se lo parece.
f t g
La venganza es el manjar más sabroso condimentado en el infierno.
f t g
El que sube una escalera debe empezar por el primer peldaño.
f t g
La parte más importante de la educación del hombre es aquella que él mismo se da.
f t g
Mira hacia atrás y ríete de los peligros pasados.
f t g
Descansar demasiado es oxidarse.
f t g
El amor propio es el más grande de todos los aduladores.
f t g
El amor y la razón son dos viajeros que nunca moran juntos en el mismo albergue. Cuando el uno llega, el otro parte
f t g
La rosa es más bella bañada por el rocío de la mañana, y el amor es más hermoso humedecido por las lágrimas.
f t g
Un abogado sin historia o literatura es un mecánico, un simple albañil de trabajo, si posee algún conocimiento de estos, puede atreverse a llamarse arquitecto.
f t g
Todos los hombres que han demostrado valer algo han sido los principales artífices de su educación.
f t g
Para el tímido y el pusilánime todo es imposible, porque así les parece.
f t g
Algo de pobreza es buena como compañía
f t g
El niño conoce instintivamente a su amigo y a su enemigo.
f t g
Una hora completa de gloriosa vida, vale más que una vida sin nombre.
f t g
La feliz combinación de circunstancias fortuitas
f t g
El infierno está empedrado de buenas intenciones.
f t g
La biografía es quizás, la más interesante rama de la composición.
f t g
El amor es lo más sublime cuando se envuelve en llanto.
f t g
¡En qué poca cosa se convierten los reyes de la creación bajo un acceso de fiebre o un ataque de bilis!
f t g
Los gatos son misteriosos; pasa más por su mente de lo que nunca podríamos imaginarnos.
f t g
El orgullo de madre, la alegría de padre.
f t g
Ven el viento venir, cuando caen los árboles del bosque. Ven las olas venir, cuando se hunden los navíos.
f t g
Randolph, tu corona ha perdido una rosa.
f t g
Manten el corazón y la cerveza negra siempre a mano.
f t g
Al igual que el rocío en la montaña, al igual que la espuma en el río, al igual que la burbuja en la fuente, eres pasado, ¡y para siempre!
f t g
Una persona perezosa es un reloj sin agujas, siendo inútil tanto si anda como si está parado.
f t g
El egoísta construye sobre él los principios de la vergüenza y la culpabilidad.
f t g
El que lee mucho intentará algún día escribir
f t g
Dios hizo el campo, y el hombre la ciudad.
f t g
El dolor es, él mismo, una medicina.
f t g
Un millón por aquí, un millón por allá, demasiado dinero para ser legal.
f t g
El que nunca tuvo miedo no tiene esperanza.
f t g
Evitad las decisiones desesperadas; pasará el día más tenebroso si tenéis valor para vivir hasta el día siguiente.
f t g
La ciencia es orgullosa por lo mucho que ha aprendido; la sabiduría es humilde porque no sabe más.
f t g
La ciencia y la sabiduría, lejos de ser una misma cosa, no tienen entre sí a menudo conexión alguna.
f t g
Seguir estúpidos precedentes y parpadear con los dos ojos es más fácil que pensar.
f t g
Lo que más irrita a los orgullosos es el orgullo ajeno.
f t g
La guerra es un juego que los reyes, si sus súbditos fueran inteligentes, no jugarían jamás
f t g
Lo que más irrita a los orgullosos es el orgullo de los demás
f t g
Nunca dejes que desaparezcan las fantasías, las vacaciones nunca son en el hogar
f t g
La ciencia y la sabiduría, lejos de ser una misma cosa, no tiene entre sí a menudo conexión alguna.
f t g
¡Oh! Santo temeroso ¡anímate! Las nubes que tanto temes, llenas de misericordia están y sobre ti bendiciones derramarán.
f t g
Su mente, su reino y su ley.
f t g
Se baja por la ambición y la sed de alabanza.
f t g
El hombre puede expulsar a la compasión de su corazón, pero Dios nunca lo hará.
f t g
Fanatismo, el falso incendio de las mentes sobrecalentadas.
f t g
Aunque la paz es un logro, es el interés el que mantiene la paz.
f t g
Palabras impregnadas con fuego celestial.
f t g
La solemne niebla, significativa y movediza. El tonto con los jueces, entre los tontos un juez.
f t g
La felicidad depende, como muestra la naturaleza, menos de las cosas exteriores y más de las interiores.
f t g
La libertad tiene mil encantos para dar que los esclavos no conocen.
f t g

Otros autores